Así funciona el sistema Trailsync de BMC

La tija telescópica y la suspensión actúan sincronizadas

Así funciona el sistema Trailsync de BMC.
Así funciona el sistema Trailsync de BMC.

Varias marcas disponen de tecnologías capaces de adaptarlas al comportamiento de las suspensiones y las geometrías con tan sólo pulsar un mando: el TwinLoc de Scott, el Gemini de Cannondale o el ShapeShifter de Canyon, pero sólo una lo hace en función de la posición de la tija de sillín: el sistema Trailsync de BMC.

La firma suiza ha sido pionera en este sentido (veremos más conceptos similares próximamente, y muy ligados a la electrónica) percatándose de la simbiosis entre tija telescópica y suspensión: habitualmente, cuando bajamos la tija es para afrontar un descenso, así que necesitamos una suspensión más suave y absorbente.

El Trailsync no modifica la geometría, pero sí el comportamiento de la suspensión. Al pulsar el mando y bajar la tija, un mecanismo interno que es actuado por la altura de la tija, acciona el control de amortiguador, abriendo la compresión para una mayor suavidad. Cuando extendemos la tija, el Trailsync cierra la compresión, preparando la suspensión trasera para unas mejores prestaciones pedaleadoras.

www.bmc-switzerland.com

VER:  Tija telescópica ¿me interesa?

También te puede interesar
Speedfox, la bici más desarrollada e innovadora de BMC

Los mejores vídeos

Lo más leído

Lo más leído