SEAT X-PERIENCE Titan Desert. La Titan Desert desde dentro. Etapa 3. Con las fuerzas justas

Hoy la Titan Desert tenía reservada la etapa más dura, según la propia organización, con mucha arena y el reto de un tramo de navegación. David Vaquero nos la cuenta desde entro y nos hace reflexiones sobre el espíritu de la prueba.

David Vaquero

David Vaquero nos cuenta desde dentro la tercera etapa de la Titan Desert
David Vaquero nos cuenta desde dentro la tercera etapa de la Titan Desert

Etapa 3: Merzouga-Merzouga
#titandesertxperience

Un poco más cansado que ayer y posiblemente que mañana, esta es mi crónica de hoy, después de haberme duchado, pasado por el masajista, bebido más de dos litros de agua y comido algo... estoy listo para empezar a recuperar cuanto antes y poder salir mañana algo más descansado, que para más datos el dia de mañana será el primer sector de la etapa maratón, que consta de dos etapas una de 102 km y otra de nada menos que 145 km de desierto, durmiendo en un campamento en mitad de la nada, con el saco en el mismo suelo, para descansar tal y como se recomienda en cualquier manual de recuperación tras una paliza, jaja

Bueno hoy la etapa se anunciaba como la más dura según la organización de la TITAN para este año, con un primer sector en navegación que costaba de tres Waypoint sin ningún tipo de track que uniera los mismos.Cada uno debía trazar su estrategia para pasar por todos sumando el menor número  de kilómetros en sus patas.

Me vi bien, es quizá mi especialidad y debí pasar como el 50 por el punto Gramin, fin de la zona establecida de navegación. Seguir un track sobre un GPS lo hacemos cualquiera, pero ir navegando es una cosa bien distinta. Hay que leer el terreno, elegir el mejor paso viendo el rumbo y tener cierta visión espacial.

Quiero en este punto hoy hacer un comentario de algo que he visto en estos días y que no me ha gustado nada, la organización entrega los tracks una semana antes a todos los participantes y no es una crítica para los organizadores, pero si un aspecto de mejora si queremos mantener el espíritu aventurero de la prueba, muchos de los participantes, los más “listillos”, vienen con un dopping cartografico sobre los puntos se puede acortar cada track y recortarle metros a la prueba.

Esto está bien si esa decisión la haces sobre el terreno, sin conocer la zona, corriendo tú mismo los riesgos de equivocarte y meterle más kilómetros o encontrarte con algún paso imposible, hasta ahí permitido por la organización siempre que pases por los waypoints establecidos... pero venirse con el trabajo preparado de casa vía Google Earth y cartografía... a eso en mi pueblo se le llama hacer trampa. Todos debemos jugar con las mismas reglas. No obstante es un tema difícil de atajar salvo que te den el track la misma mañana de la prueba. Con tanta tecnología se acabó la magia de la navegación, una pena la verdad. 

Luego me ha sorprendido gratamente el compañerismo de la gente y la convivencia que hay entre todos, es lo que le da su parte más humana, son muchas experiencias compartidas y en las que todos buscamos el mismo objetivo ¡ACABAR! Pero sorpresivamente también hay hueco para el egoísmo, no muy extendido, pero existe, quizá la propia supervivencia en la prueba te haga en cierto modo ser así. Es un aspecto que no me ha gustado y evidentemente no puedo cambiar, pero que me llamó la atención, todos podemos en cualquier momento necesitar ayuda de otro.

Hoy circulamos por muchas zonas con arena en todo el recorrido, que ralentizó y dio ese puntito de dureza extra, el calor al que empezamos a estar más acostumbrados nos vacío por completo a todos, yo calcule que me bebí hoy más de 10 litros de líquido y que tuve que tirar de todos los geles con cafeína, guarana y lo que fuera con tal de llegar hoy al final de etapa.

La verdad es que no se me dio mal, a pesar de mis paradas para documentar con las fotos voy el 86 en la general y como os dije ayer esto es una carrera de resistencia, cada día un problema mecánico, un problema físico o simplemente perderte te puede hacer subir unos cuantos puestos en la clasificación y el cansancio empieza ya ha pasar factura en nuestra piernas con mas de 100 km al día en este terreno de juego, ¡es una pasada!

Con la poca experiencia que tengo en la TITAN hay que advertir a todos aquellos aventureros que pretenden hacerla por que han visto un vídeo, por la fiebre de las pruebas de ultrarresistencia o porque quieren hacer un reto, que se lo piensen muy bien, esto no es ninguna broma y que el simple hecho de ir a terminar cada etapa a un ritmo bajo es ya un disparate para cualquiera que no tenga una buena base en la bici. ¡Esto es un gran reto!

Hablando con muchos participantes aquí la gente monta muchísimo en bici y cuando digo mucho es mucho, al margen de saber usar un GPS y no traerte uno prestado para aprender a utilizarlo aquí, casos que me he encontrado también a puñados, seguimos en carrera.

Quiero contaros también otra cosa antes de comentaros las fotos del día, que tengo muchas. Tal vez ya conozcais a Ricardo Abad. Es un ultrafondista navarro que ostenta el record de maratones seguidos (607) y que también ha hecho 100 Iron Man en un solo año. Recauda fondos de manera solidaria para ANFAS, asociación navarra en favor de las personas con discapacidad intelectual. Él mismo tiene una hija de 11 años con discapacidad. Ricardo está disputando la Titan Desert y compartimos un rato con él. No somos nadie hablando de motivación a su lado. Un tipo humilde y  grande de corazón y como persona.

LAS FOTOS DEL DÍA

El descanso del guerrero. Cuántas veces estamos anhelando este momento en cada etapa

La bici del ganador expuesta cada noche en el SEAT Leon X-PERIENCE

Nervios salida etapa más dura de la Titan.

Fotos “onboard” que me la juego cada vez que hago una.

Miembro del equipo SEAT vaciando la arena tras zona de dunas. 

Arte en mitad de la nada.

Punto Garmin fin de la zona de navegación.¡Prueba superada!

Aquí me tenéis con las famosas barbas de camello en las dunas.

Un día hubo agua en este lago seco.

 Avituallamiento a 40 grados.Todos llegamos exhaustos.

Huellas de bici en mitad de la nada.

Autofoto con el fuego como compañero.

No es fácil encontrar una sombra en el desierto, eso se merece unas fotos.

Yacimiento donde excavan para encontrar fósiles de un agujero a más de 40 metros de profundidad . Impresionante, un hombre está abajo excavando con este calor y sin aire.

Ducha final tras otro empacho de fuego.

Zona de reparación mecánica después de cada etapa.

Buggie que utiliza la organización para rescates y moverse por las zonas de arena.

El equipo Garmin al completo. masters en navegación y control de GPS. Vital su trabajo cada día para recargar y atender a todos los participantes. Tan necesario el Gps como el agua en esta prueba.

Piscina de premio hoy para los titanes.

Lo más leído

Lo más leído