Consejos de madre para este verano

¿Os pasa también a vosotros? En invierno claro… hace demasiado frío. Y es que en verano… menudo calor macho… Atento a estos sabios consejos para no dejar la bici aparcada en los meses más cálidos.
Jorge López -
Consejos de madre para este verano
Consejos de madre para este verano.

Es obvio que no todo se basa en llevar prendas con el mayor índice de ventilación posible. De nada sirve todo esto si salimos a las 15:00 a montar en bici, sin agua y por una llanura sin sombras. Las siguientes recomendaciones son en el fondo garantías para no lastimar nuestro organismo y sobre todo para disfrutar aunque el sol derrita nuestros pensamientos.

» Ante todo sentido común. Todos hemos cometido fallos que sin duda eran previsibles. Un pequeño repaso mental a tu ruta y un rápido estudio de lo que te hará falta es un buen comienzo para un buen fin.

» Si vas a transitar una nueva ruta asegúrate primero de los puntos donde podrás conseguir agua. Aun así no es mala idea llevar dos bidones en lugar de uno. También puedes usar bidones de 750 ml en lugar de los habituales de 500 ml aunque lo mejor es un Camelbak, con sus 2 o 3 litros.

» Si tu salida en bici es superior a las dos horas considera reponer también sales minerales, con el calor perdemos mucho líquido y en consecuencia electrolitos. Beber sólo agua disminuye el nivel de sodio, lo cual puede provocar mareos, calambres y en último término hiponatremia.

» El protector solar es básico para nuestra exposición al sol, no descubrimos nada nuevo. Pero la bici reporta en ocasiones una falsa sensación de fresco debido al aire que nos alivia y no notamos los efectos nocivos del sol hasta que son irreversibles. Crema siempre.

» Las horas centrales del día son las menos recomendables para la práctica del deporte de intensidad. Trata de salir por la mañana con "la fresca" o por la tarde cuando el calor amaine.

»Tampoco es recomendable someter a nuestro cuerpo a esfuerzos intensos en los días más calurosos. El calor agota sobremanera, aprende a gestionar la fatiga y no te fuerces en días que superen los 27º C

» Si tienes la posibilidad de elegir siempre será recomendable ir por caminos que tengan algo de sombra. A nosotros nos gusta perdernos entre pinares cuando el calor aprieta.

» Empápate la cabeza. Si encuentras alguna fuente en tu camino humedece el 'coco'. Hazlo de manera progresiva y evita los cambios bruscos de temperatura, pero recuerda que el agua es un gran aliado en la lucha contra el calor. Incluso una gorra muy fina (como las de los ciclistas de carretera) puede ayudar a mantener la cabeza refrigerada.

» La ropa clara es la más adecuada para el verano, ante todo evita las prendas negras a no ser que éstas sean muy ventiladas.

» Nunca te pares al sol. Nuestro cuerpo en la bici es como el motor de un coche, con el movimiento se refrigera, cuando paramos sufre un sobrecalentamiento. Si queremos parar a descansar o tenemos que arreglar un pinchazo, siempre sombra.

» Un mayor nivel de sudoración puede provocar rozaduras en la piel por la fricción de las prendas. Existe vaselina específica para zonas como ingles o axilas si fuera necesario. Siempre debemos prestar atención a las costuras interiores cuando compramos ropa de bici.

» Aunque la ropa técnica transpirable específica no resulta en ocasiones barata no pienses en ella como un gasto, es más bien una inversión para garantizar la comodidad. La elección de cada uno sobre este aspecto es personal, pero los calcetines convencionales, las camisetas de algodón o un bañador no son en absoluto recomendables.

» A veces es tentador ir sin camiseta, incluso con unas chanclas (aunque estas sean cerradas) pero tanto por los efectos del sol como por la posibilidad de una caída desaconsejamos completamente este tipo de prácticas.

» ¿Y una ruta nocturna? La época estival nos brinda temperaturas suaves también durante la noche. ¿Alguna vez has hecho una ruta nocturna? A nosotros nos encantan. Equípate con una buena luz y descubre sensaciones nuevas.

» El estrés térmico es un concepto que afecta mucho a nuestro cuerpo. No estamos igual de habituados al calor el 30 de junio que el 15 de agosto. La aclimatación es algo a tener en cuenta. Sobre todo en los primeros compases del verano, que tus rutas no superen la hora y media.

» Por último un consejo para mantener en buen estado nuestro material. El sol degrada mucho las fibras de las prendas, nunca las seques (menos aún las zapatillas) directamente al sol. En la medida de lo posible no eches a lavar la ropa sin haberla aclarado previamente con agua (salvo que la laves de inmediato). Ser cuidadosos con la bici, el casco, las zapatillas y la equipación alargará su vida útil.


 VER:  Qué ropa necesito para combatir el calor

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...