Prueba Trek Superfly 100 Pro SL

En un artículo anterior analizamos a fondo la versión inmediatamente inferior de esta Superfly, la 100 Elite SL, y en esta ocasión hemos podido presentaros la joya de la corona, la 100 Pro SL.
Redacción de BIKE. Fotos: G. Manera -
Prueba Trek Superfly 100 Pro SL
Prueba Trek Superfly 100 Pro SL

Es el resultado del proyecto Apollo, el programa de Trek que durante dos años se ha focalizado en la creación de la doble suspensión más ligera y de mejores prestaciones de su historia. Las diferencias son sustanciales respecto a la Elite a nivel de montaje, pero también en el cuadro, donde en la Pro SL se confía en el carbono OCLV en su totalidad, también en las vainas (en el Elite son de aluminio) consiguiendo rebajar unos 100 gramos y dejando el peso total del cuadro (cifra facilitada por Trek, no constatatada por nosotros) en unos 1.850 gramos, amortiguador incluido. El peso final de la bici es espectacular, los datos hablan por sí mismos, 9.720 kg, la más ligera de este Megatest, y también la única con un disco trasero de 140 mm.

Con tales cartas de presentación el resultado dinámico no puede ser otro más que el esperado: aceleraciones desconocidas, y una facilidad pasmosa para ganar velocidad y mantenerla incluso en los cambios de pendiente. La rigidez del cuadro es sensacional para tratarse de un “ultraligero”, la parte trasera es muy compacta y sólida, y las aceleraciones en el pedalier se transmiten con total eficacia a la rueda. Si eres capaz de mantener la tracción con esos neumáticos hiperroradores y ligeros, podrás subir las rampas endiablado. El amortiguador trasero Fox Float CTD está tarado para competición, con unos ajustes que tienden más a la eficacia del pedaleo que a la comodidad, como buena bici de Rally. En posición Trail el pedaleo es muy eficaz, y en Climb es total, casi con un tacto cercano al bloqueo, y en Descend, abierto, la sensibilidad aumenta y la absorción mejora, ganando seguridad en los descensos. La horquilla RockShox SID XX nos permite bloquear desde el manillar, con mando hidráulico XLoc, y nos ofrece un “todo o nada”, o abierto o cerrado, sin posición intermedia para el pedaleo.

Los neumáticos 29-0 Team Issue en 2.10” tienen un dibujo minimalista que choca de frente con la época actual de barro, provocando constante pérdidas de agarre y tracción. Son específicos para verano, y para terrenos muy compactos. También específicos son los desarrollos de los platos, 26/39, tirando a largos para el común de los mortales, aunque la ligereza de la Superfly oculta el efecto y te deja moverlos con soltura. El comportamiento de la Pro SL es ideal. Rápida, ligera, noble en escalones (intrínseco a las 29”), y con una posición de ataque adecuada sin ser extrema. El peso queda muy bien situado entre ambas ruedas, lo que la permite bajar con aplomo. La geometría propia de Trek, la G2, aplicada a la horquilla (mayor avance de la cabeza) hace que la manejabilidad sea envidiable.

Galería relacionada

Trek Superfly 100 Pro SL

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...