DOT o aceite mineral en los frenos de mi bici: ¿Puede cambiar mi decisión?

¿Hasta qué punto el tipo de fluído que utilizan los frenos es tan importante para definirse por uno u otro modelo?

Iván Mateos

DOT o aceite mineral: ¿Puede cambiar mi decisión?
DOT o aceite mineral: ¿Puede cambiar mi decisión?

Muchos fabricantes (SRAM, Hope, Hayes…) apuestan por el líquido DOT 5.1, dado que tiene un mayor grado de ebullición, en torno a los 250º C. El problema que tiene es su capacidad para absorber la humedad del ambiente que, con el calor de una bajada pronunciada, se transforma en gas y las burbujas al ser compresibles, afectan al tensado de la maneta, produciéndose el desagradable efecto de la palanca que va hasta el manillar. El DOT es un líquido corrosivo y a la larga deteriora juntas y retenes, pudiendo también afectar al brillo o acabado de algunos materiales, aunque se limpia simplemente con agua.

El aceite mineral (Shimano, Magura…) repele el agua pero su grado de ebullición es menor, en torno a los 225º según Shimano. Por este motivo, Shimano ha trabajado intensamente en la tecnología Ice Technologies de refrigeración de los diferentes elementos (disco, pistones, pastillas) que consigue unas disminuciones de temperaturas de hasta 150º. Por otra parte, el aceite mineral es inofensivo con los retenes, y biodegradable, hasta el punto que Shimano no contempla las juntas o retenes en su catálogo de piezas de repuesto, dado que con un mantenimiento adecuado deberían durar toda la vida del freno.

¿Qué recomendamos?

Si vas a hacer tú mismo los mantenimientos y purgados periódicos, recomendamos líquido DOT. Si quieres unos frenos “para olvidarte", aceite mineral.

Nunca le hagas esto a los frenos de tu bici

Relacionado

Nunca le hagas esto a los frenos de tu bici

Frenos de disco: todo lo que sabemos

Relacionado

Frenos de disco: todo lo que sabemos