El doble reto de la Twonav Challenge

Si un grupo de ciclistas sale de Cadaqués y otro de senderistas, sale de San Juan de Luz, en dirección opuesta y ambos con el propósito de cruzar los Pirineos, ¿dónde se encontrarán? Eso es lo que pudimos averiguar viviendo desde dentro la TWONAV CHALLENGE, y con la ayuda del nuevo GPS de TWONAV, el TRAIL2
Jose María Fernández. Fotos: Genis Mercader, Twonav -
El doble reto de la Twonav Challenge
El doble reto de la Twonav Challenge

A grandes rasgos, así era el reto que propuso Twonav, la marca española de dispositivos de navegación (GPS, mapas, software,…) a dos grupos de periodistas, acompañados por usuarios de sus productos (ganadores de sendos concursos en España y Francia) y por ciclistas de renombre (en el grupo que avanzaría usando la bicicleta como medio de transporte).

El reto estaba marcado. El siguiente paso era saber el recorrido. Otro reto en sí mismo. Cruzar Pirineos no puede ser fácil, dada la orografía, ni tampoco se iba a buscar que lo fuera. Así, el recorrido completo sumaría unos 900 kilómetros y 25700 metros de desnivel positivo. Había que realizarlo en seis días, por lo que ninguno de los dos grupos se podía dormir y habría que avanzar en largas jornadas, prácticamente de sol a sol.

El doble reto de la Twonav Challenge

Salida de Cadaqués, junto a la estatua a Salvador Dalí

Ya sabíamos qué íbamos a hacer, por dónde íbamos a avanzar y nos faltaba saber con quién. A partir de aquí, dado que estamos en la revista BIKE, nos centraremos en la experiencia vista del lado ciclista. El grupo estaría formado por periodistas de medios nacionales y franceses, acompañados de dos grandes ciclistas exprofesionales de carretera y bastante vinculados últimamente a la bici de montaña (Titan Desert, por ejemplo) como son Melcior Mauri y Sylvain Chavanel, Pol Tarrés (lejos de su ambiente natural, el Campeonato del Mundo de Bike-Trial, pero que en zonas técnicas de montaña también se desenvuelve a la perfección), junto con el guía/cámara Genís Zapater, que se encargaría, además de hacer el recorrido, de ir inmortalizando el evento y hacerlo llegar a los medios y redes sociales.

El doble reto de la Twonav Challenge

Y faltaba una cuestión importante, qué íbamos a usar para seguir ese recorrido. Twonav tiene un catálogo cada vez más amplio de “aparatos”, pero el más nuevo es el Trail2, que es el que tendríamos la misión de estrenar, puesto que estaba a punto de ponerse a la venta. Más abajo podemos leer un pequeño resumen de sus características y la experiencia de uso.

EN MARCHA

El doble reto de la Twonav Challenge

Pues, hechas las presentaciones, sólo faltaba ponerse a pedalear. Salida de la bonita localidad de Cadaqués, con destino a Camprodón. Serían 136 kilómetros, ascendiendo 2800 metros, acabando de noche. Los paisajes de ensueño, subidas largas (o muy largas) y bajadas divertidas, fueron la tónica del día, como también lo serían del resto de las jornadas. Además, tuvimos la suerte de que la meteorología no endureciese aun más la jornada y que nos acompañasen ratos de sol, en los que el paisaje se mostraba más excelso todavía.

El doble reto de la Twonav Challenge

Publicidad

La segunda etapa uniría Campodrón con La Seu d’Urgel. Habría que recorrer 117 kilómetros y subir 2700 metros. Como todos los días, la asistencia corría a cargo de los infatigables Joan y Álex (que era el organizador del evento), que nos preparaban auténticos banquetes. En este caso fue en la estación de esquí de La Molina, punto intermedio de la etapa.

En la tercera etapa, saliendo de La Seu d’Urgell, tendríamos que finalizar en Pont de Suert. Otros 114 kilómetros y sus correspondientes 3000 metros ascendidos seguirían mermando las fuerzas de todos nosotros. Como todos los días, las subidas y bajadas fueron interminables, surcando los Pirineos, y cruzando pequeños pueblos de montaña de un encanto increíble.

El doble reto de la Twonav Challenge

La cuarta etapa unía las localidades de Pont de Suert y Aínsa. Abandonábamos Cataluña, para adentrarnos en el Pirineo Aragonés. La parte inicial discurría entre bosques de hoja caduca, con una variedad cromática impresionante, fruto del otoño, posiblemente la estación más vistosa para visitar este tipo de paisaje. También hubo que portear las bicis por una zona en obras, en la que en un principio había dudas de si íbamos a poder cruzarla o tener que dar la vuelta y sortearla por carretera. Pero el final fue lo que más me llamó la atención, con una bajada hasta Aínsa que llevó hacerla casi tres cuartos de hora. Aunque las zonas técnicas no son mi fuerte, eran “llevaderas” y disfruté de la bajada más larga que recuerdo haber hecho. En total, 97 kilómetros y 2600 metros de ascenso fueron los números de la etapa.

