El caballito, una técnica fundamental

Si bien el caballito es una técnica aparentemente decorativa, sus fundamentos tienen una gran utilidad de cara a superar obstáculos y evitar impactos de la rueda delantera contra los resaltes del terreno.

Juan Manuel Montero

El caballito, una técnica fundamental
El caballito, una técnica fundamental

Levantar la rueda delantera del suelo es una técnica que, aparentemente, podría estar asociada a algo simplemente decorativo, poco útil, pero en realidad no es así. No hay buen biker que se precie que no sea capaz de levantar la rueda delantera del suelo al menos durante unos instantes.

Nuestro cuerpo sobre la bici es una parte más de ella, para interactuar a la hora de realizar los movimientos como el caballito, y es uno de los puntos a tener en cuenta.

Simplemente tirando del manillar, yendo de pie sobre los pedales y acercando el manillar al pecho lograremos un levantamiento instantáneo y, salvo que tengas muy buena técnica y lo apoyes con pedaleo, poco duradero. Te servirá para subir un escalón o raíz, y poco más.

Lo más importante es enlazar varios elementos técnicos a la vez: lo primero sería avanzar nuestro peso hacia la rueda delantera para a continuación retrasarnos y de esta forma coger inercia hacia atrás, extender los codos y justo en ese momento dar una fuerte pedalada.

Una vez conseguido el levantamiento de la rueda delantera hay que mantenerla en el aire con una cadencia constante y redonda del pedaleo. En el caso de que la bici se nos vaya hacia atrás, tendremos que dar un toque ligero al freno trasero, lo que hará que la rueda delantera vuelva a bajar rápidamente al suelo.

Cómo dominar un manual en bici

Relacionado

Vídeo: cómo dominar un manual en bici. Esta es la técnica