Prueba Merida Big Ninety-Nine Pro 3000

Como dijo Jurgen Falke, el artífice del projecto de la nueva Big Ninety Nine: “es nuestra nueva arma para Cross Country, con prestaciones que superan a la Ninety Six en cuanto ligereza, rigidez y rendimiento de la suspensión”.
Redacción de BIKE. Fotos: G. Manera -
Prueba Merida Big Ninety-Nine Pro 3000
Prueba Merida Big Ninety-Nine Pro 3000

Para ello han empleado un triángulo delantero de carbono con tecnología Double Chamber, una especie de tabique vertical que recorre los tubos internamente, dotándolos de una rigidez torsional extraordinaria. Por detrás se completa con un basculante de sólido aluminio 6066. El sistema de suspensión MORE (Merida Optimized Ride Engineering) ha sido adecuado a la disciplina, con una sensibilidad moderada de cara a obtener las mejores prestaciones pedaleando, a la vez que se ha diseñado para funcionar con un amortiguador de pequeñas dimensiones, con la intención de aligerar el peso, pero también de crear una parte trasera compacta y rígida. Para mejorar aún más el rendimiento entra en juego la plataforma de pedaleo CTD de Fox, que con sus tres posiciones conseguimos unos comportamientos más o menos firmes, siempre partiendo de la base de unos ajustes iniciales poco sensibles y cómodos, pero sí efectivos para pedalear.

El mando CTD ubicado en el manillar nos permite elegir el comportamiento de ambas suspensiones a la vez, como ocurre en otras bicis de este Megatest como la KTM, Lapierre, Orbea, y de igual manera la Scott con su mando TwinLoc. Hay que comentar que las suspensiones Fox de esta Merida son de la serie Evolution, la más discreta tecnológicamente hablando de la marca californiana, aunque no hay que olvidar que la Big Ninety Nine Carbon Pro 3000 es de las más económica del Megatest, aún siendo la tope de gama de Merida. Como hemos sabido recientemente en la presentación internacional de Merida 2014, para el año que viene habrá un modelo superior con basculante completo de fibra de carbono.

La Merida es una bici de carretas, lo notas nada más montarte. La posición sobre ella no es muy estirada, pero sí baja. La potencia invertida, el compacto tubo horizontal y la tija centrada adelantan tu peso y te colocan en una posición de ataque ideal para exprimir al máximo los pedales. El centro de gravedad es bastante bajo, y la estabilidad es muy buena. El ángulo de dirección relajado favorece bajar con confianza, pero penaliza en zonas reviradas. Si hay algo por lo que destaca es por la rigidez. La Merida se aprecia muy sólida, sensación en la que las ruedas Fulcrum también tienen mucho que ver.

Galería relacionada

Mérida Big Ninety Nine

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...