¿Cannondale Topstone o F-Si? Gravel vs. XC

¿Doble o rígida?, ¿100 o 120 mm?, ¿Y por qué no una de menos recorrido aún?... cuando parecía que muchas de nuestras dudas estaban algo resueltas (o al menos encaminadas), de repente… llegaron ellas: las bicis de Gravel. Comparamos la Topstone Carbon tope de gama con la Fsi, la reina del rendimiento de Cannondale para averiguar si se parecen más de lo aparente.

Héctor Ruiz // Fotos: César Cabrera

Cannondale Topstone, ¿cuánto te gusta el gravel?

La evolución de las bicis de XC ha provocado que su potencial en el plano bajador y en todo tipo de recorridos técnicos haya crecido hasta el punto de “comerse” a bicis de mayor recorrido de suspensiones. Tanto que incluso en recorridos más rodadores, compactos y sencillos estas bicis funcionan perfectamente, pero quien ha montado en una bici de XC de los 90 y los 2.000 sabe que no se muestran tan agresivas como antaño, cuando montábamos con neumáticos de balón estrecho, manillares que ahora serían ridículos y potencias de longitudes que ya no se montan casi ni en carretera, con una posición de ataque adelantada que pedía guerra en cada centímetro del camino. La sensación de velocidad, de ir al límite y a veces incluso “colado de más” en algunos caminos, tenía un gran encanto que quizás se ha perdido un poco.

Hablando claro, las bicis de ahora pueden llegar a resultar excesivas, por eso hay muchos bikers que ven todos estos avances con un poco de recelo.  Y aquí es donde las bicis Gravel, ahora más que hace unos años, vienen a recuperar esas sensaciones de catapulta sobre ruedas, mezclándolo con ciertos rasgos de bici de carretera y de aventura. Y con ello llegan nuevas dudas: ¿pueden llegar a sustituir las Gravel a algunas Mountain Bikes?, ¿es suficiente una Gravel en los terrenos por los que me muevo?, ¿tiene sentido una Gravel con suspensión?, ¿me puede llegar a gustar más la Cannondale Topstone que la F-Si?

Continúa leyendo….

Cannondale F Si (6)
Las velocidades medias son próximas entre ambas, aunque la Topstone tiene un carácter algo más relajado.

A PRIMERA VISTA

Comparar estas dos bicis podría parecer una estupidez. Pero cuando montas en cada una de ellas y comparas, ves que comparten características: ambas son ligeras, ruedan bien y escalan bien. Las dos nos permiten sacar todo el veneno que llevamos dentro si la situación se pone tensa (piques con los compañeros, rutas con segmentos de Strava en la lista de favoritos, ese día que te has levantado con las piernas frescas…). Las dos tienen un sistema de filtraje de vibraciones y baches en sus triángulos traseros. Y ambas tienen una Lefty. Pero también son muy distintas en sus ideales. Y quizás lo que voy a decir ahora contradiga las expectativas: la F-Si es una bici de carreras y como tal se comporta, mientras que la Topstone es una bici con un rango de objetivos más amplio, especialmente hacia el lado de las travesías de varios días, aventuras y el Bikepacking. Por ello encontramos grandes diferencias en lo que ofrecen: en la F-Si todo está pensado para los circuitos de Copa del Mundo, con medidas a medio camino entre pedalear entregados al máximo y lograr una gran estabilidad en los descensos, con un minimalismo muy elevado y un peso del cuadro muy ligero. En cambio, en la Topstone no encontramos una geometría o unas medidas enfocadas en la competición –no es una bici de carretera y aquí queda patente-, sino que se ha pretendido lograr una posición algo más cómoda y recogida.

De hecho, llama la atención que el cuadro es aparentemente grande, pero cuando nos subimos vemos que el manillar no queda nada lejos, sino que agarrados a los escaladores llevamos una posición que aporta mucho control de la rueda delantera. Mientras en la F-Si el sloping es muy marcado, para hacer que sea muy ágil, en la Topstone es todo lo contrario. Es así porque esta segunda está preparada para dejar suficiente espacio para las bolsas de Bikepacking, algo fundamental en esta bici. Lo mismo sucede con los anclajes de portabidón, pasando de los dos habituales de la F-Si hasta cuatro en la Topstone.

