Clásicas MTB: Cannondale SM500 (1987)

Pocas marcas utilizaban el aluminio como materia prima para sus cuadros en 1987, cuando el acero era el rey entre los materiales elegidos para los cuadros de bicis. Cannondale vino para cambiar las reglas.

Clásicas MTB: Cannondale SM500 de 1987
Clásicas MTB: Cannondale SM500 de 1987

Por ponernos en situación, en 1987 las marcas europeas como Peugeot o MBK entre otras, vendían sus primera mountain bikes en nuestro país, y los fabricantes nacionales daban sus primeros pasos en las bicis de montaña. La historia de esta Cannondale tiene acento británico, ya que desde allí llegó a Barcelona con su propietario original, quien decidió venderla en un estado de conservación notablemente bueno.

Vista de tres cuartos trasero de la Cannondale SM500 de 1987.
Vista de tres cuartos trasero de la Cannondale SM500 de 1987.

Ignacio Giménez, responsable de Marketing de la marca Cannondale en nuestro país, es el propietario de esta SM500 de 1987. Este madrileño, encontró esta unidad casualmente, mientras navegaba por internet, y no dudó un momento en contactar con el propietario para hacerse con ella, ya que aparentaba estar en muy buen estado, como así fue.

Ignacio Giménez, responsable actual de marketing de Cannondale en nuestro pais, es el propietario de esta clásica.
Ignacio Giménez, responsable actual de marketing de Cannondale en nuestro pais, es el propietario de esta clásica.

No es lo normal que comencemos hablando de una bici clásica por su protector de radios, pero siempre hay excepciones: “Es impresionante -nos comenta Ignacio- el estado en el que se encuentra una pieza de plástico que tiene más de 30 años. Ni siquiera ha perdido su color con el sol, y hablamos de una parte de la bici a la que normalmente se le presta poca atención y en la que podríamos pensar que cualquier calidad vale. Incluso, tiene grabado el nombre de Cannondale en relieve, lo que da una muestra de la atención al detalle”.

El protector de radios lleva grabado el nombre de la marca en relieve, y se mantiene intacto.
El protector de radios lleva grabado el nombre de la marca en relieve, y se mantiene intacto.

Cuando la marca americana comenzó su andadura, lo hizo produciendo materiales de acampada, bolsas y otros productos antes de saltar al mercado de las bicicletas. Creada en 1970 como marca, no fue hasta 1983 cuando comenzó la fabricación de bicicletas, que pronto ganaría un espacio en el mercado por sus tecnologías diferenciadoras: “Cannondale fue la marca precursora en utilizar tubos sobredimensionados u oversize, así como la fabricación en aluminio soldado. Ya en esta bici se puede ver cómo se pulían las zonas de unión para que el resultado final fuera lo más limpio posible, sin gruesos cordones de soldadura”.

Las soldaduras "invisibles" siempre fueron una seña de identidad de Cannondale en la época donde primaban las bicis de aluminio.
Las soldaduras "invisibles" siempre fueron una seña de identidad en las Cannondale de aluminio.

La vinculación de Cannondale con el aluminio y con la multinacional americana Alcoa fue una relación que se mantuvo durante todos los años en los que la marca mantuvo su producción en suelo norteamericano, hasta que finalmente sucumbieron a la producción asiática como el resto: “Llaman la atención algunos detalles como la presencia de un número de patente presente en el tirante derecho, cuando aparentemente es una sencilla bici de montaña. También en la parte de la dirección un pequeño apéndice que podría ser utilizado para sujetar el cuadro durante el proceso de pintura o para un inflador”.

Curioso detalle el del número de patente en el tirante derecho de la SM500.
Curioso detalle el del número de patente en el tirante derecho de la SM500.

Más allá de los cuidadosos detalles del cuadro, el montaje merece una atención especial: “La presencia de fabricantes japoneses como  SunTour, Sugino, SR, Araya, Nitto, Shimano, Dia Compe o Tioga, no dejan espacio para marcas de otras procedencias, y es una demostración de cómo las marcas orientales empezaban a estar presentes en el mundo de la bicicleta”.

El 100% de la transmisión es de procedencia japonesa como Sugino, Suntour o Shimano.
El 100% de la transmisión es de procedencia japonesa como Sugino, Suntour o Shimano.

Llaman la atención poderosamente los frenos, unos roller cam de Suntour, diseñados por Richard Cunningham, fundador de Mantis Cycles: “Con estos frenos se buscaba aumentar la potencia respecto a unos frenos cantilever normales, con una especie de cuña que se desplazaba a través de dos poleas logrando una mayor potencia” nos comenta Ignacio.

Frenos Roller Cam diseñados por Richard Cunningham, más potentes que unos cantilever, pero más pesados y caros de producir.
Frenos Roller Cam diseñados por Richard Cunningham, más potentes que unos cantilever, pero más pesados y caros de producir.

