Se te sale mucho el pedal... ¿no tendrás las calas gastadas?

Has probado a tensar el ajuste de las calas de los pedales y te sigue pasando: se te salen los pedales con demasiada facilidad...

Iván Mateos

Se te sale mucho el pedal... ¿no tendrás las calas gastadas?
Se te sale mucho el pedal... ¿no tendrás las calas gastadas?

¿Recordáis hace un par de años la fatídica salida de un pedal en ya histórico sprint final entre Sam Gaze y Nino Schurter en la carrera de Stellenbosch de Copa del Mundo de 2018? En el sprint el suizo “pierde pie” aparatosamente cuando se le sale la cala, echando definitivamente por tierra una victoria que ya de por sí parecía bastante difícil.

Pues bien, está claro que lo que vamos a explicar aquí no es el caso de  Nino Schurter, seguro que él tiene material nuevo a estrenar prácticamente en cada carrera. Pero nosotros "los mortales" por lo general no tenemos esa suerte. Si a tí se te sale el pedal con facilidad aunque hayas revisado la tensión de las calas de los pedales, lo más probable en tu caso es que las calas estén gastadas.

La calas son esas eternas olvidadas, de las que nunca nos acordamos al realizar el mantenimiento. Como toda pieza, requieren una limpieza y un par de gotas de aceite periódica. Son de un metal más blando que las fijaciones del pedal, precisamente para que se desgasten antes y así, con su sustitución, podamos seguir disfrutando de un rendimiento de pedal óptimo.

Holguras, chasquidos al pedalear, sensación de flotabilidad, facilidad para liberar el pie, incluso involuntariamente son factores que indican claramente que requieren un cambio. Visualmente se puede apreciar cómo las calas gastadas tienen unas formas más redondeadas.

Cómo hay que colocar correctamente las calas en las zapatillas

Relacionado

Cómo hay que colocar correctamente las calas en las zapatillas

Siempre hay una primera vez para usar pedales automáticos

Relacionado

Pedales automáticos: Manual de uso