Publicidad

8 cosas a tener en cuenta si vas a cambiar de sillín

Una de las molestias más habituales de los bikers es el sillín. Los tipos de molestias son diversas así como sus orígenes. Veamos los fundamentos que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un sillín, colocarlo y sentarnos correctamente.
Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com -
8 cosas a tener en cuenta si vas a cambiar de sillín

1- El sillín es un componente que nunca debe ser elegido en función de su estética o su ligereza. Los 80 gramos de diferencia de peso entre un sillín y otro no nos van a hacer ir más rápido, pero sí más cómodos.

2- La forma correcta de apoyarse sobre el sillín se consigue cuando la mayoría del peso recae sobre los isquiones, que son los huesos de la parte inferior de la pelvis. Esta zona está poco vascularizada y ningún nervio la atraviesa, por lo que la presión es bastante tolerable.

3- Si la mayor parte del peso no se concentra en esta zona la presión irá a parar a otras zonas menos más sensibles, normalmente el perineo.

4- El primer paso para conseguir ir cómodo sobre el sillín es elegir el ancho y la forma adecuados. Existen algunos dispositivos que miden la anchura de los isquiones, que aunque no son demasiado precisos pueden darnos una pista. Los anchos más frecuentes son 130,140 o 150 mm. Y en chicas hasta 160-170 mm.

5- La forma de los mismos también es muy importante, y se pueden clasificar en curvos o planos. Un sillín curvo, por muy ancho que sea, siempre quitará presión sobre los isquios en comparación con un sillín plano.

6- Los sillines denominados “antiprostáticos” o con agujero central no son efectivos si no están correctamente colocados o si no tienen el ancho adecuado.

7- Es de especial importancia el ángulo que tenga el sillín respecto a la horizontal, ya que la inclinación del mismo puede hacer que cambie el punto de apoyo sobre el mismo. Al respecto, la indicación general es colocar los sillines perfectamente horizontales para conseguir una posición estable.

8- Una forma fácil de incrementar la incomodidad del sillín es colocarlo demasiado alto, ya que aumenta la presión sobre el perineo e impide que el ciclista se siente en la parte trasera del mismo, donde tiene un buen apoyo de los isquiones.

Texto: Yago Alcalde. Ciclismo y Rendimiento

 

También te puede interesar.


Si se te clava el sillín...

 

Te recomendamos

Hemos tenido la oportunidad de estar con Tomi Misser en el #skodacampus y hemos habla...

Si te estás preguntando por qué las bicis eléctricas están tan de moda, intentamos re...

Viajamos hasta Italia para asistir a la presentación de la primera eléctrica de LIV e...

Comenta el artículo

Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, mostrarte contenido relacionado con tus preferencias y recopilar información estadística. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.