Pedales automáticos en la bici ¿Se nota tanto la mejora en rendimiento?

No hay duda de que es una buena decisión, y hay que despejar las dudas que entran al neófito.
Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com -
Pedales automáticos en la bici ¿Se nota tanto la mejora en rendimiento?
Pedales automáticos ¿Se nota tanto la mejora en rendimiento?

Sí, la mejora en la calidad de la pedalada es bastante evidente con el uso de los pedales automáticos. Elegirlos es una buena decisión. Además de ayudarte a pedalear mejor, también son una ayuda para tirar de la bici hacia arriba para superar zanjas u obstáculos imprevistos si no sabemos saltar muy bien y te ayudan a fijar los pies en los pedales en bajadas con muchos baches, es decir, te dan más seguridad aunque ahora te parezca lo contrario.

En pocas salidas le vas a coger el truco a eso de sacar el pie del pedal. Es un gesto que se automatiza con relativa facilidad en cuanto se practica unas cuantas veces. Simplemente mira a tu alrededor y verás que todo el mundo se acaba acostumbrando al gesto de sacar el pie en cuanto aparece alguna dificultad. Lo ideal es que en cuanto te pongas los pedales automáticos bajes a la calle y simplemente practiques enganchar y desenganchar por lo menos 30 o 40 veces para ir automatizando el gesto antes de lanzarte a hacer una ruta sin más y ponerte “en peligro”. Esta práctica en situaciones controladas es muy importante para que vayas acostumbrándote al gesto.

Pedalear mejor

Aprovecharemos la sección para explicar por qué el pedal automático puede suponer una ventaja a la hora de pedalear. Básicamente es porque en las fases de la pedalada en las que no estamos empujando hacia abajo podremos aplicar fuerzas que contribuyan a seguir dando vueltas a las bielas.

Publicidad

Al respecto, hay que aclarar que el objetivo no es tirar del pedal sino más bien quitar peso del pedal que sube. Tirar del pedal no es efectivo por dos motivos: es poco eficiente (se gasta demasiada energía) e implica una activación muscular excesiva de algunos músculos. La pedalada correcta es aquella en la que lo principal que debemos hacer es empujar hacia abajo y simplemente no dejar la pierna muerta cuando el pedal está subiendo para no frenar el trabajo de la pierna contraria que está empujando hacia abajo.

Una buena idea podría ser que te compres, para empezar, unos pedales con doble cara. Estos pedales solo tienen enganche automático por una cara, y por la otra, es un pedal normal. Además de poder usar la bici con zapatillas normales para desplazamientos cortos, siempre puedes usar el lado sin enganche en secciones complicadas hasta que cojas confianza con el enganche automático.

Aparte de esto, en muchos pedales automáticos se puede regular con una llave allen la tensión que hay que hacer sobre el muelle para liberar el pie, por lo que un buen consejo para empezar es poner la dureza del muelle al mínimo para que sacar el pie sea muy fácil.

Texto: Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

Publicidad
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El próximo 10 de octubre se celebra en Madrid la cita anual de empresas, administraci...

La guía con las 30 etapas para hacer a pie, pero también en bici o si te apetece eleg...

La marca española Twonav te propone el desafío de cruzar los Pirineos utilizando toda...

La carretera, pista y ciclocross están tras la historia de Ridley. Si conoces nombres...

La marca francesa relanza este llamativo neumático diseñado para la competición y los...

Muchos la conocen en invierno, cuando la nieve es la protagonista, pero el verano tam...