Lubricar la tija telescópica: cómo hacerlo

Al igual que las horquillas de suspensión, puede ayudar a su suavidad de acción e incluso prolongar la vida de la tija

Iván Mateos

Lubricar la tija telescópica: cómo hacerlo
Lubricar la tija telescópica: cómo hacerlo

Si empiezas a notar que a la tija telescópica le cuesta algo más bajar, que es como si hubiera más fricción inicial, sin duda es el momento de tomar cartas en el asunto, con un lubricado para hacer más suave la bajada y subida, y evitar degradación de la superficie móvil.

De hecho, en la mayoría de tijas puedes levantar el collar del guardapolvos para hacer una limpieza y engrase. Es muy sencillo, sólo hay que desenroscarlo, limpiar debajo y aplicar un aceite con Teflón, que tiene propiedades altamente deslizantes, para recuperar la suavidad de acción.

En el caso de algunos modelos (la mayoría) que tienen un funcionamiento por cartucho hidráulico cerrado el desmontaje puede ser completo para acceder a todo el interior, ya que el aceite no se va a derramar y esto conviene hacerlo tras la aparición de los primeros síntomas o al menos un par de veces al año.

Instalación de una tija telescópica de guiado interno.

Relacionado

Instalación de una tija telescópica

En este caso el fabricante recomienda una inserción mínima de 80mm y un par de apriete máximo del cierre de 6-7 Nm

Relacionado

Tu tija telescópica no va fina: Puede ser por el apriete

¿Puedo montar tija telescópica?

Relacionado

¿Puedo montar tija telescópica?