Cannondale F Si (5)

¿CUESTIÓN DE PESO?

Otro aspecto que contradice la expectativa, en apariencia, es el tema del peso. Seguro que esperas que la bici de Gravel, al estar próxima a una de carretera, tenga un peso más ligero que su hermana de MTB. Pues la realidad es que la F-Si tiene un peso 700 g inferior, con una cifra de tan solo 9,010 kg, mientras que la Topstone detiene la báscula en 9,710 kg. No se trata de un error, sino de que, siguiendo con el argumento de antes, la F-Si está pensada para las necesidades de la competición, por lo que su cuadro está aligerado al máximo, con un peso de 900 g. La Topstone al estar preparada para portabultos, guardabarros y múltiples portabidones, requiere de más puntos de refuerzo en muchos de sus tubos que no encontramos en la F-Si. Algunos componentes como el sillín, más cómodo y mullido en la Topstone, o su manillar y mandos SRAM Force AXS más complejos, añaden gramos extra. Y en ambos cuadros encontramos una gran diferencia en sus triángulos traseros. La F-Si cuenta con el sistema SAVE para filtrar vibraciones, en el que el laminado de carbono unidireccional en tirantes-vainas y en el tubo de sillín está pensado para que pueda dibujar cierta flexión vertical que minimiza la sequedad de los baches y golpes. Partiendo de este sistema Cannondale ha desarrollado la micro-suspensión KingPin en la Topstone. En resumen, funciona de la misma manera que el SAVE, con la gran diferencia de que cuenta con un punto de articulación entre tirantes y tubo de sillín, lo que hace que se convierta en una trasera de auténtico “Softail”, ofreciendo unos 30 mm milímetros de movimiento trasero. Este sistema y su pivote elevan unos gramos el peso del cuadro. En total el de la Topstone Carbon pesa unos 200 g más (según la marca) que el de la F-Si.

Cannondale F Si (7)

OCHO Y OLIVER

Ambas tienen una horquilla Lefty, con 100 mm en la Ocho de la F-Si y tan solo 30 mm en la Oliver de la Topstone. La principal diferencia a nivel de comportamiento es que la Ocho, tiene ese tacto suave y con la capacidad de tragarse los obstáculos envidiables que caracteriza a las Lefty, con una muy buena plataforma de pedaleo, además de su gran rigidez (por raro que parezca). Su prima Oliver además de tener solo 30 mm, cuenta con una resistencia inicial muy elevada, tanto que cuando la intentas comprimir en parado parece que está bloqueada. Rodando casi no vas a notar vaivén incluso pedaleando de pie. Parece que no funciona o que te has pasado por mucho con la presión. Pero contra todo pronóstico, las ondulaciones le hacen comprimirse y además con una curva de progresividad muy acentuada, tragándose los baches y escalones. Son solo 30 mm, pero marcan una gran diferencia con una bici de Gravel con horquilla rígida. No parece que se necesite más gracias a lo estudiado de su curva de progresividad. Y es bloqueable si queremos ese tacto de piedra al escalar algún puerto por carretera.

Cannondale Topstone (4)
El balón de 47c no es de los más habituales, generoso hasta el punto de recordarnos a muchos neumáticos de MTB con anchos de alrededor de 1,9” que hemos montado en otros tiempos.

Lo mejor: Equlibiro rapidez-comodidad. 100% preparada para Bikepacking. 

Cannondale Topstone (5)
La Lefty Oliver Carbon viene con esta palanca tan práctica para liberar la pinza de freno cuando tenemos que sacar la rueda. Rápido y muucho más cómodo que el sistema actual de las Lefty Ocho.
Cannondale Topstone (2)
Uno de los muchos anclajes para portabidón, por delante del pedalier. El plato que montan las bielas SRAM Force es de 40 dientes, el casete un X.0 Eagle 10-50.

 A mejorar: Neumático trasero demasiado Slick. Color único.

