TEST: Sillín Syncros Belcarra R 1.0

Con todas sus características de gama alta, ¿se queda corto en algo?

Mountainbike.es // Fotos: Cesar Cabrera

TEST: Sillín Syncros Belcarra R 1.0
TEST: Sillín Syncros Belcarra R 1.0

A la hora de diseñar sus sillines, Syncros unió fuerzas con geobioMized, empresa especializada en estudios de biomecánica y de optimización de la postura del ciclista sobre la bici. El primer paso fue ordenar o agrupar los distintos grupos de ciclistas, según su posición. Así encontramos el ciclista que se adapta mejor a la gama Regular (posición más erguida, apoyo sobre los isquiones en la parte más ancha del sillín) o V-Concept (ciclista más elástico y cuya posición es más tumbada, apoyo adelantado, hacia la punta del sillín). Después, en función del perfil de uso del ciclista, encontramos la división entre Endurance (destinado a usuarios que pasan mucho tiempo en la bici) y Performance (ciclista más enfocado a las prestaciones puras, que muy probablemente compita). Además, dependiendo de si el ciclista sufre adormecimiento en la parte perineal, también se ofrecen versiones con hendidura o canal central. Sin olvidar que lo expuesto, se duplica, al existir línea orientada a la anatomía femenina y hay variedad de raíles (carbono, titanio y CrMo).

Así, la gama Endurance la componen los modelos Tofino (masculino) y Savona (femenino), en las combinaciones comentadas (R y V, canal y hendidura). Por otro lado, la gama Performance está compuesta por los modelos Belcarra (masculino) y Celista (femenino), con la diferencia de que aquí, hay menos versiones, puesto que la R es con hendidura y la V con canal.

Tras esta introducción para centrar el modelo probado, Belcarra R 1.0 (Performance/Regular/titanio) dentro de su gama, que, aunque parece algo lioso, es más fácil de ver en su catálogo, pasamos a describir la experiencia con él.

Siempre que pruebo un sillín, acostumbro a recordar que es uno de los componentes más personales que tiene una bici y que muchas veces, sólo encontramos el que mejor nos va, tras probar y equivocarnos. Con esta salvedad, empezamos a hacer kilómetros con él.

Lo mejor: Carretera y montaña; comodidad (relativa); variedad de gama.

Con sus 250 mm de largo y 130 de ancho, es un sillín corto y estrecho, que nos adelanta que está orientado al usuario “intensivo" (o al menos a los que exprimen la bici a menudo, con o sin dorsal). Abundando en este planteamiento, tiene poco acolchado (de PU ligero y en una capa muy fina), que sin hacerlo incómodo, rebaja el peso; otro de los objetivos de su usuario objetivo). Pero que nadie se lleve a engaño, es un sillín duro, hecho para “culos hechos", para gente que monta a menudo. La cubierta es de microtejido con microperforaciones en las zonas de apoyo, mientras que la base está realizada de nylon reforzado con fibra de carbono de doble densidad.

TEST: Sillín Syncros Belcarra R 1.0

Tejido microperforado que favorece la ventilación.

Aunque no está orientado a las largas distancias, he realizado rutas de 5-6 horas sin ningún tipo de molestia (no he tenido cuidado en hacerlas con culote “bueno" o poco usado, ni me he ayudado usando crema antirozaduras), por lo que, aguanta bien las salidas relativamente largas.

Un detalle importante, es que la base es algo mayor que el acolchado. Al ser más éste más blando, se desgastaría antes, pero en el Belcarra, no ocurre, ya que la parte de roce con las piernas es con la base (más dura), no rompiéndose con el roce, sobre todo en la punta. Al ser redondeada, no influye en la comodidad.

FOTO: Punta redondeada y con la base sobresaliendo para menor desgaste.

Como se ha comentado, el modelo probado lleva raíles de carbono (7x9 mm), por lo que hay que tenerlo en cuenta para ver si nuestra tija lo admite.

A mejorar: Algo duro.

Aunque es una “manía" personal, suelo usar sillines largos (sobre 275 mm.) y he notado que esa diferencia de longitud dificulta una costumbre que tengo y es apretar los muslos contra el sillín, “sujetando" la bici con las piernas para dar descanso a los brazos en las bajadas. Es una acción muy típica de motocross, que he copiado y me va bien.

FOTO: railes

En la parte trasera, presenta dos roscas, que permiten la ubicación firme de bolsas de sillín o guardabarros (específicos Syncros), soporte de cámara de acción, etc …

FICHA TÉCNICA
Características: Sillín con estructura de nylon/carbono; almohadillado de PU ligero; cubierta de microtejido; raíles de fibra de carbono. Colores: Negro. Opciones: Endurance/Performance, Regular/V-Concept, masculina/femenina; combinaciones entre ellas. Medidas: 250x130 mm. Peso: 201 gr. Precio: 149,90 euros.

Más información en www.syncros.com.

Archivado en:

Lo más leído

Lo más leído