Con tres platos y seis piñones traseros, llama la atención la sencillez del dentado de las coronas traseras, sin ningún tipo de tallado en los dientes para mejorar el paso de la cadena de un piñón a otro, y la gran anchura de la cadena. “También las manetas de freno son dignas de mención -continúa Ignacio-, son unas Dia Compe, una marca igualmente de origen japonés, y su palanca es enorme, ocupando todo el espacio del puño”.

Detalle de las enormes palancas de freno Dia Compe y los mandos top mount de Shimano.
Detalle de las enormes palancas de freno Dia Compe y los mandos top mount de Shimano.

Para Ignacio, aunque su trabajo esté vinculado a Cannondale desde 2006, hay una parte de aficionado a las clásicas que prevalece sobre la vinculación con la marca: “Darle una nueva vida a una bici que podría quedar aparcada o arrinconada para siempre es motivador".

La Cannondale SM500 salió al mercado cuando Ignacio apenas era un adolescente.
La Cannondale SM500 salió al mercado cuando Ignacio apenas era un adolescente.

"Cannondale es una de esas marcas que tiene una historia propia que ha aportado al deporte una serie de innovaciones que merecen la pena ser recordadas, por eso siempre que pueda de una manera razonable, intentaré contar con más bicis especiales de la marca” nos asegura Ignacio. Esta SM500 creemos que no se llegó a comercializar en España, lo que la hace aún más especial.

Visualmente llama mucho la atención su enorme pipa de dirección.
Visualmente llama mucho la atención su enorme pipa de dirección.

Sorprende su enorme pipa de dirección, gigante, en la que aparece el logo original de Cannondale, en el que se incluía la imagen de la estación de tren de donde procede el nombre de esta marca, como nos comenta su propietario: “Hay una historia curiosa sobre la procedencia del nombre, y no es otra que mientras su fundador estaba hablando con la oficina de registro de marcas por teléfono desde una cabina, necesitaba dar el nombre de la empresa para que fuera registrada. Y desde el lugar donde se encontraba se veía la estación de tren de Cannondale, y ese fue el origen de una marca que a día de hoy es reconocida mundialmente”.

El logo original de Cannondale con la estación del mismo nombre y la vía aparecen en esta bici.
El logo original de Cannondale con la estación del mismo nombre y la vía aparecen en esta bici.

Treinta y tres años después, resulta paradójico encontrar una bici tan sencilla con tanta historia, una mezcla de la industria que en aquel momento era la de mayor crecimiento, la americana de la bicicleta, mezclada con una enorme presencia de periféricos de origen oriental, que ya se perfilaban como los grandes protagonistas de las siguientes décadas.

La Cannondale SM500 de 1987 en acción en manos de su propitario, Ignacio Giménez.
La Cannondale SM500 de 1987 en acción en manos de su propitario, Ignacio Giménez.

Enorme pipa de dirección, por supuesto de 1” de diámetro, sobre la que se monta una potencia y manillar de la firma japonesa Nitto, de doble altura.

Tanto el manillar como la potencia son también de origen japonés.
Tanto el manillar como la potencia son también de origen japonés.

La Cannondale SM500 tiene un aplastamiento que se aprecia en las vainas y que se realizaba para poder permitir el paso de las bielas, ya que el diámetro de los tubos de aluminio era mayor que los habituales de acero. Fue una seña de identidad de Cannondale durante muchos años.

Gruesas punteras de aluminio, con anclajes para portabultos y guardabarros.
Gruesas punteras de aluminio, con anclajes para portabultos y guardabarros.

Manetas de freno Dia-Compe, una marca con un gran prestigio en el BMX, y que durante un tiempo nos deleitaba con sus productos también en el MTB. Los mandos son unos Shimano Deore, al igual que el cambio trasero.

Manillar de doble altura, toda una adelantada a su tiempo...
Manillar de doble altura, toda una adelantada a su tiempo...

La horquilla de acero, era la única parte de la bici que no se fabricaba en aluminio. Apenas tres años después Cannondale sacaría al mercado sus horquillas de aluminio Pepperoni.

La horquilla es la única parte de la bici fabricada en acero.
La horquilla es la única parte de la bici fabricada en acero.

Seis piñones sin ningún tipo de tallado en sus dientes y un protector de radios que merece la pena que nos paremos en él. Más de tres décadas después permanece impoluto.

El cambio trasero, junto a los mandos, son toda la presencia de Shimano en la bici.
El cambio trasero, junto a los mandos, son toda la presencia de Shimano en la bici.

Puedes encontrar muchas más bicis clásicas en nuestra web, y en nuestro canal de YouTube .

Bicis históricas: Cannondale Super V Raven 1997

Galería relacionada

Bicis históricas: Cannondale Super V Raven 1997

Archivado en:

Lo más leído

Lo más leído