Prueba Lapierre XR Team

La XR es una bici revolucionaria dentro de Lapierre. La lanzaron en verano del año pasado y entró al mercado creando un gran revuelo.
Redacción mountainbike.es Fotos: G. Manera -
Prueba Lapierre XR Team
Prueba Lapierre XR Team

Presenta un cuadro totalmente nuevo, parecido al de las anteriores X-Race, con el amortiguador atravesando el tubo vertical, pero esta vez en formato monocasco de fibra de carbono. La parte trasera también es de carbono, permitiendo una flexión controlada entre vainas y tirantes para permitir actuar correctamente a la suspensión, ya que los tirantes actúan sobre una bieleta que a la vez comprime el amortiguador. Aparte del cuadro, lo que más ha dado de qué hablar en la XR es sus plataforma de suspensiones inteligentes e:i Shock, desarrollada en colaboración con RockShox, y disponible como opción para esta XR Team con un suplemento de unos 500€. Nuestra versión equipa ambas supensiones Fox con CTD, modificables a la vez desde el manillar y desde un único mando, entre sus tres opciones de compresión.

La horquilla presenta las características barras Kashima de color bronce, que proporcionan una acción más suave. Cuenta con dirección semi-integrada, pedalier SRAM Press Fit y soporte de freno trasero Post Mount. El guiado de cables es interno, incluido el del freno trasero, que cuenta con el sistema Speed Lock de Formula, que permite desconectar y volver a conectar el latiguillo en un segundo y sin pérdida de líquido, lo cual nos facilitará su montaje. Entre otras de sus peculiaridades, es la única con mandos giratorios SRAM XX Grip Shift, perfectos para bajar o subir todas las coronas que quieras de una vez.

La Lapierre XR Team es un avión. Su posición es estirada ¡lleva una potencia de 100 mm invertida! y un tubo horizontal largo (ojo al elegir la talla), con lo que te sitúa adelantado y cerca del cuadro, con una postura ideal para rodar al ritmo más rápido que la seas capaz de imprimir. Es ideal para carreras de Rally o incluso para carreras de Maratón o por etapas, donde las suspensiones CTD te permiten seleccionar un modo de acción firme cuando las pilas están cargadas, o más suave cuando el cuerpo ya está castigado tras el paso de los kilómetros. Su bajo pedalier y dimensiones nos ofrece una estabilidad sensacional, la verdad es que permite bajar por trialeras complicadas y con escalones con una eficacia pasmosa, pero se vuelve en contra en zonas más reviradas o tramos técnicos donde necesitas corregir la trazada en el último momento. En estas situaciones se echa en falta un poco más de firmeza en su parte trasera.

Es una bici adaptada a la competición, exigente de postura y que demanda un ritmo elevado, con la polivalencia del sistema de suspensiones CTD de Fox.

Galería relacionada

Lapierre XR

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...