El casco con walkie, música, móvil, luz de freno y aviso SOS integrado

Livall MT1 Neo es mucho más que un casco, es un dispositivo de comunicación, de entretenimiento, de seguridad y de protección. Lo hemos probado y os contamos nuestras conclusiones.

Juanma Montero

Livall MT1 Neo: el casco con walkie, música, móvil y SOS integrado
Livall MT1 Neo: el casco con walkie, música, móvil y SOS integrado

Francamente nos sorprendió saber que en un casco de bicicleta, con exactamente la misma apariencia que cualquier otro casco convencional y el mismo peso, podría haber tanta tecnología. Los cascos Livall llevan integrado un acelerómetro, un receptor Bluetooth, un sistema de altavoces estéreo, los mandos de accionamiento y la batería que lo alimenta todo. Además con el casco se incluye un mando remoto inalámbrico muy compacto, que viaja en el manillar de tu bici, desde el que puedes controlar todas sus funciones.

Livall MT1 Neo: el casco con walkie, música, móvil, luz de freno y aviso SOS integrado

Y como a los ciclistas nos preocupa el peso, empezamos dando la cifra real de nuestra báscula, que son 322 gramos para el casco de talla M y apenas 19 gramos para el mando, con su pila botón incluida. Desde luego el peso no va a ser un inconveniente, es prácticamente lo mismo que pesa cualquier caso moderno.

Cuando asistimos a la presentación oficial, que fue en la Livall Store del centro comercial Plaza Norte 2 de San Sebastián de los Reyes pudimos conocer a su CEO, Manu Marín, cofundador de la empresa, que recibió a la prensa y nos dio a elegir el casco que queríamos probar cada uno de los medios asistentes. Su gama de cascos urbanos es espectacular y los de carretera tienen un look futurista impresionante, pero nosotros elegimos el que quizá sea el más clásico casco de su colección, el MT1 Neo de mountain bike, más polivalente para el uso que le íbamos a dar: rutas por el campo en bici de montaña y gravel, con alguna que otra incursión urbana con la bicicleta plegable de ciudad.

Connected!

Una vez que te bajas la app (iOS o Android) y te registras como usuario, en cuanto comunicas tu móvil con el casco su locución te confirma verbalmente que te has conectado: Power On… Connected! También tienes que sincronizar el mando con la app y con el casco para que lo reconozca. Con el casco, el mando y tu móvil en armonía y comunicados puedes empezar a disfrutar de todas sus funciones.

El mando es muy compacto, pesa 19 gramos y se puede cambiar de bici con facilidad porque va sujeto con una banda elástica
El mando es muy compacto, pesa 19 gramos y se puede cambiar de bici con facilidad porque va sujeto con una banda elástica

Puedes llevar solo el casco, en cuyo caso Livall es simplemente un sistema de iluminación posterior que te hará visible por detrás mientras pedaleas con la particularidad de avisar a los de atrás cuando haces una frenada brusca, ya que su acelerómetro capta el cambio de velocidad y acciona la luz de frenado, ¡impresionante! El siguiente paso sería llevar casco y smartphone, con lo ya que podrías hacer y recibir llamadas, conectarte con un grupo que lleve cascos Livall en modo walkie talkie, pulsando para hablar, enviar alertas con tu ubicación a tus contactos de emergencia de forma automática si tienes una caída, escuchar la música de tu smartphone, regular el volumen de audición desde los botones frontales, saltar canciones y acceder al asistente de voz, esto último solo si tienes el smartphone de forma que te escuche, en el bolsillo no funciona. Llevando además el mando ya tienes todas las funciones anteriores más intermitentes, asistente de voz pulsando un botón del mando (el micro del casco es el que te escucha ahora) y control de la cámara de fotos o vídeo de tu móvil.

En la zona frontal lleva tres botones, el micrófono y el puerto de carga y en los laterales, al lado de cada oído, un altavoz
En la zona frontal lleva tres botones, el micrófono y el puerto de carga y en los laterales, al lado de cada oído, un altavoz

Mucha marcha

De las cosas que más nos gustan de este casco es que nos pueda hacer más entretenidos los rodajes largos o las rutas más monótonas, escuchando música o aprendiendo con nuestros pódcasts, y de forma legal, algo imposible con auriculares, que te aíslan del entorno y son motivo de sanción si se te ocurre circular con ellos por vías abiertas al tráfico. Y a nivel de utilidad, que te llamen por teléfono y poder atender la llamada sin dejar de pedalear es un puntazo. Además con el asistente de voz puedes usar tu casco como un GPS con guiado por voz, le dices, sin siquiera pararte, dónde quieres ir y te va dando las indicaciones. Atentos con esto que con Google Maps o con Maps de iPhone los recorridos en bicicleta, si vas por el campo, pueden ser un poco surrealistas o incluso no te los calcula, pero con apps como Komoot, Wikiloc o Naviki sí que obtienes indicaciones fiables.

¡Me he caído!

Si lo estás contando puede que no sea tan grave, pero en caso de que pierdas el conocimiento y no puedas hablar ni llamar, Livall lo hace por ti al detectar el impacto con su acelerómetro, enviando un mensaje con tu ubicación al contacto de emergencia que hayas guardado en la aplicación de Livall. Si es una falsa alarma o no es grave puedes parar el proceso para no asustar a nadie, y también lo puedes iniciar de forma voluntaria si necesitas asistencia aunque no haya sido una caída que haya accionado el sistema, por cualquier urgencia o por accidente de otra persona cerca de ti, para avisar a emergencias.

Os hemos contado todo lo que hace como extra, pero no nos olvidemos de que es un casco, y como tal hay que mencionar características interesantes como su red antiinsectos, que va incluida en las espumas frontales interiores, su cierre posterior ajustable para ceñir el casco por la nuca, que funciona muy bien, y sus tiras de sujeción, el punto más flojo de todo el conjunto porque las piezas plásticas que quedan bajo las orejas, en las que confluye la tira posterior y la anterior, no sujetan mucho las propias tiras y se bajan. Tu seguridad no corre peligro en ningún momento pero cada vez que te lo pongas tendrás que reajustar las tiras para mantener el ceñido ideal.

OK:

  • Excelente relación calidad-precio (119 €).
  • Utilidad y seguridad van de la mano: te puede salvar la vida.
  • Ameniza los recorridos aburridos.

KO:

  • Con viento fuerte o altas velocidades se escucha algo bajo.
  • A veces cuesta sentir cuál es el botón correcto del casco, sobre todo con guantes. Un botón central más prominente sería la solución. Si usas el mando este problema no existe.

Precio aprox. 119 €

Peso: 322 g

Más información en https://livall.eu/es/

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído