El SRAM Eagle AXS cierra muchas bocas

El grupo electrónico e inalámbrico supera la primera prueba de fuego en las peores condiciones posibles para una transmisión
Iván Mateos. Fotos: Fran Visuals -
El SRAM Eagle AXS cierra muchas bocas
El SRAM Eagle AXS cierra muchas bocas

La Copa del Mundo XCI de Albstadt (Alemania) fue la prueba de fuego para el grupo SRAM XX1 Eagle AXS. A la dureza intrínseca del boscoso circuito se sumaron las duras condiciones por las lluvias incesantes, que lo convirtió en un deslizante lodazal, donde los corredores tuvieron que combatir no sólo contra el crono, sino también contra las caídas y las incidencias técnicas.

El SRAM AXS cierra muchas bocas

La carrera ha servido de manifiesto para despejar muchas de las dudas y acallar algunas bocas. Muchos habéis sido los que os habéis puesto en contacto a través de nuestras redes sociales Facebook o Instagram, planteando lógicas dudas acerca de la nueva tecnología electrónica e inalámbrica SRAM Eagle AXS, muchos otros augurando un inminente desastre del nuevo avance tecnológico, y ahora todos tenemos la confirmación: El SRAM Eagle AXS funciona incluso en las peores condiciones.

El SRAM AXS cierra muchas bocas

La corredora de del Scott-SRAM Kate Courney no acusó problemas técnicos. A la vigente Campeona del Mundo no le habría resultado nada fácil alzarse con la victoria en el estreno de la Copa del Mundo de haber sufrido problemas de cambio.

El SRAM AXS cierra muchas bocas

Sin duda, la tija telescópica RockShox Reverb AXS elegida por Kate Courtney para la ocasión, le ayudó a manejar con más seguridad las deslizantes bajadas, contribuyendo a reducir la altura del centro de gravedad, ganando “grip” contra el suelo.

El SRAM AXS cierra muchas bocas

Las peores condiciones las sufrieron los hombres. En su carrera llovió, y bien, como ya habrás leído en las crónicas. Difícil era diferenciar a unos de otros, todos vestían el mismo traje marrón, como se aprecia en esta captura de Nino Schurter. El suizo no tuvo un buen día en Albstadt.

El SRAM AXS cierra muchas bocas

Ya superó la prueba de fuego de la Copa del Mundo el grupo electrónico Shimano XTR Di2, que suscitó la misma incertidumbre, así que ¿por qué no lo iba a hacer el SRAM Eagle AXS? Muchos dudaban de la claridad de transmisión de señales por el aire, entre tantos corredores cercanos con el mismo grupo, pero parece que cada bici se “entiende” muy bien con sus propios componentes y no quiere saber nada de los de bicis vecinas.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Para jóvenes y no tan jóvenes, para los que se desplazan al trabajo, para padres ocup...

El renting es una realidad en nuestras vidas. De ser algo reservado a empresas, ha pa...

La marca española Twonav te propone el desafío de cruzar los Pirineos utilizando toda...

La carretera, pista y ciclocross están tras la historia de Ridley. Si conoces nombres...

Muchos la conocen en invierno, cuando la nieve es la protagonista, pero el verano tam...

La bici es una aliada perfecta para descubrir nuevos paisajes en Lleida, un paraíso n...