Trek 2018: Llega el Thru Shaft

La marca de Wiscosin aumenta su colaboración con Penske, el especialista en suspensiones de competición, y crea el nuevo Thru Shaft que podremos ver en algunos de sus modelos estrella de 2018.
Julio Vicioso Fotos: Dan Miller/Sterling Lorence -
Trek 2018: Llega el Thru Shaft
Trek 2018: Llega el Thru Shaft

Trek incorpora como gran novedad a sus Fuel Ex 9.9, Remedy 9.8, 9.8 Woman y Slash 9.7 y 9.8 la tecnología Thru Shaft en sus amortiguadores traseros. Desarrollado con Fox para la versión de menor recorrido usada en las Fuel, en Remedy y Slash se colabora con Rock Shox. Para esta tecnología, que se basa en la eliminación del pistón flotante del amortiguador, evitando así el desplazamiento del aire, ofrece mayor suavidad en el accionamiento del amortiguador.

Gracias a esta tecnología, los amortiguadores abandonan el tradicional sistema de pistón flotante, o sus siglas en inglés, IFP (Internal Floating Piston) que se encarga de mantener separados aire y aceite. Por tanto, los amortiguadoes RE:Aktiv con Thru Shaft prescinden de cámara de aire contando con un pistón y una cámara de aceite como puedes ver en la imagen.

 

Trek persigue con esta aportación dos objetivos principales, como son una respuesta más rápida del amortiguador bajo cualquier condición de uso, y además la estabilidad del funcionamiento del amortiguador al 100% de sus prestaciones, evitando pérdidas de rendimiento.

Los nuevos amortiguadores con Thru Shaft  logran una respuesta de la suspensión trasera eficaz, con un amortiguador más reactivo que los tradicionales, aumentando la sensibilidad ante los pequeños impactos, además de lograr una mayor inmediatez de respuesta entre compresion y extension. Así la rueda trasera dibuja mejor el terreno consiguiendo mayor agarre y la tracción.

Métodos diferentes

Para la aplicación de una misma tecnología, Trek ha colaborado con los dos principales suministradores de suspensiones, Fox y RockShox, encomendando a cada uno de ellos un rango en la gama.

En el caso de la Fuel EX 9.9, se recurre a  Fox, quienes han utilizado el propio interior del vástago para la compensación térmica del aceite, mientras que para el Rock Shox que vemos en la Remedy 9.8, 9.8 Woman y Slash 9.7 y 9.8 se recurrre a un Piggy Back, aunque el funcionamiento y tecnología es exactamente la misma, ambas en amortiguadores RE:Aktiv.

La sensibilidad es claramente perceptible frente a un amortiguador tradicional gracias a esta tecnología, que solamente estará disponible en los modelos estrella de cada una de las gamas así como en versiones de cuadros sueltos de fibra de carbono de Fuel EX, Remedy y Slash.

Fuel EX

Remedy

Slash

La colaboración con Penske ha ido dando sus frutos al sistema ABP de Trek, y esta nueva aportación es un nuevo paso más hacia las máximas prestaciones de la suspensión trasera. Sin excesivo ruido, como en su momento con la llegada del Boost en primer lugar a la Remedy, pero estamos seguros que los expertos sabrán agradecerlo.

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

El fin de semana del 3 y 4 de noviembre Málaga será la ciudad sede de los E-Bike DAY...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...