6 aciertos y errores al preparar una marcha MTB

Que no se fastidie esa marcha o carrera que hemos estado preparando con tanto interés...

mountainbike.es

Aciertos y errores al preparar una marcha MTB
Aciertos y errores al preparar una marcha MTB

1- Lo primero es hacerse una lista con todo lo que hay que llevar

La ropa, las zapatillas, el casco, los complementos (guantes, gafas...), las herramientas, el pulsómetro/GPS, los bidones, los geles y las barritas, la crema del sol, la licencia...Teniendo todo apuntado será muy difícil que se nos olvide algo.
 

2- Avituallamientos en ruta

Es importante que el día de la marcha no tomemos barritas, geles o bebidas que no hayamos probado anteriormente. Aunque no es muy  habitual, podría suceder que alguno de estos productos nos sentase mal y se consiga el efecto contrario al deseado: que nuestro rendimiento empeore en vez de mejorar. También es importante planificar lo que vamos a beber y a comer en cada tramo de la ruta. Para ello, se debe consultar los puntos kilométricos en los que la organización ofrecerá los diferentes avituallamientos.
 

3- Entrenamientos de última hora

Por mucho que se entrene en la última semana antes de nuestra prueba no se va a conseguir llegar en mejor forma. Más bien todo lo contrario: podemos llegar ya cansados a la línea de salida. Durante la última semana deben predominar los entrenamientos suaves. Solo 3 días antes de la marcha conviene hacer algún entrenamiento más intenso. 
 

4- Cambios en la bici

Debemos evitar hacer algunos cambios en los días previos a la marcha. Nos referimos a los componentes de la bici que inciden sobre los factores biomecánicos como son el sillín, el manillar, la potencia, las calas o las zapatillas. Debemos hacer la marcha en la posición y con los componentes a los que estamos acostumbrados. En cuanto a los cambios en las demás piezas de la bici (cambios, frenos, suspensiones), es muy importante verificar el día anterior que todo funciona correctamente. 
 

5- Cena y desayuno previo

Si no dormimos en casa el día de la marcha significará que tendremos que hacer las dos comidas previas a la carrera en un hotel o restaurante. Es importante asegurarse de que en la cena podremos disponer de alguna comida rica en hidratos de carbono. Y también, verificar si el restaurante del hotel ya estará abierto 2 horas antes de la salida, que es el tiempo mínimo que hay que dejar entre el desayuno y el comienzo de la carrera o la marcha. Llevar los cereales o el pan de casa también es buena idea. 
 

6- Esto es duro...

Si no estás en muy buena forma o si son tus primeros contactos con los maratones o las carreras es muy importante que durante las 2 primeras horas de ruta te concentres en no gastar más de la cuenta, es decir, en ir reteniéndote e ir guardando fuerzas para el final. Si te vacías antes de tiempo, cuando lleves 4 ó 5 horas de ruta la diversión terminará pronto y tendrás que bajarte de la bici en cuanto la pendiente se incline un poco... Aparecerán los famosos calambres y terminarás queriendo tirar la bici al río...