Giant Trance 2019: Grandes sensaciones

14 años de evoluciones constantes y un currículum lleno de distintos formatos por los que ha ido pasando en todo este tiempo, desde las 26 a las 29”, pasando por las 27,5” como única opción en los últimos años y ahora volviendo a las “ruedas grandes” para demostrar que Giant le tiene muy cogida la medida y además con capacidad de sorprendernos.
Texto Héctor Ruiz // Fotos Sterling Lorence -
Giant Trance 2019: Grandes sensaciones
Giant Trance 2019: Grandes sensaciones.

Una bicicleta como la Trance, que para Giant representa el Mountain Bike en estado puro y en cualquier parte del mundo, una bici de batalla para del día a día y para cualquier circunstancia, tenía que hacer algunas modificaciones para estar en “la cresta de la ola”, teniendo en cuenta las tendencias actuales de hacer una bici más capaz en todos los sentidos y especialmente potenciando el aspecto de la diversión. Para encontrar el santo grial han empleado intensamente dos años de pruebas y modificaciones de prototipos, trabajando estrechamente con varios de sus probadores como Adam Craig (que muchos recordaréis por ser un corredor de Copa del Mundo durante décadas), que nos acompañó en la presentación y cuya relación con esta bici viene de lejos, habiendo participado en el desarrollo de todas las Trance, desde la primera en 2005 hasta la última.

Giant ha querido poder contar con un nivel de precisión muy alto en el trabajo de las suspensiones, motivo por el que se han apoyado en la marca DVO para este trabajo, quienes se han implicado de lleno con la Trance, y quienes han ofrecido la mayor capacidad de personalización que Giant jamás ha tenido. Una customización que alcanza prácticamente todos los parámetros, tanto a nivel de los settings internos en los mecanismos hidráulicos, volumen de sus cámaras de aire, tunning para distintas tallas de cuadro y tipos de usuario, y acciones más mecánicas como las modificaciones en el chasis externo, a nivel de distintos Offsets (avance de la horquilla) específicos y longitudes de horquilla. De esta manera, el equipo de pruebas de Giant ha probado nada menos que más de 100 tunning distintos hasta llegar al exacto, poniendo a prueba cada modificación en probadores de distintas tallas, para adecuar el comportamiento a cada una de ellas.

Así, DVO ha puesto toda la carne en el asador con Giant –también colaboran estrechamente con otras marcas pero a pequeña escala, como Norco- y ha creado un modelo específico de horquilla y amortiguador para esta bici, en el que se han trabajado pequeños detalles como el volumen de aire especialmente ajustado para ella o el lugar en el que se encuentra la compuerta de transferencia entre la cámara positivas y negativa. Y finalmente se ha optado por un recorrido trasero de 115 mm combinados con una horquilla de 130, con un Offset de 44 mm.

Publicidad

RENANCIMIENTO DE LA 29”

La presentación ha girado en torno a la nueva bici de 29” en la que han volcado todos sus esfuerzos para crear una bici completamente nueva, diámetro de rueda en el que Giant vuelve a confiar especialmente tras haber desarrollado una nueva geometría y capacidades (gracias a tecnologías como el eje Boost o el amortiguador con anclaje Trunnion), con un resultado final de agiliad y control superior al esperado.

No obstante, la nueva plataforma también se va a fabricar paralelamente en 27,5”, destinada a los países en los que aún existe una demanda muy alta de este diámetro de rueda en bicis de tipo Trail-All Mountain. Se pondrán a la venta 3 modelos de carbono Advanced (tanto en triángulo delantero como trasero) y otras 2 de aluminio Aluxx.

Las modificaciones que han realizado en la geometría –más que modificaciones, una creación nueva en toda regla-  siguen la línea actual que prácticamente todas las marcas adoptan: ángulo de dirección más abierto (66,5º) y en un tubo de sillín más vertical (74,5º), con un Reach más largo en combinación con potencias muy cortas (40 mm en talla M, por ejemplo). Algo que aporta un carácter personal a la Trance es su centro de masas ubicado muy abajo, buscando el aplomo bajador y la sensación de ir sobre raíles.

El uso del anclaje Trunnion en el amortiguador ha sido calve en este proceso, permitiendo compactar aún más las formas del cuadro alrededor de éste y ubicándose muy bajo –haciendo que modificar la palanca de compresión sobre  la marcha no sea especialmente fácil-. Las vainas también se han conseguido compactar, ahora con 435 mm de longitud.

