¿Y qué tal llevar una horquilla rígida?

En las carreras y maratones se ven cada vez más gente que va con horquilla rígida, especialmente ahora que las ruedas de 29” son mayoría, y te lo estás planteando...
Iván Mateos -
¿Y qué tal llevar una horquilla rígida?
¿Y qué tal llevar una horquilla rígida?

¿Una horquilla rígida nos limitaría mucho para hacer rutas por ejemplo? ¿Tendríamos que llevar algún tipo de neumático diferente? ¿El tacto de una horquilla rígida es más o menos como el de una horquilla de suspensión bloqueada o están pensadas para absorber más?

Pues una horquilla rígida es eso, rígida, nunca va a absorber como una de suspensión bloqueada. Ten en cuenta que el bloqueo siempre deja cierto margen al flujo de aceite para evitar sobrepresiones que dañen el sistema.

La gran ventaja de las rígidas es la ligereza, un bien muy apreciado, por tradición, en nuestro país. En recorridos muy pisteros y poco técnicos, muchos bikers anteponen la ligereza y la velocidad a la que puedes rodar, a la comodidad. Si habitualmente te mueves en este entorno, pistas fáciles e interminables, y muy raramente entras por algún sendero técnico, la horquilla rígida puede ser una gran opción para ti.

Respecto al uso de neumáticos específicos, depende de cada cual. El usuario que monta este tipo de horquilla busca un peso ligero y suelen montar neumáticos ligeros también. Si quieres algo más de comodidad puedes montar un 2,25” o 2,30”, en detrimento de cierta facilidad para rodar.

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El Campeón del Mundo nos cuenta todos los detalles de una bici en la que el color pla...

Sabemos que no decís "no" a un reto y más si os puede llevar hasta la Garmin Titan De...

El fabricante alemán nos pone las cosas fáciles a la hora de pilotar la última versió...

Si tienes una ebike y sueles montar en bici de noche, o bien salir muy temprano o reg...

Imagina que eres ingeniero de una de las marcas punteras del mundo como Giant, y ya t...

La aparición en el mercado del último modelo de gafas de Spiuk, las PROFIT, nos brind...