Vídeo: Consejos para tomar curvas como un pro

Si esos elementos que se interponen entre recta y recta te inquietan, sigue nuestros consejos para que pasen a ser motivo de diversión, es simple cuestión de práctica y de aplicar varios principios. ¡Toma nota para que no se tuerza la cosa!

Juanma Montero

Vídeo: Consejos para tomar curvas como un pro
Vídeo: Consejos para tomar curvas como un pro

Cuando estás aprendiendo a montar en bicicleta casi todas las caídas son por culpa de las curvas, o no giras lo suficiente y te caes hacia un lado o giras de más, las ruedas patinan y te caes para el otro. Luego están las típicas caídas por bloquear el freno que no deberías haber tocado, también muy clásicas, o por no distribuir el peso de la forma correcta, pero en esta ocasión toca hablar de curvas… una vez más. Nos hemos ido a la montaña y hemos analizado situaciones diferentes, a ver si aprendemos algo de cada una de ellas. ¿Listos? ¡Ya!.  

CURVA AMPLIA Y RÁPIDA

Suelen ser abundantes en todos los recorridos y rutas que realices, por eso dominarlas al ser las más básicas, es muy importante. Ten en cuenta todo esto:

Curva amplia y rápida
  1. Permanece sentado. Es una forma de ahorrar energía y la manera más fácil de llevar el peso equilibrado sobre la bicicleta.
  2. Avanza el cuerpo para evitar que la rueda delantera patine. Lo logras aplanando el tronco.
  3. Flexiona los codos y deja que el peso gravite sobre el sillín.
  4. Lleva el pie del exterior de la curva abajo o a la misma altura que el otro pie, con las bielas en horizontal.
  5. Lleva la mirada al frente, hacia la salida de la curva, para prever cualquier obstáculo que te hiciera modificar la trayectoria sobre la marcha.

EN BAJADA Y CON PERALTE

Un peralte es una especie de pequeño regalo de la naturaleza que nos permitirá girar mucho más rápido y sin riesgo de que las ruedas derrapen.

En bajada y con peralte
  1. Cuando recorras tus senderos favoritos permanece atento a esas posibles estructuras naturales, de más entidad que un pequeño apoyo como el que mostramos en la secuencia 3, que puedas usar para trazar con más seguridad.
  2. El fallo principal que se suele cometer en un peralte es pasarlo demasiado despacio, con lo que las ruedas se deslizarían hacia el interior de la curva y tú te caerías hacia fuera. Otro fallo común es no inclinar lo suficiente la bicicleta, por el miedo a no poder girar. La cuestión es probar, sabiendo que puedes ir más rápido de lo que probablemente te dicte tu sentido común, ya que el peralte te sujeta.

CURVA CON APOYO DEL TERRENO

Una de las claves que usan los pros para moverse rápido sobre terrenos complicados es leer cada resalte y utilizar cualquier pequeña protuberancia como apoyo para ayudarnos a girar con más seguridad. Muchas curvas tienen estos resaltes, por la propia erosión del terreno.

2  
  1. Lo primero es escanear la zona para localizar ese resalte que nos permita apoyarnos. Si es un terreno conocido ya sabrás dónde está, si no, te tocará improvisar. Es algo que se va aprendiendo con la experiencia.
  2. Dirígete recto hacia la zona de apoyo y adelanta el peso para que la rueda trasera se pueda mover de lado con más facilidad y que la delantera no patine.
  3. Realizar estos gestos en la secuencia correcta es clave: primero inclina el cuerpo hacia el interior de la curva, luego gira, y justo después bloquea la rueda trasera, que deslizará lateralmente hasta el apoyo, al estar inclinado.
  4. Toma como eje de giro la rueda delantera.

CURVA CERRADA Y LENTA

Típica de las zonas trialeras en las que la velocidad no te ayuda a mantener el equilibrio al no llevar inercia.

3

El juego de rodillas entra en escena para mantenernos con los pies sobre los pedales.

  1. A diferencia de las curvas rápidas, en este tipo de giro lento iremos en pie.
  2. Los codos y las rodillas van semiflexionados todo el tiempo. Los desequilibrios se compensan con pequeños movimientos laterales de las rodillas.
  3. La posición corporal no se avanza como en las curvas rápidas ya que no hay riesgo de que la rueda delantera derrape.
  4. Avanza con medias pedaladas para mantener mejor el equilibrio.
  5. Fíjate que tu peso esté cerca del centro de gravedad en todo momento.

Cuando aparecen complicaciones…  Si tu trazada no ha sido la correcta o el giro es realmente muy cerrado, tienes que aplicar una técnica avanzada para poder trazar la curva, moviendo la rueda trasera lateralmente por el aire, para ajustar la trayectoria. Inclínate ligeramente hacia el lado que vayas a desplazar la rueda trasera y justo entonces bloquea el freno delantero y salta sobre los pedales con todo tu peso apoyado sobre el manillar, como si fueras a hacer el pino. Al haber llevado previamente el peso a un lado la rueda trasera se va hacia ese lado, la desplazas.

CURVA CERRADA EN SUBIDA

Aquí la problemática suele ser la menor inercia que permite la subida y que al cerrarse la curva se nos puede complicar la trazada.

4  
  1. Pedalea con continuidad, con el cuerpo bajo y sentado, para aportar tracción a la rueda trasera.
  2. El movimiento clave es el desplazamiento de tu peso al sillín para, con una fuerte pedalada y sin despegar el trasero del asiento en ningún momento, levantar la rueda delantera.
  3. El levantamiento de la delantera una vez iniciada la curva facilita el giro. Es una técnica avanzada que puedes practicar en cualquier cuesta arriba, creando una curva en el suelo con unos conos o con piedras.

EN BAJADA Y CERRADA

Cada curva sobre la bici de montaña es un mundo: su ángulo, la superficie, obstáculos en la propia curva, la pendiente… pero hay una serie de pautas generales que se pueden aplicar prácticamente a todas y que podemos repasar en esta secuencia. 

5  
  1. Antes de llegar a la curva dirigimos la mirada varios metros por delante para detectar posibles obstáculos.
  2. Acentuamos la flexión de codos para mantener el tren delantero estable.
  3. Inclinamos la bici y el cuerpo en paralelo para compensar la fuerza centrífuga que nos sacaría al exterior de la curva.
  4. En la parte más cerrada bajamos un poco más el cuerpo, para ganar estabilidad aproximando el centro de gravedad al suelo.
  5. A medida que salimos de la curva vamos elevando de nuevo el torso hasta la posición neutra de pedaleo.