De repente no te baja a la corona pequeña, ¿Qué puede haber ocurrido?

Una cosa es que ocurra poco a poco, otra cosa es que lo notes de un día para otro…

Iván Mateos

De repente no te baja a la corona pequeña, ¿Qué puede haber ocurrido?
De repente no te baja a la corona pequeña, ¿Qué puede haber ocurrido?

Cuando los componentes de la transmisión o el cableado se ensucian, el indexado de cambios comienza a empeorar paulatinamente, no repentinamente. Si mantienes la cadena limpia y engrasada, casi podemos descartar un problema de acumulación de suciedad.

Es probable que el cable haya sufrido un tensado muy brusco por alguna razón, o bien, lo más probable, que el cambio haya recibido un golpe y la patilla del cuadro esté doblada. Revisa bien el encaje de la funda de cambio en los soportes del cuadro y tensor del mando de cambio, porque en ocasiones, si pueden salirse por un simple enganchón en una rama y no vuelven a su posición, dejando el cable tenso.  En cualquier caso, si ésta fuera la causa también notarías que los cambios de las coronas que sí engranan tampoco van finos.

Si la patilla está doblada, lo sabrás identificar fácilmente, y tendrás que poner una nueva. Mirando desde atrás, comprueba la alineación de las ruedecillas del cambio con la rueda, es decir, deben estar en vertical y en paralelo al plano de simetría vertical de la bicicleta. Normalmente se doblan hacia dentro de un golpe, y si es así, conviene más poner una nueva que intentar enderezarla, ya que una patilla enderezada, aunque consigas colocarla “en su sitio” se volverá a doblar con más facilidad.

¿Patilla de cambio doblada en ruta?

Relacionado

¿Patilla de cambio doblada en ruta?

Lo más leído

Lo más leído