Alinear la dirección: un buen truco para quisquillosos

Si tu ojo no te permite dejar la dirección perfectamente recta siempre piensas que hay una pequeña desviación, usa este truco.

Alinear la dirección. Un buen truco para quisquillosos
Alinear la dirección. Un buen truco para quisquillosos

La verdad es que lograr colocar bien alineado el manillar es una de las operaciones de mecánica más complejas, porque hay que hacerlo “a ojo”. Y si no tienes buen ojo, todo se complica.

Seguro que en el mercado existe algún tipo de herramienta, pero nosotros utilizamos algo mucho más económico y rudimentario. De hecho, un palo de escoba te puede servir perfectamente.

Se trata de fijarlo a las barras de la horquilla (con mucho cuidado para no arañarlas) y así tenemos una referencia. Ahora nos colocamos sobre la bici y nos vamos asomando sobre el manillar, para hacer coincidir en la línea visual el manillar con la barra. Si está lo más mínimo girado hacia cualquier lado, lo detectarás rápidamente.

Recuerda que para girar el manillar tienes que aflojar la potencia, y luego reapretarla y retirar el palo de escoba para poder volver a salir a montar.

Así son los tres tipos de dirección

Relacionado

Los tres tipos de dirección. Aprende a diferenciarlos

Mecánica: Elimina la holgura de tu dirección

Relacionado

Mecánica: Elimina la holgura de tu dirección

Lo más leído

Lo más leído