10 consejos para no dejar la bici con el frío

Con el frío, el agua y el barro muchas veces parece que nos da más pereza salir al monte con nuestra mountain bike. No hay que amedrentarse, ya que puede ser muy divertido. Solo hay que prepararse para ello…

Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

10 consejos para no dejar la bici con el frío
10 consejos para no dejar la bici con el frío

1 Los pies

Una de las mejores inversiones que se pueden hacer es comprarse unas buenas botas de invierno, nada que ver con las hiperventiladas zapatillas que usamos en verano. Además, unos calcetines impermeables pueden ayudar a que nuestros pies se mantengan siempre calientes.

2 Baggies impermeables

Son muy útiles para mantener el trasero más o menos seco. Un culotte largo debajo o una perneras y mantendremos las piernas calientes.

3 Un buen cortavientos impermeable

Es imprescindible para no perder calor y no mojarnos el tronco y los brazos. Cuidado con las prendas que no transpiren bien, ya que harán que nos empapemos de sudor y luego pasaremos frío en las bajadas. Es preferible quitarse la chaqueta si vamos a hacer largas subidas en las que se vaya a sudar de forma importante. Debajo de la chaqueta, una buena camiseta transpirable para no empaparnos de sudor.

4 La cabeza

Para la cabeza, no se recomiendan los gorros completos, ya que pueden dar mucho calor en las subidas. Simplemente una braga para tapar las orejas y el cuello.

5 Los guantes deben ser calientes

Pero lo más finos posibles para mantener un buen tacto con el manillar y los frenos.

6 Gafas claras

Si vamos a montar por zonas boscosas, quizá sea buena idea cambiar los cristales tintados de nuestras gafas por algún modelo transparente o naranja para asegurarnos que el barro no nos llegue a los ojos.

7 Placa guardabarros

Esta pieza, colocada en el cuadro de la bici y justo encima de la rueda delantera nos servirá para que todo el barro que salta de la rueda delantera no acabe pintándonos la cara.

8 Hidratación

Cuando hace frío, las necesidades de reposición de líquido son menores que durante el verano, por lo que no es necesario beber tanto. Mientras que en verano se recomienda beber en torno a medio litro por hora, en invierno quizá se pueda reducir esa cantidad a la mitad. Cuidado con abrigarnos en exceso, ya que aumentaría la tasa de sudoración… Se puede llevar algún bidón termo con alguna bebida azucarada caliente.

9 Comida

Aunque sea invierno, las necesidades energéticas musculares son las mismas que en verano, es decir, que los músculos van a ir vaciándose de glucógeno de la misma forma. Por este motivo, se sigue recomendando aportar 30-50 g de alimentos ricos en hidratos de carbono por cada hora de ejercicio para retrasar la aparición de la fatiga.

10 Saber decir basta

Hay que aplicar el sentido común. Por muy abrigados que vayamos, pueden darse situaciones en las que quizá haya que plantearse que tampoco pasa nada por perderse un domingo de ruta al año si las condiciones son especialmente malas. Estar más de 2 ó 3 horas mojado a menos de 5 grados de temperatura puede suponer sufrir una hipotermia así como tener congelaciones tanto en las manos como en los pies.

Que el agua no te frene: consejos para montar bajo la lluvia

Relacionado

Que el agua no te frene: consejos para montar bajo la lluvia

5 errores que solemos cometer en invierno

Relacionado

5 errores que solemos cometer en invierno

¿Cubrezapatillas o botas impermeables?

Relacionado

¿Cubrezapatillas o botas impermeables?

Consejos y sesiones para entrenar en invierno

Relacionado

Consejos y sesiones para entrenar en invierno