Entrevista a Kate Courtney. Rumbo a Tokio 2021

La biker estadounidense Kate Courtney revela su régimen de entrenamiento y sus objetivos para 2021.

Mountainbike.es

Entrevista a Kate Courtney. Rumbo a Tokio 2021
Entrevista a Kate Courtney. Rumbo a Tokio 2021

Con un Campeonato del Mundo de Cross-Country y un título de la Copa del Mundo, Kate Courtney ya es vista como una de las mejores ciclistas de montaña del mundo.

Pero para la joven de 25 años solo es el comienzo, y ha creado un entrenamiento personalizado en su propia casa con el objetivo de aumentar significativamente su palmarés en la Élite del ciclismo.

Conocida como su fortaleza de fitness, el área cuenta con un completo gimnasio bien surtido, instalación de zwift, baño de hielo e incluso su propia sauna al aire libre.

Kate Courtney

Esto es lo que la estadounidense dijo sobre su régimen de entrenamiento, la importancia de la recuperación y lo que espera lograr durante la temporada de carreras de 2021:

¿Cuál es tu primer recuerdo en el ciclismo?

Mi primer recuerdo es montar en la parte trasera del tándem con mi padre. Salimos bajo la lluvia, no había nadie más en la montaña y la temperatura fue bajando. Terminamos buscando refugio y mi padre encontró cinco dólares arrugados en su alforja, así que compramos tortitas de arándanos. Por supuesto para mí ese fue el día más épico y durante un tiempo eso es lo que fue el ciclismo; una manera de pasar tiempo con mi padre, salir y, si tenía suerte, comprar tortitas de arándanos.

Creo que las conexiones que se forman al montar en bicicleta son realmente únicas, en parte porque es un deporte en el que puedes estar uno al lado del otro, o en el tándem, y puedes hablar. Es realmente una excelente manera de conectarme con la gente, ya sean mis padres, mi hermano mientras crecía o ahora con algunos de mis amigos más cercanos.

 

¿Cómo es tu régimen de entrenamiento típico?

Yo diría que mis semanas más suaves son de 15 a 17 horas en la bicicleta y mis semanas más fuertes son de 25 a 30 horas, pero estas últimas son más raras. Considero que el entrenamiento de fuerza es parte de mi entrenamiento físico y paso entre dos y seis horas a la semana en el gimnasio. El año pasado dediqué mucho más tiempo al entrenamiento de fuerza, ya que no viajé mucho e hice de 20 a 25 horas semanales de entrenamiento, todas las semanas.

Lo estoy enfocando en un ciclo de dos años, comenzando desde el pasado como un año de desarrollo y con importantes cambios en este, lo cual lo hace bastante emocionante. Creo que está produciendo resultados diferentes y definitivamente estoy entrando en este segundo año acercándome a Tokio más descansada física y mentalmente.

Kate Courtney

El objetivo para esta primavera es el de preparar carreras de alta intensidad; primero haces base, con un entrenamiento moderado, y luego en primavera empiezo a hacer intensidad.

Acabo de regresar de Malibú, donde he estado con tres de mis antiguos compañeros de equipo, e hicimos 'Mali-Boot Camp', unos campamentos para impulsarme y ayudarme a progresar hacia la competición, luego el entrenamiento se vuelve un poco más intenso y se enfoca en la recuperación una vez que llegamos a la temporada de carreras.

Hago yoga, trabajo de movilidad, trabajo con un fisioterapeuta y hago muchas actividades de recuperación fuera del entrenamiento como baños de hielo y saunas. Y muy importante ¡dormir bien!

 

¿Qué importancia tiene la recuperación en el proceso de formación?

Creo que la recuperación es la frontera del rendimiento deportivo. Si siempre vas del 75% al 90% del máximo de tu capacidad nunca se recupera, pero tampoco alcanzas ese 100%. Se trata de utilizar la motivación y las habilidades para planificar los descansos y así maximizar esas sesiones importantes y evitar las de esfuerzo medio y motivación media que al final agotan a largo plazo.

 

¿Te resulta difícil desconectar los días de descanso?

¡Estoy trabajando en ello! Estoy orgullosa de este año. He tenido días de descanso más completos y eso es algo que no solía hacer. Utilizo Whoop para realizar un seguimiento de mi recuperación, y los días que dedico a descansar por completo al día siguiente estoy en “verde”, así que definitivamente funciona.

Es un desafío para mí controlar cuánto hago en estos días de descanso, y creo que mi perro ha sido mi arma secreta. Lo llevo a caminar, a la playa… Todo lo que hago es bastante relajante.

Kate Courtney

 

¿Qué pasa con el lado mental del fitness y la salud? ¿Lo entrenas?

¡Definitivamente! Trabajo con un psicólogo deportivo y lo he hecho durante los últimos cinco años. Personalmente, creo que el juego mental es una gran parte del éxito, pero también es una gran parte de ser una persona sana y feliz a largo plazo. Creo que lidiar con situaciones y emociones requiere ciertas habilidades y perspectivas que deben desarrollarse y para mí eso se hace a través de la psicología del deporte, además de la lectura, escribir en el diario y todo ese tipo de cosas en las que me doy mi espacio y tiempo.