El cuadro de carbono Advanced, el que nos han presentado en Santa Catalina y hemos tenido ocasión de probar, está fabricado en carbono casi al completo, tanto triángulo delantero como basculante además de la bieleta superior del sistema Maestro. Solo la bieleta inferior es de aluminio.

Andrew Juskatis (marketing manager de Giant) nos ha comentado que ha sido muy complicado fabricar la bieleta superior en carbono consiguiendo los valores de peso y rigidez que la Anthem requería, para la que han requerido de un nuevo proceso de moldeamiento de alta presión del carbono (llamado Advanced Forged Composite Technology) que les permite maximizar la resistencia del carbono en todas las direcciones (las capas de carbono unidireccional que componen la bieleta se disponen en multitud de direcciones y ángulos).

Como en modelos anteriores, el cuadro se ha sobredimensionado en multitud de zonas para ganar la rigidez necesaria en una bici de este talante, con un pedalier de 92 mm (Powercore), la pipa de dirección de 1 ½” en la pista inferior (Overdrive) o el tubo principal de perfil rectangular (Megadrive). Está diseñada únicamente para transmisiones monoplato, sin opción de poder montar un desviador (todos los modelos vienen de serie con SRAM Eagle de 12 velocidades), y Giant asegura que podemos montar neumáticos de hasta 2.6” de balón (de serie monta 2.3”).

Publicidad

EN EL CLAVO

Kevin Dana (Responsable MTB de Giant) nos comentaba que es una bici capaz de hacernos sentir en muchas ocasiones prácticamente como si fuéramos en una bici de mucho mayor recorrido, hasta 160 e incluso 170 mm. Quizás esto último esté un poco llevado al extremo, pero no podemos negar que desde el primer momento se siente como una bici robusta, sensible y con suspensiones muy capaces.

Eso es lo que hemos experimentado durante dos días en los senderos de alta montaña de Santa Caterina Valfurva, una zona de alta montaña (muy muy cerca del famoso Passo Stelvio) en la que los senderos pedregosos, rápidos y repletos de “zetas” de bajada se suceden con tramos muy inclinaos y curvas más cerradas aún, de hecho, parte de las bajadas que hemos disfrutado son las mismas donde ya se ha realizado alguna carrera de las Italian Enduro Series. Obviamente el montaje que ha seleccionado Giant gira en torno a la búsqueda de unas prestaciones  bajadoras, con manillares de 780 mm (800 mm en la versión Advanced 29 0), neumáticos Maxxis Minion de doble carcasa para resistir el maltrato en altas velocidades.

Pero la “magia” de la Trance, como en los modelos precedentes y ahora si cabe aún más, la encontramos también en este nuevo modelo, y es que cuando pedaleas y buscas un rendimiento más rodador, lo puedes encontrar, sin mostrarse excesivamente perezosa. Las suspensiones son muy sensibles al inicio, uno de los aspectos que se han pretendido priorizar, pero también muy estable en la zona intermedia del recorrido, logrando que podamos pedalear sin excesivo movimiento y que en bajadas en alta velocidad gestione los impactos más fuertes sin venirse abajo.

Las suspensiones DVO además permiten un rango de personalización de su tacto bastante elevado (horquilla más que el amortiguador). Los preajustes y características tanto de amortiguador como de horquilla que se han trabajado con DVO se han trasladado todo lo fielmente posible a las suspensiones Fox que montan el resto de Trance, por lo que, a falta de conformarlo con una prueba intensiva, el comportamiento ha de ser bastante parecido.

Cambiando neumáticos por unos menos agresivos y con unos preajustes de las suspensiones algo más firmes, realmente permite tener una Trance realmente distinta y con unas capacidades más pedaleadoras.

A falta de conocer los precios y disponibilidad de las nuevas Trance en el mercado español, datos que sabremos muy pronto, Giant ha anunciado que esta versión 29er estará disponible en unos precios que arrancan en 3.050$ (unos 2650€ al cambio) en la versión más económica de aluminio y 4.300$ (unos 3.720€) en la más económica de carbono, llegando a 8.300$ en esta Advanced Pro 29 0 (casi 7.200€).

Publicidad
Te recomendamos

Así concibe la firma italiana especialista en sillines su versión para bicicletas elé...

¿Sabías que este gran aliado de Nino Schurter en los circuitos se encuentra en muchas...

Control, durabilidad y eficiencia se combinan en la gama de MTB con la que la firma g...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...

Cuando quieres que tu bici sea reparada con la máxima confianza buscas al mejor profe...

Una marca acostumbrada a los éxitos deportivos como es Öhlins no podía prescindir de ...