Geles energéticos ¿de verdad necesito ese “chute”?

Si no tienes claro que sea bueno ingerir tal dosis de azúcares, despejamos las dudas de su salubridad y su utilidad
Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com -
Geles energéticos ¿de verdad necesito ese “chute”?
Geles energéticos ¿de verdad necesito ese “chute”?

Esta pregunta es un clásico entre muchos bikers que están empezando en esto del Mountain Bike. Desde un punto de vista “romántico” o naturista, es cierto que los geles pueden parecer como algo muy artificial e innecesario. Como en todo, lo importante es informarse al respecto para saber si los geles son útiles, si son dañinos o si son necesarios.

Está claro que alrededor de la nutrición en general y también en la nutrición deportiva hay mucho marketing y muchos mensajes dudosos que los fabricantes usan para vender sus productos. Por este motivo, no es fácil discriminar entre los productos que realmente son recomendables y cuáles no.

Entremos en materia. ¿Qué es un gel? Un gel es un producto que básicamente lleva azúcar y agua envasado en un blíster. Siendo más específicos, lo que suelen llevar son 2 o 3 tipos de azúcares que facilitan su absorción en el estómago. Además, algunas marcas añaden sodio (sal) y algún que otro mineral más. Otras marcas también añaden vitaminas e incluso cafeína a sus geles.

Respondiendo a la pregunta sobre si son buenos o malos los geles diremos que, si los tomamos en mitad de una ruta, van a ser buenos desde el punto de vista energético: vas a estar suministrando gasolina a tus músculos. Cuando estamos pedaleando, el músculo está consumiendo azúcar (glucosa) continuamente. Si la ruta es larga y/o intensa, este suministro de glucosa se termina igual que el depósito de gasolina de nuestro coche. En este caso, suministrar azúcar en forma de gel es una forma de tener más energía para pedalear y cansarnos menos.

Publicidad

En este sentido, este “chute” de azúcar es precisamente lo que el cuerpo nos está pidiendo: energía muscular. Además de azúcar, suministrar sodio durante el ejercicio también está demostrado que ayuda a mantener un correcto equilibrio, y por lo tanto, es bueno que los geles lleven algo de sodio.

“Los geles se asimilan más rápido, y hacemos trabajar menos al estómago”

Ahora bien, ¿son imprescindibles? Claro que no. En vez de geles, en tus rutas, puedes usar comida rica en hidratos de carbono como por ejemplo: plátanos, pasas, dátiles, higos, membrillo, sandwiches de mermelada, galletas  e incluso chocolatinas. Las barritas, en este caso, también serían otra alternativa. Ahora bien, los geles, por su estudiada composición, se asimilan más rápido, es decir, hacemos trabajar menos al estómago y el azúcar llega antes a los músculos que están pedaleando. Pero en el fondo, el cuerpo lo que necesita son hidratos de carbono (azúcares) para seguir pedaleando con fuerza.

En términos prácticos, los geles nos aportan una serie de ventajas:

1.Ocupan y pesan poco.

2.No hay que prepararlos ni elaborarlos.

3.Son fáciles de comer en marcha, sin parar.

4.No se estropean ni se aplastan.

En resumen: puedes estar totalmente tranquilo si decides tomar geles, ya que no te van a perjudicar en ningún caso siempre y cuando estés haciendo una salida exigente en la que haya cierto nivel de fatiga. Para un paseo está claro que no hace ninguna falta tomarse un gel. No obstante, si tu paladar prefiere un plátano o unas galletas pues perfecto también. Ya es una elección tuya.

Texto: Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

 

 

Publicidad
También te puede interesar

No cabe duda que el mejor suplemento que existe es un correcto uso de los hidratos de carbono, ya que son la gasolina que el músculo consume en cada pedalada que damos. Todos los demás nutrientes o productos que se ofrecen en el mercado no tienen ni la mitad de los beneficios que podemos obtener si hacemos una buena gestión de los azúcares que comemos. Veamos cómo hacerlo.

Cualquier biker que se precie alguna vez ha tenido el placer de ser visitado por el “hombre del mazo”, también conocido como pájara. Este simpático señor suele aparecer en el momento más inoportuno: justo cuando quedan 3 ó 4 km para acabar la última e interminable subida del día. Pero hay unos trucos para evitar que este indeseable aparezca cuando vamos en nuestra bici.

Te recomendamos

Una labor de equipo en todos los frentes culminada con éxito tras ocho jornadas frené...

Uno de los cascos integrales referentes del mercado estrena nuevas tecnologías para m...

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Si nos referimos a cuerpo humano y su biomecánica, el Core se sitúa en la zona media ...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...