Cannondale Topstone (3)
El manillar HollowGram SAVE SystemBar de Cannondale tiene ese punto aero que gana terreno en la actualidad en prácticamente todos los tipos de bici. Incluye en soporte para Garmin de serie, desmontable si no lo queremos llevar. El ángulo del manillar respecto a la potencia es ajustable en 8º.

Y la pregunta final es: ¿pero sirven para lo mismo? En pistas sin excesivas comparaciones, ambas son válidas y es donde las diferencias se reducen. La Topstone, aunque está creada con una filosofía más relajada y es un poco más pesada, por sus características físicas permite ir más rápido (más corta y cercana al suelo, neumáticos más finos), especialmente en llano y en subidas leves. En bajadas por pista, podemos llegar a alcanzar velocidades casi similares a las de bajar un puerto de carretera, aunque hay que andarse con mucho ojo ya que el agarre del terreno es muy inferior. En senderos fáciles, la Topstone pierde su ventaja, y aunque no es una MTB, es sorprendente la velocidad que nos permite mantener gracias a sus micro-suspensiones que logran mantenerte más pegado al suelo. Llegas a pensar lo surrealista que es ir tan rápido en una bici con posición de carretera, y es aquí donde nos recuerda un poco a las sensaciones de las 26”de XC de hace un par de décadas, salvando las diferencias obvias. A poco que seas un poco habilidoso sobre la bici, permite atreverse con zonas algo más complicadas, con pequeños escalones y zonas de roca no muy salvajes. Su hándicap es el agarre de la rueda trasera, un slick al 100% en la banda central, queda muy limitado en las frenadas y también en senderos de subida con bastante pendiente. Un WTB Venture como el delantero en lugar del ByWay sería más agradecido en este sentido. Los terrenos más complejos, véase los temidos Rock Garden, subidas imposibles o por senderos rotos, o en general todo aquello que caracteriza al MTB en estado puro, son la limitación de la Topstone, quizás no siempre, pero sí en la mayoría de ocasiones. ¿Son así tus rutas? Pues tu bici es una F-Si, está claro. ¿Son más pisteras y con senderos fáciles y divertidos? En sitios así la Topstone a nosotros ha conseguido rompernos muchos esquemas.

Cannondale Topstone (6)
La pegatina sobre el puente de la Lefty Ocho es un código QR. Con él accedemos a una aplicación llamada Vuforia donde encontramos los ajustes recomendados, piezas de recambio e incluso una experiencia de realidad aumentada que nos muestra el interior de la horquilla.

Lo mejor: Agilidad global. Rapidez. Peso pluma sin componentes poco fiables..

Cannondale F Si (3)
El cierre de sillín queda oculto, funcionando a través de una cuña interna. Se aprieta con un tornillo oculto en la unión entre el tubo superior y el tubo de sillín.
Cannondale F Si (4)
El Cannondale Wheel sensor es un sensor que almacena todos los datos de tu bici (kilómetros, velocidad y tiempo), amacenando hasta 30 actividades entre cada sincronización con la App. Al igual que en los coches, sirve para tener un registro fiable del uso y afinar con los mantenimientos.

 A mejorar: Casete y discos XT.

Cannondale F Si (1)
¿Casete XT en una bici con un precio de casi 7.000€? Los discos de freno también son XT en lugar de XTR.

 

SISTEMA KINGPIN

30 MM DE FLEXIBILIDAD PURA

Desde los inicios de Cannondale, ha sido una de esas pocas marcas que siempre ha experimentado con todo tipo de nuevas ideas, algunas veces con gran éxito y otras veces no tanto, siendo los sistemas de suspensión uno de sus campos preferidos. El sistema KingPin se suma a su lista de sistemas de referencia en el mercado, con una absorción total de 30 mm con la única incorporación de un punto de giro en el cuadro. Consta de un eje pasante y un par de rodamientos sellados, con el sistema LockR que mediante una cabeza autoexpansora precarga el eje al apretar el tornillo, haciendo que todo el mecanismo quede bien asegurado. No necesita prácticamente mantenimiento (limpiar y engrasar de vez en cuando es recomendable). Este pivote y el laminado del carbono BallisTec permiten una flexión más que suficiente del cuadro para alcanzar esos 30 mm, con lo que el pedalier baja y el tubo de sillín se inclina hacia atrás ligeramente, lo que se experimenta como un mini recorrido muy bien aprovechado. El cuadro cuenta con el Proportional Response, un diseño en el que este funcionamiento se adapta en cada una de las tallas para que funcione igual en todas, independientemente del tamaño y peso del biker.

