Bicicleta y menstruación. Aprendiendo de nuestra fisiología

Muchas veces las chicas envidiamos a los hombres a la hora de montar en bici por asuntos fisiológicos normales… desde que no tienen que buscar un arbusto para ‘hacer un pis’, hasta que no tienen que parar a cambiarse el tampax.
Yolanda Vázquez Mazariego -
Bicicleta y menstruación. Aprendiendo de nuestra fisiología
Bicicleta y menstruación. Aprendiendo de nuestra fisiología

Esta claro que por ser mujeres tenemos algunos inconvenientes, pero no hay que limitarse por ello, mejor conocerse y aprovechar nuestros picos hormonales para mejorar.

Ahora las mujeres no podemos permitirnos quedarnos en casa un par de días al mes, ni achacar nuestro mal humor a la ‘regla’ como se hacía antiguamente cuando llegaba la menstruación.

Los tiempos han cambiado y no hay porque dejar de sacar tu bici para quedarte en casa comiendo chocolate viendo películas románticas. En las últimas décadas los científicos han visto que las mujeres activas suelen tener menos molestias, dolores menstruales y cambios de humor a lo largo del ciclo menstrual. El deporte ha pasado de ser un tabú a convertirse en la mejor medicina para que una mujer pueda tener una regla sana y normal.

Lo que preocupa a las deportistas es cómo la menstruación afecta al rendimiento físico, y en nuestro caso, al rendimiento en la bicicleta. Cada vez hay más estudios que demuestran que no afecta en absoluto. Muchas mujeres que compiten a alto nivel no experimentan cambios entrenando, les afecta más una mala noche de sueño que un día de regla. Los expertos dicen que:

- Los primeros días de la menstruación son perfectos para entrenar la velocidad, porque los estrógenos están en su punto más bajo y favorecen los entrenamientos cortos e intensos como series y cambios de ritmo.

- Los días de la ovulación es cuando los estrógenos están en su pico máximo. Cuidado, porque aparte de que son los días en que puedes quedarte embarazada, también eres más propensa a lesionarte por la hiperlaxitud de los ligamentos (mayor flexibilidad derivada de la acción de los estrógenos).

- Los días antes de la regla son los más recomendables para las salidas largas a ritmo medio para mejorar la resistencia, además el “subidón” de endorfinas que te da salir en bici te ayuda a contrarrestar los efectos negativos del síndrome premenstrual y el pico de progesterona que suelen producir retención de líquido, ganancia de peso y sentimientos de tristeza o de mal humor.

¡Ya no hay excusas para no pedalear cada día! Planifica tus entrenamientos y saldrás ganando con tus hormonas. 

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

¿Cuáles son los secretos del éxito? Te proponemos un plan de entrenamiento de 6 seman...

Si buscas una zapatillas XC de alto rendimiento, pero no dispones de los presupuestos...

La revista Autopista y Honda te invitan a vivir un fin de semana inolvidable: tú y un...

Si hay un componente crítico en una bicicleta de triatlón cuando se persigue la obten...

El programa de embajadoras LIV ha apuntado desde sus inicios a un objetivo principal:...

Spiuk quería llevar un paso más allá su casco de competición, buscaba arañar unos seg...