Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

La nueva versión de este mítico sillín, de nariz más corta, está disponible con o sin canal
BIKE -
Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno
Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

Tal vez no hay ningún sillín con semejante historia. En los años 90 ya era el sillín estrella, el preferido por nombres míticos del MTB. Ligero, muy “racing”, pero también cómodo, inició en esos años una amplísima historia en al que nunca nos ha abandonado. Desde la medalla olímpica de Bart Brentjens a los éxitos de hoy en día de Mathieu Van der Poel, el Flite sigue siendo santo y seña en la búsqueda de un sillín de carreras.

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

La marca presenta ahora la versión Boost, que mantiene las formas planas para el apoyo que tanto han gustado siempre a sus usuarios pero implementa el diseño Boost de Selle Italia, la punta del sillín es ahora 27 mm más corta, quedando su longitud en 247 mm. Más allá de las modas, los sillines con diseño Boost permiten al ciclista encontrar la posición ideal fácilmente y, por tanto, mejorar su estabilidad y confort al tiempo que su adaptabilidad y eficiencia se ven aumentadas.

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

El Flite Boost está disponible en dos versiones, Fill y Superflow (con o sin canal), siendo lo que Selle Italia determina como categorías 1 y 3 mediante su sistema idmatch para identificar sus productos. Además, cuenta con dos tallas, S para ancho de 135 mm y L para el de 145 mm.  (aquí está la guía de tallas)

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

Asímismo, el nuevo Flite Boost equipa, según su configuración, raíles de manganeso, de titanio o los más livianos, de combinación carbono-cerámica, que ofrecen un peso de sólo 157 gr para la versión Kit Carbonio Superflow. No se sacrifica, no obstante, el confort gracias a la distribución de su acolchado y su cobertura de Fibra-Tek.

Selle Italia Flite Boost: el clásico moderno

Los precios para el nuevo Flite Boost son de 129,90 € para la versión con raíl de manganeso, 214,90 €  para la que equipa raíl de titanio y 284,90 € para la tope de gama con raíl carbono-cerámico.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Más de 100 ejercicios para entrenar en casa, la biografía de Contador, el número 1 de...

Si nos referimos a cuerpo humano y su biomecánica, el Core se sitúa en la zona media ...

Si decides por entrenarte bajo techo aquí encontraras distintas formas de hacerlo. Cu...

¿Cuáles son los secretos del éxito? Te proponemos un plan de entrenamiento de 6 seman...

El cuadro de fibra de carbono de la nueva e-bike de la marca ha sido optimizado para ...

Si buscas una zapatillas XC de alto rendimiento, pero no dispones de los presupuestos...