¿Una chaqueta debe ser totalmente impermeable?

No existe la chaqueta mágica. Impermeabilidad, transpirabilidad, hay que llegar a un equilibrio adecuado, y el mountain bike tiene sus necesidades propias

Ivan Mateos

¿Una chaqueta debe ser totalmente impermeable?
¿Una chaqueta debe ser totalmente impermeable?

Los tejidos tipo membrana tienen la cualidad de ser “porosos”, con unas microscópicas oquedades que no dejan pasar ni el aire ni el agua en un sentido, pero sí escapar las moléculas de humedad en el otro (que son más pequeñas que las de agua). Dicho de otra manera: nos aíslan del exterior y permiten cierta transpiración. La mayoría de las chaquetas las tienen, y en general  todas son impermeables al viento y “casi” al agua. Decimos “casi” porque el agua no llega a colarse por la misma membrana, sino por las costuras que unen los diferentes paneles que conforman la chaqueta. Hay pocas chaquetas que sean completamente  impermeables, con costuras termoselladas. Otras chaquetas apuestan por membrana menos impermeable, dejando pasar el aire a cierta velocidad, a cambio de una gran capacidad de transpiración.

¿Necesitamos una chaqueta completamente impermeable?

No hay que llevarse a engaño con este tipo de membranas, ninguna es mágica, y si bien cumplen sobradamente en aislamiento, en transpiración encuentran rápidamente el límite, llevándonos al sobrecalentamiento bajo esfuerzos intensos. Por eso es más interesante para Mountain Bike (que circulamos por senderos más protegidos del viento directo) que las chaquetas cuenten con zonas altamente transpirables en laterales, espalda o brazos, en base a tejidos tipo Lycra o Roubaix.

¿Necesitamos una chaqueta completamente impermeable?

DOBLE PROTECCIÓN

Como añadido a la protección de la membrana, la mayoría de laminados externos reciben un tratamiento repelente al agua, para que las gotas resbalen y el tejido no empape (lo que conllevaría al enfriamiento y “robo” de nuestro calor corporal). Si sometemos a las chaquetas a la prueba de “la ducha” no todas superaran la prueba, deslizando las gotas de agua sobre ellas en mayor o menor medida. Estos “impermeabilizados” se realizan bien mediante un tratamiento químico, o bien mediante un cepillado del tejido, y que con el tiempo va desapareciendo paulatinamente con el uso y los lavados.

Ropa de bici: ¿a la lavadora sin más?

Relacionado

Cómo lavar la ropa de bici

¿Cómo se aplica al MTB la teoría de capas?

Relacionado

¿Cómo se aplica al MTB la teoría de capas?

Lo más leído

Lo más leído