El doble reto de la Twonav Challenge

El quinto día, saliendo de Aínsa, tendríamos que subir un poco menos de lo habitual, “sólo” 1900 metros y avanzar 97 kilómetros. Finalizaríamos en Jaca y ya empezábamos a ver el final de la aventura. A mí personalmente, se me hizo pesada porque el terreno estaba muy blando por las lluvias de días anteriores y costaba avanzar más de lo normal (que ya era suficiente, por las pendientes que había). Aún así, el entorno merecía la pena y hacía que ese extra de dureza no afectase mucho.

El doble reto de la Twonav Challenge

Y llegó el último día, el sexto. Saldríamos de Jaca y adentrándonos en Navarra, todo apuntaba a que nos encontraríamos en Isaba. Nos separaban unos 70 kilómetros y habría que sortear algo menos de 1500 metros de desnivel positivo. Terreno mojado y lluvia ligera nos acompañarían en efecto hasta el encuentro con los senderistas en Isaba, momento en el que la aventura acabaría (muy a nuestro pesar).

El doble reto de la Twonav Challenge

En Isaba nos encontramos, comimos juntos, nos contamos las anécdotas de nuestro viaje, hablamos del recorrido y por supuesto, de “quien” nos había guiado en todo momento, el Trail2, del que pasamos el viaje “trasteando” para manejarlo con mayor destreza y poníamos ahora en común muchas de las prestaciones que desconocíamos.

Y poníamos así punto final a una semana que no olvidaremos, en zonas que son auténticos paraísos para hacer ciclismo (tanto de carretera, como de montaña) y con una compañía de lo más grata, para volver a nuestras “monótonas” vidas. Bueno, en realidad no son tan monótonas, porque montamos en bici y nos “perdemos” siempre que queremos. ¿No es así?

Publicidad

Melcior Mauri y Sylvain Chavanel: Compañeros ilustres

El doble reto de la Twonav Challenge

El doble reto de la Twonav Challenge

En la aventura, nos acompañaron dos ilustres exciclistas profesionales. Melcior Mauri y Sylvain Chavanel. Desempeñan funciones de embajadores de la marca y no es difícil encontrarlos en Exposiciones y Ferias ciclistas, dando a conocer los productos de la marca. Pero, no son funciones de cara a la galería. Conocen el Trail2 bastante bien (a pesar de estar recién presentado) y sobre todo Melcior (por cuestiones de idioma; no hablo francés como para preguntar cosas técnicas a Sylvain), me supo aclarar todas las dudas que me surgían acerca de sus funciones. Hago muchas rutas guiadas por GPS y lo considero uno de los mejores inventos que han hecho para la bici, por lo que, según cayó en mis manos empecé a “trastear” y empezar a intuir su potencial y como es normal, no daba con todas las prestaciones que tiene. Pues, en cuanto podía, se lo preguntaba a Melcior y me lo aclaraba. Además de sus múltiples Titan Desert (con victoria incluida) no sólo le ha dedicado tiempo a montar en bici, sino que también ha empleado bastantes horas en confeccionar los tracks y eso se nota bastante en la soltura a la hora de manejar el GPS.

El doble reto de la Twonav Challenge

A nivel de palmarés, Melcior atesora una Vuelta a España (1991) y un subcampeonato del Mundo de Contrarreloj, además de un sexto puesto en el Tour de Francia. Fue profesional entre los años 1987 y 2002.

Por su parte, Sylvain es el ciclista que ha participado más veces en el Tour (18) con tres victorias de etapa y dos galardones a la combatividad, seis veces campeón de Francia de contrarreloj y múltiples victorias en pruebas de un día. Profesional entre los años 2000 y 2018, él mismo calculaba que había recorrido unos 630000 kilómetros en bici en la vida. ¿Cuantas vueltas al Mundo son eso?


Publicidad

TwonavTRAIL2: El alma de la fiesta

El doble reto de la Twonav Challenge

El nuevo Trail2 era “el alma de la fiesta”, el que nos unió en la aventura y no defraudó. Es un GPS orientado a la aventura y las rutas largas (aunque obviamente, se puede usar en todo tipo de rutas), con una autonomía (oficial) de 20 horas (no lo pude comprobar de forma fiable, pero creo que es un poco superior en uso real), de gran tamaño, tanto de pantalla, como del aparato en sí y sobre todo, con muchas prestaciones, que no todas ellas pudimos aprovechar en el ajetreado viaje. Es un componente de un ecosistema creado por Twonav, que también incluye el programa Land o los mapas creados para ambos (aunque se pueden usar otros).

El doble reto de la Twonav Challenge

Aunque no ha habido suficiente tiempo para una prueba a fondo del Trail2, sus características resumidas serían una pantalla de 3,7” (protegida por Gorilla Glass), batería de 4000 mAh, IP67, fijación Quicklock para el manillar (la versión de senderismo no la lleva), 16 GB de memoria interna (12 GB libres), botonera (aunque parezca del pasado, la botonera sigue siendo lo más útil para manejar un aparato con guantes, zonas bacheadas o lloviendo), sistema Seeme (comunicación de tu posición en tiempo real a quien quieras), múltiples prestaciones proporcionadas por su software,…

El doble reto de la Twonav Challenge

Seguir un track con el Trail2 es tan fácil como cargarlo y ayudarse de su gran pantalla para salir a la montaña hasta que aguantes, porque él aguantará más que tú (casi seguro). Y si te pierdes, el que falla es el que está mirando la pantalla…

Toda la información en https://www.twonav.com/es/

Publicidad

Galería relacionada

Twonav Challenge 2019