Miguel Induráin y su hijo disputarán la Titan Desert

“Nunca he estado en el desierto y me apetece probar cosas nuevas. Será un desafío y una experiencia completamente diferente”, asegura el navarro. Disputará la prueba bajo la estructura del también exciclista Melcior Mauri, el equipo KH7.
BIKE -
Miguel Induráin y su hijo disputarán la Titan Desert
Miguel Induráin y su hijo disputarán la Titan Desert

El mejor ciclista español de todos los tiempos se va a volver a poner un dorsal, y además sobre una MTB. Será el próximo año, aunque el cambio de las ruedas finas y el asfalto a las ruedas gordas y la arena de la Titan Desert va a ser sin duda muy grande. Tras años de insistencia de Melcior Mauri, esta vez sí, el navarro ha decidido que quería probar una experiencia que compañeros exciclistas como Abraham Olano o el propio Mauri ya le describieron como muy recomendable. “Yo he hecho mucha carretera, Alpes, Pirineos… Todo eso ya lo conozco. Pero nunca he estado en el desierto y me apetece probar cosas nuevas. Será un desafío y una experiencia completamente diferente”, explica Indurain en una visita reciente a las instalaciones de KH-7 en Canovelles (Barcelona).

Miguel Indurain y su hijo disputarán la Titan Desert

Indurain, Mauri y Josep María Lloreda, presidente de KH Lloreda

<

p>Induráin participará en la estrictura del equipo KHS de Melcion Mauri. El ciclista catalán, ganador de la prueba marroquí en 2007, también cuenta en sus filas con Josep Betalú y Anna Ramírez, los vigentes campeones y máximos favoritos a reeditar la victoria en 2020, además de otros corredores como el exciclista Sylvain Chavanel.
 
“Hacía años que iba detrás de él, le insistía para que se sumara al proyecto, y cuando me comunicó que sí, que vendría, fue un chute de emoción”, reconoce Melcior Mauri. “Miguel es una leyenda en el mundo del ciclismo, he tenido la gran suerte de competir con él en el mismo equipo y el hecho de compartir ahora una aventura como la Titan Desert es un orgullo y supone un motivo de felicidad para todos”.

Melcior Mauri será una de las personas que acompañará a Indurain en el desierto. El otro integrante del equipo será su hijo Miguel, a quien le une, entre otras muchas cosas, su pasión por la bicicleta: “A ambos nos apasiona la bici y tenemos ese gusanillo ahí dentro. Hemos compartido pruebas con anterioridad, pero nada parecido a esto. Nuestro objetivo está muy claro: acabar la Titan Desert”. 

“Por lo que he podido saber, la Titan Desert no es tan técnica, es muy de rodar, y ese aspecto, para el que viene de la carretera, es positivo”, afirma el que fuera cinco veces ganador del Tour de forma consecutiva entre 1991 y 1995. En cuanto a su preparación, especialmente en el apartado técnico, Indurain lo confía todo a Mauri: “Me voy a dejar aconsejar por él. Hay tiempo todavía y espero que poco a poco vaya cogiendo la forma física óptima”.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

Spiuk quería llevar un paso más allá su casco de competición, buscaba arañar unos seg...

Revisamos toda la batería de soluciones tecnológicas del casco bandera de ABUS para m...

Las rígidas más puristas del XC de competición también son capaces de evolucionar un ...

El nuevo Deore XT de 12 velocidades es un grupo global, diseñado para ser un todoterr...

Así es la Conway RLC 9, la bici de carreras de la recién llegada marca alemana y que ...