CUADRO 1

30 mm de recorrido delante y atrás en la Topstone, suficientes para suavizar todo tipo de terrenos por los que rueda.

CUADRO 2

 

FICHA TÉCNICA TOPSTONE CARBON LEFTY 1

Cuadro: Carbono BallisTec. Horquilla: Lefty Oliver Carbon, recorrido 30mm. Pedalier: SRAM Force AXS 1x. 40 d. Cambio: SRAM X01 Eagle eTap. Mandos cambio: SRAM Force eTap AXS HRD. Casete: SRAM PG-1295, X01 Eagle, 10-50. Cadena: SRAM X01 Eagle. Frenos: SRAM Force eTap AXS. Discos 160 mm. Dirección: Integrada. Potencia: HollowGram SAVE. Aluminio. Manillar: HollowGram SAVE SystemBar. Puños: Cinta Cannondale Bar Tape. Sillín: Fabric Scoop Shallow Race. Raíles de titanio. Tija sillín: HollowGram SAVE Carbon, 27.2 x 350mm. Ruedas: HollowGram 23, Superlight Hi-Impact Carbon. Neumáticos: WTB Venture/Byway TCS Light. 27,5 x 47c. Peso: 9,710 kg (talla M, sin pedales). Tallas: XS, SM, M, L y XL. Precio: 7.499€.

Sin título 1
A: Longitud entre ejes. B: Altura de eje pedalier. C: Longitud de vainas. D: Longitud de tubo de sillín (centro a tope). E: Longitud de tubo superior (horizontal virtual). F: Ángulo de sillín. G: Ángulo de dirección. H: Pipa de dirección. I: Reach. J: Stack. Todas las longitudes en mm.
Cannondale Topstone, ¿cuánto te gusta el gravel?

­­­

FICHA TÉCNICA F-SI HI-MOD 1

Cuadro: Carbono BallisTec. Horquilla: Lefty Ocho Carbon, recorrido 100mm. Pedalier: Cannondale HollowGram. 34 d. Cambio: Shimano XTR 12v. Mando cambio: Shimano XTR. Casete: Shimano XT, 10-51. Cadena: Shimano XTR. Frenos: SHIMANO XTR Race. Discos 160 mm. Dirección: Integrada. Potencia: Cannondale 1. 80 mm. Manillar: Enve M5 Carbon. 760 mm. Puños: Cannondale Locking. Sillín: Fabric Scoop Flat Race. Raíles de titanio. Tija sillín: Enve Carbon, 27.2 x 400mm. Ruedas: HollowGram 23, Superlight Hi-Impact Carbon. Neumáticos: Schwalbe Racing Ray/Racing Ralph Snake Skin, 29x2.25”c. Peso: 9,010 kg (talla M, sin pedales). Tallas: SM, M, L y XL. Precio: 6.999€.

Sin título 2
A: Longitud entre ejes. B: Altura de eje pedalier. C: Longitud de vainas. D: Longitud de tubo de sillín (centro a tope). E: Longitud de tubo superior (horizontal virtual). F: Ángulo de sillín. G: Ángulo de dirección. H: Pipa de dirección. I: Reach. J: Stack. Todas las longitudes en mm.

Más información en www.cannondale.com/es-es.

Archivado en:

Video Cannondale Scalpel frente a Scalpel SE

Relacionado

Vídeo: Cannondale Scalpel SE frente a Scalpel

Cannondale Super V DH 4000 (2027)

Relacionado

Clásicas MTB: Cannondale Super V DH 4000 (1996)

Nuevas Cannondale Topstone doble suspensión y Topstone Neo con motor

Relacionado

Nuevas Cannondale Topstone doble suspensión y Topstone Neo con motor

PRINCIPAL

Relacionado

Comparativa Cannondale Scalpel: Hi-Mod 1 VS. SE Carbon SE 1 2021