5 trucos para evitar la pájara en bici

Llega un momento en la ruta en la que nos quedamos totalmente sin fuerzas e incluso necesitamos pararnos un poco para no marearnos. Estamos en hipoglucemia, o coloquialmente, nos ha dado una pájara. ¿Cómo evitarla?

Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

5 trucos para evitar la pájara en bici
5 trucos para evitar la pájara en bici

Lo primero, hay que expllicar técnicamente lo que pasa, que se denomina hipoglucemia. Se trata de una reducción aguda de los niveles de glucosa (azúcar) en sangre. Esto se ha generado porque los músculos han ido consumiendo el almacén que tenemos en el cuerpo mientras montamos en bici. Los músculos así como los demás órganos vitales. La sensación de “bajón" es una alerta para que paremos o bajemos el ritmo antes de que esta situación ponga en peligro el suministro de glucosa al cerebro. Para evitar llegar a esta situación, podemos seguir las siguientes estrategias:

1>Ir más despacio

En las dos o tres primeras horas de ruta, nunca debes ir a tope. Aunque te de la sensación de que estás yendo demasiado despacio y de que vas a llegar el último hay que mantener la cabeza fría y pensar que nos quedan 3, 4 o 5 horas de pedaleo por delante. Si conocemos las pulsaciones en las que está nuestro umbral, un buen consejo es ir siempre entre 10 y 15 pulsaciones por debajo del mismo. En cuanto a los desarrollos, ante la duda, siempre la corona más grande.

2>El día antes

Es muy importante que el día anterior a la gran paliza descanses. O si sales con la bici, que sea un mero paseo. Es el día de llenar los músculos de gasolina. Tanto en la comida como en la cena debes incluir hidratos de carbono: patatas, arroz, pasta, pan y frutas variadas. También, beber entre 1,5 y 2 litros de agua.

3>Último repostaje

El desayuno del día D también tiene su importancia. Al menos 2 horas antes, asegúrate de tomar dos tazones de cereales o 3 o 4 tostadas de pan por poner u ejemplo de desayunos que te aporten una buena cantidad de hidratos de carbono.

Saber mantenernos dentro de nuestros límites y comer antes y durante la ruta, nos permitirán llegar más lejos y en mejores condiciones.

4>Provisiones para el camino

Una vez en marcha, debes tratar de comer algo cada 45 o 60 minutos. Productos preparados válidos: barritas y geles. Opciones caseras válidas: un plátano, dulce de membrillo, 4-6 galletas maría con mermelada, sándwich de pan blanco con mermelada o membrillo, orejones, dátiles e incluso chocolatinas.

5>Hidratación

Además de sólidos, también es muy importante no deshidratarnos. Pero además de agua, en el bidón o en la mochila podemos echar 2 cosas más que nos serán muy útiles para retrasar la fatiga. La primera son hidratos de carbono, es decir, azúcares. Esto lo llevan todas las bebidas deportivas. Y la segunda, son unas sales minerales, especialmente sodio.

Texto: Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com