Vídeo: Giant Trance X Advanced E+

La Trance x representa una de las bicis más equilibradas y todo-poderosas de Giant y de su segmento, tanto en versión muscular como en esta E+ eléctrica nueva de carbono. con el añadido de las suspensiones Live Valve de Fox ahora alcanza un nivel privilegiado en cuanto a rendimiento.

Héctor Ruiz // Fotos acción: JCD FOTOGRAFÍA - Fotos estudio: César Cabrera

https://www.youtube.com/watch?v=KFo1_DTVeBs

¿Tienen sentido unas suspensiones electrónicas y con bloqueos automáticos en una eMTB? Esta pregunta la ha respondido Giant con contundencia en la nueva Trance Adv E+, en la que no solo estrenan un nuevo cuadro de carbono más ligero, con las suspensiones Live Valve de Fox, sino que además han pulido varios detalles para convertirla en una de las bicis eléctricas de Trail de referencia.

DSC00955
Reto superado. Giant ha puesto sus mejores cerebros a trabajar para desarrollar un cuadro de carbono de mucha calidad y muy equilibrado.

Geometría ágil, cómoda y ajustable. Una bici con mucho margen para exprimir la montaña.

 

ADELGAZA 2 KILOS

Giant ha partido del modelo Trance X E+ de aluminio estrenado hace un año para desarrollar esta nueva versión de carbono, de manera que sigue manteniendo 140 mm de recorrido trasero, 150 mm en la horquilla y ruedas de 29”, y ahora con un peso bastante inferior. Para dar vida a este nuevo cuadro se ha partido de una técnica llamada por Giant como Modified Monocoque Construction, con la que logran construir todo el tiángulo delantero de una pieza, incluyendo todas las formas supercomplejas de la cuna del motor y todos los tubos que lo rodean.

La potencia del motor ha aumentado hasta los 85 nm, que se suman a un peso global más reducido que en las versiones de aluminio.

Suena fácil y algo que ya hemos escuchado muchas veces en otro tipo de bicis, pero cuando se trata de una eMTB y desmontas el motor -algo que tuvimos que hacer para instalar la funda de la tija telescópica, con la que tuvimos un fallo al inicio- y observas todos los recovecos que presentan las entrañas del cuadro, entiendes que es un reto mayor y no al alcance de cualquiera. De hecho, para tener un control absoluto del proceso de producción, Giant fabrica este cuadro a mano en sus instalaciones, tal y como hacen con otros modelos de carretera y montaña enfocados al máximo rendimiento.

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (11)
En su cuna. El amortiguador queda envuelto por bieleta arriba y por la cuna del cuadro abajo, donde se llega a acumular un poco de agua si no tenemos cuidado. Esta zona del cuadro es una de las más complejas y se ha aprovechado el espacio al máximo, buen trabajo de Giant.

En el basculante trasero también encontramos la construcción de una pieza, al igual que en la bieleta superior del sistema Maestro. Si se ha “complicado” así la vida Giant ha sido precisamente para aligerar el cuadro todo lo posible, y logrando unas cifras de en torno a 2 kg menos que en la versión equivalente de aluminio. Menos peso en una eléctrica siempre es sinónimo de más autonomía en rutas de larga distancia, además de una agilidad muy buena, algo que hemos podido comprobar en esta bici.

 

A SU MANERA

Giant se mantiene fiel a Yamaha para el desarrollo del motor SyncDrive Pro, que se ha llevado un paso más lejos aún que en las versiones precedentes y en él han aumentado el par máximo a 85 Nm (antes 80 Nm). Y se ha logrado reducir en dimensiones, con lo que ahora la zona del pedalier es más compacta que en otros modelos de Giant y no sobresale tanto hacia abajo, algo que hemos agradecido a la hora de enfrentarnos a zonas muy ténicas y pedregosas, donde no sufrimos tanto por posibles golpes. Este motor viene acompañado de toda una serie de perféricos también desarrollados por Giant, y destaca que en esta bici se ha prescindido de display. En cambio, tal y como hemos visto en otras eléctricas, especialmente en las de categoría ligera donde se trata de reducir el impacto visual “eléctrónico”, cuenta con un pequeño bloque de luces LED integrado en el tubo superior del cuadro (llamado RideControl Go), que nos indica modo de asistencia y el estado de la batería. Este tiene un botón, el de encendido, que nos permite además modificar la asistencia, de manera que, si queremos, podemos prescindir del mando remoto. Y también podemos conectarlo con otro Display más convencional -no incluido- en caso de que quiséramos tener una pantalla con más datos.

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (15)
Menos es más, el motor SyncDrive ahora ha adelgazado un poco su “panza”, con lo que no llama tanto la atención visualmente ni nos entorpece para pasar algunos obstáculos. Pesa solo 2,7 kg.

El mando remoto, RideControl Ergo 3 en el argot de Giant, destaca por ser bastante minimalista para pasar desapercibido y por un diseño que podemos usar indistintamente en cada lado del manillar -aunque en el lado izquierdo es donde mejor encaja-. Incluso tenemos la opción de poder instalar dos mandos iguales, uno en cada lado, para poder tener el doble de funciones remotas, algo que podemos personalizar desde la App RideControl.

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (10)
RideControl GO, el display tiene un botón táctil plano, sin relieve, por lo que si no estamos mirando cuesta adivinar si lo estamos pulsando o no.

 

625 WH MUY APROVECHABLES

La alimentación de toda la electrónica y del motor corre a cuenta de la batería EnergyPak Smart con 625 Wh (ampliable con la batería externa de 250 Wh). Una cifra que ya empieza a no sonarnos tan sorprendente, teniendo en cuenta que ya encontramos otras bicis en el mercado que superan los 700 Wh e incluso más, pero que, si valoramos las características de la bici en conjuto, vemos que estamos ante ua cantidad más que suficiente. Ofrecer una cantidad de kilometros que podemos recorrer con ella es algo tan relativo y poco generalizable que no vadría para extraer muchas conclusiones. Como aproximación, una ruta de unos 40 km con unos 1.000 m de desnivel combinando mucho sendero con algo de pista, nos ha consumido en torno a un 40%-45% de la batería cuando lo hemos hecho usando el modo ECO, un par de luces LED del display. Si recurrimos a los modos más potentes, en una ruta similar llegamos a casa con dos o una raya de batería en el display, dependiendo de si hemos ido más tranquilos y “tirando de motor” o con un pedaleo más alegre y con más esfuerzo por nuestra parte.

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (7)
Ergo 3, el nuevo mando minimalista ocupa poco espacio en el manillar. Aun así, los puños son muy largos y cuesta encontrar el alcance perfecto a todos los mandos.

El modo más potente, Power, llega a cuadruplicar la fuerza que imprimimos a las bielas, amortizando a tope sus 85 Nm, con lo que, al final, no lo usamos mucho. Además, a través de la App se puede configurar el empuje de cada uno de los modos, con lo que si nos lo proponemos, podemos ser conservadores y alargar mucho la batería. También destaca el modo Smart Assist, el que se sale por defecto cuando encendemos el motor, y que ajusta la asistencia de forma automática en función de cuánta fuerza hacemos sobre los pedales, aumentándola proporcionalmente (asume que necesitamos más ayuda del motor para superar un obstáculo o rampa).

La comodidad del Live Valve y su mejor aprovechamiento de la asistencia convierten a la Trance X ADV E+ en una de las eMTB más avanzadas tecnológicamente.

La hemos probado y realmente funciona como Giant afirma, con incrementos y disminuciones de potencia progresivos y sin tirones, una sensación muy natural. Hay que tener en cuenta que, si vamos fuertes, al responder con más potencia, no es muy conservadora en cuanto a consumo, con lo que nos podemos encontrar que nos “comemos” la batería antes de lo esperado. Nuestro consejo sería usarlo principalmente en recorridos que ya concemos y usar modos más ahorradores en rutas desconocidas.

DSC00903

 

AUTOMÁTICA

Aunque si algo deja muy buen sabor de boca en la Trance Advanced E+ es el comportamiento de las suspensiones Live Valve, que realmente también colaboran a que no desperdiciemos energía del pedaleo a través del movimiento de las suspensiones. Vale, no estamos ante una bici de competición de XC o maratón y la eficacia de pedaleo no es tan crucial como lo sería en una de estas, pero estamos acostumbrados a ver bikers que montan en bici eléctrica y no utilizan los bloqueos, muchas veces porque sus bicis ni siquiera los tienen, con lo que hay mucho movimiento parásito de las suspensiones -más aún cuando la bici es pesada como ocurre en una eBike de largo recorrido-. ¿Qué sucede aquí? Que de la misma manera que en una bici muscular estaríamos desperdiciando potencia de nuestras piernas, en una eMTB derrochamos la energía de nuestras piernas y sobre todo del motor, restando autonomía. No es una diferencia abismal de kilometraje, pero puede suponer la diferencia entre tener que “arrastrarte” hasta casa totalmente vacío o llegar cómodamente y con tiempo de tomar una cerveza o un refresco. Si alguna vez te ha pasado lo primero, sabes a qué me refiero.

Tres montajes y dos de ellos con suspensiones Live Valve, desde 6.399 €

Aunque en la Trance X ya tenemos por sí mismo un pedaleo bastante bueno gracias al sistema Maestro, con el Live Valve además se convierte en una plataforma técnicamente perfecta, que te permite pedalear incluso a cadencias muy altas o en el lado opuesto, muy bajas y perezosas (el motor SyncDrive asiste con fuerza desde muy abajo) sin notar vaivenes de ningún tipo, algo poco habitual en estas bicis.

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (16)
Solucionado, el cableado entre la bieleta del sistema Maestro y la vaina, interno en ambos, tiene una transición bastante directa y protegida por un carenado de plástico. Latiguillo del freno, sensor de velocidad del motor y sensor del Live Valve, esos son los tres cables que ves.

Y como es configurable a través de la App de Fox, podemos seleccionar el tipo de funcionamiento que mejor se adapte a nuestras preferencias y terrenos por los que montamos, pudiendo seleccionar entre modos que tratan de permanecer bloqueados más tiempo a otros que tratan de dar prioridad a la tracción y absorción total. Como esta tecnología realmente requiere de poquísima energía eléctrica para funcionar, su consumo queda compensado con creces con sus ventajas. Y eso por no hablar de la comodidad que nos da poder pedalear por cualquier terreno sin preocuparnos de si hemos desbloqueado o no, tan solo damos pedales y “nos tiramos” por todos los senderos que encontramos. Lógicamente su contrapartida es la mayor complejidad a nivel del cableado que se suma al propio de la bici y sus componentes eléctricos (mirando la parte delantera de la bici se aprecia un poco de caos), y su precio, que lo limita a estar montado en un modelo de alta gama. Aunque como novedad Giant también equipa estas suspensiones en el segundo modelo de la familia (7.299 euros) con lo que más usuarios podrán disfrutar de su funcionamiento.  

Estudio Giant Trance X Advanced E+ 0 (32)
Discreto. Aunque es cierto que hay puntos en los que el cableado llega a llamar mucho la atención, otras como la puntera presumen de un diseño bastante elegante e ingenioso, con los sensores muy bien integrados.

 

Lo mejor: Construcción del cuadro. Comportameinto suspensiones. Geometría equilibrada.

A mejorar: Cableado complejo. Solo 3 montajes. Discos de freno muy sencillos.

 

PUESTA A PUNTO: MUNDO SETTINGS

La conectividad con el Smartphone supone algo casi imprescibble en las nuevas tecnologías, algo que queda reflejado en esta Giant. Y no solo por el hecho de poder configurar el nivel de asistencia en cada uno de los modos del motor (imagen 1) o por poder configurar otros aspectos como la función del mando remoto en caso de que montemos más de uno. En esta bici será también imprescindible familiarizarse con el funcionamiento del Live Valve de Fox para poder sacar el máximo partido a sus suspensiones electrónicas y automáticas. Como siempre, contamos con las cinco posiciones prefijadas por Fox (4, realmente la quinta es el modo abierto) para adaptar su respuesta a un uso más eficiente o más cómodo y recreativo (imagen 2). A diferencia de las bicis musculares con esta tecnología, donde podemos cambiar de modo con el botón de la centralita, en la Trance X Adv E+ no tenemos ningún botón con el que interactuar, todo funciona a través de la App.

Imagen 1

En lo que se diferencian principalmente estas cinco posiciones es en el tiempo que el hidráulico permance abierto tras detectar movimiento, de manera que en las posiciones de mayor rendimiento se cierra y bloquea con mayor rapidez mientras que queda más tiempo abierto en las posiciones más cómodas, a la espera de absorber sin dificultad los baches posteriores. En todas las posiciones no obstante podemos regular en 5 puntos la sensibilidad de suspensiones (imagen 3), es decir, la fuerza y velocidad del impacto que va a necesitar para comenzar a funcionar.

DSC01034

 

FICHA TÉCNICA

Sin título 1

Cuadro Carbono Advanced. Recorrido 140 mm. Amortiguador Fox Float X Factory Live Valve. Horquilla Fox 36 Factory Live Valve, 150 mm. Motor SyncDrive Pro, 85 Nm. Batería EnergyPak Smart 625 Wh. Display RideControl Go. Pedalier Praxis Performance Carbon e-crank. 36 d. Cambio Shimano Deore XT. 12v. mando cambio Shimano Deore XT. cassete Shimano M7100, 10-51d. Cadena KMC e.12 Turbo. Frenos Shimano Deore XT M8120. Discos 203 mm. Dirección Semi-integrada. Potencia Giant Contact SL 35. Manillar Giant Contact SLR 35 Carbon. 780mm. Puños Giant Tactal Pro-E. Sillín Giant Romero SL. Tija sillín Giant Contact Switch. 30.9 x 150 mm. Ruedas Giant e-TRX 29”. Neumáticos Maxxis Assegai 29x2.6” EXO, 3C MaxxTerra/Dissector 29x2.6” EXO+, 120tpi 3C. Peso 23,030 kg (talla M, sin pedales). Tallas S, M, L y XL. Precio 8.399 €.

Archivado en:

Nueva Giant Trance 2022

Relacionado

Nueva Giant Trance 2022

Giant Anthem 16 años de historia

Relacionado

Historia de la Giant Anthem: así ha evolucionado

Vídeo: Probamos la Giant Anthem 2022

Relacionado

Vídeo: Probamos la Giant Anthem 2022

Nuestros destacados

Lo más leído

Lo más leído