Ceder el paso ¿Tú lo haces?

IMBA impulsa con esta acción una práctica que debemos generalizar, porque no estamos solos en los caminos.

Ceder el paso con la bici. Sentido común y la elegancia debida
Ceder el paso con la bici. Sentido común y la elegancia debida

No sólo nosotros disfrutamos de la naturaleza. En un mundo social sobra el egoísmo, compartir es necesario y además es algo enriquecedor. Hoy en los caminos existen ciertas normas no escritas, pero que son de consenso generalizado por ser de sentido común en la mayoría de los casos.

Igual que sabemos que en caso de que se crucen dos ciclistas, uno en subida y otro en bajada, por un sendero estrecho, debe ser el que baja quien ceda el paso por resultarle más sencillo reanudar la marcha y por el mayor esfuerzo que realiza quien sube, también debemos ser conscientes de que en el campo debemos ceder el paso a los caminantes y a quienes vayan a caballo.

Ceder el paso Tú lo haces
 

Y estas son las razones: al caminante se le cede el paso por educación y cultura de compartir el medio natural. Al jinete se le cede por que el caballo puede asustarse y causar un accidente.

IMBA fomenta esta filosofía con el triángulo de ceda el paso que ha diseñado y a todos nos toca difundirlo entre todos los ciclistas para mejorar la convivencia en la naturaleza.

Archivado en:

Lo más leído

Lo más leído