Hablando con Guillermo de Portugal: director de la Clásica de Valdemorillo

El excorredor del equipo Coronas recuerda: “La Clásica de Valdemorillo era como la Paris Roubaix del mountain bike”

Guillermo de POrtugal (izda) junto con Jose Márquez y Roberto Lezáun
Guillermo de POrtugal (izda) junto con Jose Márquez y Roberto Lezáun

A dos semanas del 30 aniversario de la Clásica de Valdemorillo es buen  momento para recordar lo que ha supuesto esta prueba en la historia y memoria del MTB español.

Guillermo de Portugal es la persona que mejor conoce esta prueba. El biker vecino de Valdemorillo participó en sus primeras 10 ediciones, consiguió ganarla en su última temporada como profesional y lleva al frente de su organización los últimos 20 años.

En el año 1991 el club Mountain Bike Madrid organizaba la primera edición de la Clásica de Valdemorillo de MTB. Un deporte nuevo  y moderno que llevaba apenas un par de años en España. Dos años más tarde este joven Club pasaría a ser lo que hoy conocemos como la empresa de eventos Lastlap.

Desde un principio, y coincidiendo con las Fiestas patronales de San Blas, la Clásica de Valdemorillo se ha encargado de dar el pistoletazo de salida a cada temporada. Una cita que se ha organizado de una forma casi continua en sus 30 años de historia. Se puede decir que la Clásica de Valdemorillo es la historia del mountain bike español.

Todos los grandes campeones del MTB nacional han pasado por Valdemorillo: Jose A. Hermida, Carlos Coloma, Marga Fullana, Sergio Mantecón, Iñaki Lejarreta, José Márquez... todos ellos han participado en al menos una ocasión. Pero no solo bikers la han disputado, en sus primeras ediciones también se dieron cita ilustres ciclistas de carretera como Jesús Rodriguez Magro, “Chava” Jimenez, Carlitos Hernández, Roberto Lezaun, Francisco San Román… todos ellos gregarios del gran Miguel Induráin en el equipo Banesto.  

Guillermo de Portugal es una de las personas que mejor conoce esta prueba y mejor puede hablar de ella. Este vecino de Valdemorillo participó en las 10 primeras ediciones de la Clásica venciendo en el año 2001 en su décima edición, en la misma temporada que abandonó el MTB profesional: “En aquella época la Clásica de Valdemorillo era la prueba de un día más importante después del Campeonato de España, era como la ‘Paris – Roubaix’ del mountain bike”, comenta Guillermo.

Entrevista Guillermo de POrtugal detalle
Con 10 participaciones, el hoy Director de carrera logró imponerse en la Clásica de Valdemorillo en su último año de profesional

Después de retirarse y de su ciclo como seleccionador nacional de MTB, comenzó a trabajar en la empresa de eventos Lastlap y se ha encargado de la organización de las 20 siguientes ediciones de esta emblemática e histórica prueba de MTB. “La etapa más competitiva de la Clásica de Valdemorillo fue muy intensa y mediática pero las pruebas masivas y populares que se celebran ahora quizás reflejan mejor el verdadero y auténtico MTB de aventura, reto y superación”, añade De Portugal.

La Clásica de Valdemorillo tiene un palmarés  de lujo con los mejores bikers de la historia del MTB de nuestro país. Lezaun, Notario, Garro, Márquez, Olaberría, Lejarreta, Portugal… han sido algunos de los vencedores de esta prestigiosa prueba.

De izquierda a derecha, Julio Vicioso (Director de BIKE), Jose A. Hermida y Guillermo de Portugal en el homenaje al corredor catalán tras su medalla olímpica que tuvo lugar en la edición 2005 de la Clásica de Valdemorillo
De izquierda a derecha, Julio Vicioso (Director de BIKE), Jose A. Hermida y Guillermo de Portugal en el homenaje al corredor catalán tras su medalla olímpica que tuvo lugar en la edición 2005 de la Clásica de Valdemorillo.

A partir del año 2006, la Clásica adoptó un formato más popular con una marcha no competitiva y varios recorridos a elegir. En su primera edición  se dieron cita más de 800 bikers de muy diferentes niveles llegando en el 2015 a los 2.000 bikers inscritos.

El frío y la lluvia han estado presentes en muchas ocasiones en esta invernal prueba del calendario nacional. Ya en el 2006 una fuerte nevada el mismo día de la prueba obligó a cambiar el recorrido a primera hora para poder dar la salida en una prueba épica. Pero lo que aconteció en la edición del 2009 se aproxima a los que hemos vivido este año con Filomena. La nevada fue de tales dimensiones que Valdemorillo quedó incomunicado y solo los más madrugadores pudieron llegar a la zona de salida. No quedó más remedió que suspender la prueba aunque muchos bikers estaban dispuestos a salir con esas extremas condiciones.

Todas estas anécdotas y muchas más se podrán ver en la exposición que se va a organizar en la Casa de la Cultura de Valdemorillo coincidiendo con este XXX aniversario de la Clásica más histórica y longeva del MTB español.

Más información e inscripciones: www.clasicavaldemorillomtb.com

Lo más leído

Lo más leído