Los límites del gravel

El gravel está de moda, porque parece que ha abierto un nuevo “ecosistema" donde pedalear. Sin embargo, una bici de gravel no es una mountain bike

Iván Mateos

Los límites del gravel
Los límites del gravel

Con la proliferación de las bicis gravel, nos llegan a redacción preguntas acerca de las capacidades de estas bicis. Los aficionados al XC, que valoran especialmente la rapidez y ligereza de la bici, son los principales interesados en una bici que promete llevar aún más allá esos atributos. Por eso se preguntan si una gravel podría llegar a sustituir una bici de rally o XC.

Realmente ambos tipos de bicicleta no tienen nada que ver, aunque en ocasiones pueden servir para lo mismo. Depende en gran medida del tipo de mountain bike que practiques: si haces 100% pistas limpias, y nunca, nunca, entras a senderos técnicos o trialeras, una gravel será perfecta para ti. Volarás como el viento por las pistas, superando a todos cuantos te encuentres sobre una mountain bike.

Los límites del gravel

Si por el contrario, también te encanta rodar rápido, sentir la bici ligera, pero haces un uso más variado, con escapadas a la montaña que incluyen senderos tanto de subida como de bajada, con más dificultad técnica que una pista plana, lo que necesitas es una XC. Aunque el gravel está de moda, y se está potenciando por parte de los fabricantes, y se ven videos en internet de riders trazando curvas derrapando sobre una gravel, son mundos distintos, y no dejan de ser bicis rígidas, ligeras, y con neumáticos de contenido limitado. Son perfectas para pistas de buen firme, pero con las capacidades mermadas para el mountain bike que todos conocemos.

Gravel o XC, dos tipos de bicis diferentes. Para elegir antes te tienes que preguntar qué tipo de ciclista eres.