 

¿Te pones nerviosa antes de las carreras? Si es así, ¿cómo lo haces?

Definitivamente lo hago. Creo que todo el mundo lo hace y creo que los nervios son una señal de que realmente te preocupas por algo. Para mí, creo que la preparación es el antídoto para esas situaciones desafiantes, porque al final del día solo puedes controlar lo que puedes controlar. Si gestiona esas cosas, es de esperar que el resultado se solucione por sí solo y, si no es así, tendrá más oportunidades en el futuro.

Kate Courtney

¿Utilizas la formación online como parte de su preparación?

¡Estoy haciendo mi primera carrera de Zwift! Estoy tratando de aprovechar las oportunidades que tenemos para mantenerme en forma. Y no me refiero a “en forma” de manera normal que consigues al entrenar, sino a algunas cosas que definitivamente solo obtienes de la competencia y que no puedes replicar. Eso lo aprendí el año pasado. Puedes correr todo lo que quieras, pero para tu sistema nervioso central, las carreras reales son un verdadero estímulo diferente. Hemos estado buscando más formas de incorporar eso en mi entrenamiento, ya sea en segmentos de Strava, conseguir gente rápida con la que montar o competir, o incluso carreras de Zwift, ¡lo que dije que nunca haría! 

 

¿Qué hay de la investigación que se está realizando sobre las atletas que entrenan en torno al ciclo menstrual? ¿Es eso algo que tienes en cuenta dentro de tu entrenamiento?

Lo he hecho y he trabajado con Red Bull en eso. Creo que es muy importante y muy interesante que la gente finalmente observe las diferencias entre hombres y mujeres. Ojalá continúen realizándose más estudios, no solo sobre la menstruación, sino también sobre la nutrición. Creo que muchas de estas líneas que damos por sentadas se basan en investigaciones realizadas principalmente en hombres, por lo que ese tipo de investigación de vanguardia será importante en el futuro y es emocionante que finalmente estén haciendo más.

 

¿Qué te llevó a estudiar biología humana? ¿Surgió de tu interés por el deporte o es algo que siempre te ha apasionado?

Creo que no tenía nada que ver con el ciclismo. Estudié biología humana, que en la Universidad de Stanford es una especialización muy interdisciplinaria y tenemos mucha libertad para adaptarla a tus intereses. Estaba interesada en la salud global y la innovación tecnológica, por lo que era algo muy relacionado con Silicon Valley.

Realmente disfruté aprendiendo sobre salud, menos sobre una base biológica individual y más sobre una base agregada. Estaba más interesada en la salud pública y el nivel de análisis de la salud global y eso es ciertamente algo que ha sido muy interesante este año.

 

¿Tus estudios incluyeron tecnología portátil?

Se trataba de tecnología sanitaria y wearables, aplicaciones móviles, ese tipo de cosas. Y estar donde está Stanford, en Silicon Valley, significó que fue una experiencia realmente única: conocimos muchas empresas locales y a personas que vinieron y nos contaron sobre cosas que podrían estar en el horizonte, lo cual fue realmente emocionante. Espero volver a algo de eso algún día, pero disfruto concentrarme en las bicicletas en este momento.

Kate Courtney

 

¿Qué te depara el 2021 y qué se siente al competir en Tokio?

Hay mucho entusiasmo y emoción en torno a los Juegos de Tokio; en torno a la conectividad global y la presencia de los medios en este evento en particular. El año pasado estaba mucho más envuelta en eso. Me había clasificado para mi primer equipo, estaba en camino de hacer una buena actuación allí después de dos años de éxito, en los que me llevé a casa los grandes títulos que quería llevarme.

Pero este año creo que las cosas son bastante diferentes. He tenido tiempo para todo menos para competir, y a nivel emocional ha sido muy útil. La gente dice que la primera vez que participas en unos JJOO es muy abrumador, pero creo que después de este año mi capacidad para autorregularme y lidiar con situaciones y emociones desafiantes hará que llegue mucho más tranquila y relajada.

Además, será muy parecido a otras carreras. No es un circuito muy diferente al de una Copa del Mundo, solo algo más pequeño. No es como otros deportes en los que no compiten entre sí, y de repente llegan a allí y lo hacen.

 

¿De dónde viene tu confianza?

Escuché una definición de esto recientemente que era: “la confianza es la creencia de que puedes cumplir las promesas que te haces a ti mismo”. Puedes desarrollar la confianza en diferentes partes de tu vida, pero para mí se trata de creer que puedo hacer las cosas que me propuse hacer en la bicicleta.

Es una combinación estratégica de trabajar en las habilidades mentales y gestionar el entorno externo para darme la oportunidad de generar confianza. No siempre va a ser lineal y perfecto, pero si estás progresando y mejorando, ¡te sentirás genial!

 

Fuente: RedBull

Archivado en:

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído