SEAT X-PERIENCE Titan Desert. La Titan Desert desde dentro. Etapa 2. Dunas, viento y sol de justicia

Después de haberme bebido tres litros de agua e intentado tragar unos trozos de atún con pasta blanca, os seguimos contando un día más desde dentro una prueba como la Titan Desert, que promete ser épica.

David Vaquero

David Vaquero nos cuenta desde dentro la segunda etapa de la Titan Desert
David Vaquero nos cuenta desde dentro la segunda etapa de la Titan Desert

Etapa 2: Erg Chebbi-Merzouga
#titandesertxperience

Yo no he hecho más que esta edición, pero no creo que repita, jaja. El índice de masoquismo aquí es elevado, muchos llevan cinco ediciones e incluso más, Titan Legend, Platinum y yo me quedaré con la categoría "Yo ya estuve allí un día y casi me hago famoso"

Ya en el briefing de anoche el comentario era generalizado, “como sean todas las etapas como la de hoy...¡vamos a terminar la mitad la carrera!”, “yo mañana salgo a reservar”, “exhibiciones las justas”….

Jajaja el desierto nos puso en nuestro sitio a todos, esperábamos estar algo menos en el límite, pero la organización está tensando la cuerda sin darnos apenas tregua, caras de preocupación entre todos, el sol y el viento habían dejado huella en todos y el speach del briefing anunciaba de nuevo una visita al infierno.



Las gastroenteritis están ya extendidas por todo el campamento, como una epidemia. Mucha gente no ha pegado ojo con su deshidratación permanente, visitando los servicios médicos en busca de la solución rápida y frustradas ya las posibilidades de muchos de continuar en carrera.

Eso es lo que le ha pasado a mis compañeros de batalla Joaquín y David del equipo BMW. KO en el primer y segundo asalto, imaginaros después de preparar todo el año la prueba, venir hasta aquí, pagar la considerable tasa de inscripción y tener que abandonar, ¡cómo se te queda el cuerpo!

Esta es una carrera de resistencia y son muchos factores que hay que tener en cuenta para simplemente acabar sanos y salvos con una paliza en el cuerpo a prueba de titanes.



Hoy las previsiones de viento y calor seguían dando fuerte. Vientos de 35 km\h si no más y una bola de fuego sobre nosotros que nos puso a 40 grados con una humedad del aire tirando a escasa. La sensación de ahogo es grande.

Empezamos caminando una hora sobre dunas a primera hora con un viento que clavaba la arena como agujas en nuestras piernas, ¡bonito treking de auténticos barreplayas que nos pegamos!

Algunos con sus fatbike se las prometían felices, habían visto cómo se navegaba con una bici de éstas en YouTube, una tarea nada fácil y al final acababan empujado la bici por la arena como todos.

Tras la caminata toca quitar los dos kilos de tierra de las zapatillas y andar sobre plano para salir de una zona de blandones de arena que nos lleve al gran plato donde ponernos a rodar de nuevo.

El viento en muchos casos soplaba a favor y te sentías como catamarán en el mar rodando a más de 40km\h, pero cuando cambiabas de rumbo...pasabas a hacer la cometa, qué sensación más desagradable no avanzar a cada pedalada buscando todo el rato la zona dura del terreno para no quedarse clavado en el suelo lleno de arena.

Los kilómetros iban pasando y los abandonos estaban a la orden del día.

Llegabas a los avituallamientos y parecían campamentos de damnificados, todos con unas ganas de beber increíbles, buscando la única sombra del camión.

En esta dura prueba el equipo SEAT sigue al pie del cañón

Hemos pasado por sitios increíbles, solitarios, sin ver un solo alma, hoy ni tan siquiera pozos, estamos al sur de Marruecos, muy cerca de la frontera con Argelia y el desierto en su pleno esplendor.

Yo hoy fuí conservando la mecánica, aparte de ir “documentando la excursión” y llegué con otra paliza de las guapas.

Los últimos 10 km con un campo magnético que apenas te permitía avanzar, me bebí en ese tramo sólo los dos litros de agua que me quedaban en bidón y mochila en modo té caliente.

Finalmente, un día más conseguí llegar a meta. Esto se va a hacer largo…

Un día más la Cannondale del lider de la carrera, Gómez Miranda, luce orgullosa encima del coche oficial de carrera, el SEAT Leon X-PERIENCE

Suerte que contamos con las expertas manos de Lola y Ricardo de Support Bike, de Alicante. Cuidando la mecánica de la bici y mis piernas. Una gente genial ¡Cuánto tenemos que agradecerles!

Este es el helicóptero de carrera para rescates.

En el campamento nos hemos encontrado con Joan Pedrero entrenando el Dakar con su Bultaco Sherco oficial.

La zona de colada, un día más, 15 minutos y ropa seca…

Selfie con la médico de carrera, nuestra ángel de la guarda

Ahora a recuperarse de nuevo, aliviar esas heridas del culo y preparar el coco para mañana, estas etapas son actos de fe y mañana más dunas con bien de arena, solazo y 103 km de paseo.

El Seat León X-Perience, con tracción integral 4Drive se encarga de abrir todas las etapas de esta edición de la Titan Desert, además de las tareas de apoyo en carrera, un modelo tan versatil que se adapta incluso a las difíciles condiciones del desierto gracias a su suspensión 15mm más elevada.

Lo más leído

Lo más leído