La longitud adecuada de bielas. Lo que dice la ciencia

La longitud de las bielas adecuadas siempre da pie a interesantes debates y opiniones, y es bueno aportar un punto de vista experimental y científico
-
La longitud adecuada de bielas. Lo que dice la ciencia
El mercado ofrece varias medidas de bielas. ¿cuál es la nuestra?

El tema de la longitud de las bielas ha sido estudiado en numerosas ocasiones con el objetivo de determinar cuál es el tamaño adecuado para cada ciclista. Tanto a nivel experimental (estudios en laboratorio) como práctico es una de esas cuestiones con las que siempre surgen debates, opiniones, ideas y creencias.

Desde el punto de vista experimental, multitud de estudios científicos han llegado a la misma conclusión: es difícil encontrar diferencias significativas en rendimiento con diferentes largos de biela. No se consigue mover más vatios con unas bielas o con otras y tampoco se pueden medir diferencias en economía cuando se comparan bielas con diferencias de hasta 2cm entre ellas (180mm vs. 160mm).

Aún así, seguro que muchos ciclistas y “expertos” asegurarán que es mucho mejor 175mm que 170mm porque se hace más palanca y por otros motivos con poca justificación científica. La teoría de que se hace más palanca no explica que el recobro de la biela o la parte ascendente de la misma se ve dificultada o que se penaliza la cadencia. Así pues, debemos tener en cuenta que una variación en la longitud de la biela de 5mm no va a tener ningún impacto sobre el rendimiento.

Otra forma de analizar la influencia del tamaño de las bielas es desde el punto de vista articular, partiendo de la idea de que cuanto más largas sean las bielas mayor será el rango de movimiento articular, principalmente a nivel de la rodilla. Esto supone que cuando el pedal se encuentra en la parte superior de la pedalada, la rodilla va a estar más o menos flexionada en función tanto de la longitud de la biela como de la altura del sillín. Cuanto más larga es la biela, más se flexionará la rodilla en el punto más alto de la pedalada. En este sentido, la tendencia en el ámbito de la biomecánica del ciclismo es conseguir, desde una perspectiva basada en la experiencia, unos correctos ángulos tanto de flexión como de extensión de la rodilla, partiendo de la idea de que un exceso de flexión de rodilla (bielas largas) podría tener consecuencias negativas a nivel articular, ya que se incrementa la presión sobre la rótula.

En función de la altura del sillín, se podrían hacer las siguientes recomendaciones generales sobre la longitud de las bielas que se necesitan:

Por desgracia, estas recomendaciones son difíciles de llevar a cabo, ya que conseguir bielas de 165 y de 180mm es realmente complicado, y por lo tanto, hay muchísimos bikers que llevan las bielas teóricamente de la longitud que no les corresponde. Y lo bueno es que no tienen mayores dificultades a la hora de pedalear. Normalmente la principal causa de los dolores de rodilla es una mala altura de sillín, tanto por defecto como por exceso. Si un ciclista se ha pasado a unas bielas más largas es necesario bajar el sillín los mismos milímetros que hayamos alargado las bielas para mantener el mismo ángulo de extensión de pierna que teníamos. Y al contrario si hablamos de acortar bielas: debemos subir el sillín para igualar.

Una última recomendación para ciclistas con lesiones graves de rodilla: ante la duda, mejor bielas más cortas para reducir el trabajo de la rodilla (menor rango articular).

Texto: Yago Alcalde. Ciclismo y Rendimiento  

También te puede interesar

El factor Q de las bielas. Qué es y cómo afecta

¿Es importante la cadencia?

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...