Vídeo: Probamos el ciclocomputador GPS Sigma ROX 11.1 EVO

Ponemos a prueba uno de los dispositivos estrella de la familia de computadores Sigma.

Mountainbike.es

Ciclocomputador Sigma ROX 11.1 EVO

Hace unos meses Sigma presentó tres nuevos modelos de ciclocomputadores que se sumaban al ya existente Rox 12.0 Sport para formar la familia Rox y poder satisfacer las necesidades de los diferentes tipos de usuarios, ajustándose al nivel y a las preferencias de cada uno con precios asequibles y numerosas funciones, creando dispositivos precisos, de gran calidad y muy resistentes. La nueva gama Rox comienza con la versión 2.0 enfocada al público que se quiere iniciar en el mundo de la medición de sus rutas y entrenamientos, a continuación, encontramos el 4.0 de nivel intermedio y que ya tuvimos la oportunidad de ponerlo a prueba, y por último, encontramos el modelo más reciente de todos, el Rox 11.1 Evo, con más de 150 funciones y navegación por track entre otras muchas novedades, características y tecnologías.

Lo mejor: Personalización. Precisión. Resistente. Calidad de la pantalla.

El nuevo Rox 11.1 Evo de Sigma presenta un diseño compacto de dimensiones contenidas con un peso reducido (solo 55 gramos), traduciéndose en mayor ligereza pero en un menor tamaño de pantalla de 1,77 pulgadas, algo pequeña en nuestra opinión para ver los datos de un simple vistazo pero que se ve mejorada por ser a color, de alto contraste y utilizar tecnología transflectiva (usa la luz solar para aumentar la iluminación) adaptándose automáticamente a las diferentes condiciones de luz mediante el sensor integrado, además se puede ajustar manualmente con diez niveles de brillo. Al no ser táctil, el Rox 11.1 Evo se maneja a través de los cinco botones de los laterales, siendo cuatro de ellos de gran tamaño y muy accesibles facilitando el cambio de pantalla o de menú de forma rápida e intuitiva. Uno de los puntos fuertes del Rox 11.1 Evo de Sigma es su grado de personalización para adaptarse a nuestros gustos y es que se pueden crear diferentes perfiles deportivos, con la app Sigma Ride podremos editar hasta 6 pantallas o vistas del entrenamiento diferentes con un máximo de 6 datos por cada una, pudiendo resaltar los campos con colores para mejorar la visión, ofreciendo pantallas extras para navegar por track, por Komoot o el autolap entre otras.

Micro test ciclocomputador Sigma (2)

Con una batería de unas 18 horas aproximadamente de duración utiliza la tecnología GPS, Glonass y Galileo para determinar nuestra geolocalización y el sensor de presión atmosférica o barómetro aporta información más precisa y fiable sobre la altitud pudiéndose calibrar al inicio de la actividad con el GPS o manualmente si conocemos la altura a la que estamos.

Micro test ciclocomputador Sigma (10)

Además de contar con todas las funciones básicas con las que cuenta cualquier dispositivo, el Rox 11.1 se puede enlazar con la mayoría de eMTB del mercado para mostrar valores como la autonomía de la batería o el nivel de asistencia y al contar con Bluetooth y ANT+ se conecta a rodillos inteligentes, potenciómetros y los cambios electrónicos Shimano Di2 y eTap de SRAM. También muestra las notificaciones del smartphone y está preparado para avisar a nuestros contactos en caso de accidente. El Rox 11.1 está disponible por 169,95€ con el anclaje convencional, por 199,95€ con banda de pulsómetro y el soporte Short Butler del manillar y por 249,95€ con lo todo lo anterior más los sensores de cadencia y velocidad.

A mejorar: Pantalla pequeña. El botón de encendido y apagado.

 

Micro test ciclocomputador Sigma (12)

 

FICHA TÉCNICA

Características: 150 funciones. Navegación por track y por Komoot. Pantalla de 1,77”. Tecnología Transflectiva a color. 5 botones. 18 horas de duración. Opciones: 2 colores: negro y gris o negro y blanco. 3 sets. Peso: 55 g. Precio: Desde 169,95€.

Más información en www.cometbikeparts.com y www.sigmasport.com.

Archivado en:

Nuestros destacados

Lo más leído

Lo más leído