Prueba Cannondale Trigger Carbon 1

En un momento actual de caos global, donde el usuario que se acerca a una tienda está más perdido que nunca, porque no sabe qué tamaño de rueda elegir, es un gustazo encontrarte con bicis como esta Trigger, fácilmente identificables con un tipo de uso.
I.Mateos. Fotos: G. Manera -
Prueba Cannondale Trigger Carbon 1
Prueba Cannondale Trigger Carbon 1

La Trigger con rueda de 26” es una de las mejores bicis para hacer senderos de alta montaña que ha pasado por la redacción de BIKE. Si vives y sueles rodar por zonas llanas, quizá la Trigger 29” sea más adecuada para ti, pero si prefieres senderos duros, con subidas complicas y bajadas técnicas en las que exprimirte al máximo, sigue leyendo…

BICYCLUS ANTHECESOR

Nos pondremos en antecedentes, remontándonos a julio de 2010, año de lanzamiento mundial de las bicis más revolucionarias de Cannondale de las últimas décadas, la Jekyll, gracias al trabajo de uno de los cerebros de la Historia del Mountain Bike, el ingeniero alemán Peter Denk, embajador de la configuración de suspensión trasera tipo Pull-Shock. Peter ideó una doble de 90 o 150 mm de recorrido, con un poderoso pero ligero cuadro, con cambio geométrico incluído, adaptado al recorrido elegido, y todo configurable desde un solo mando ¿se te ocurre algo más? El resultado fue cuasiperfecto y la aceptación por parte del mercado tan sensacional que sólo quedaba llevar el pull-shock a nuevos territorios para continuar cosechando éxitos. Al poco, casi a la par, llegó la Claymore como compañera de 110/180 mm en la categoría Overmountain, y en verano de 2012 se presentaron las Trigger, en 26”. Este nuevo modelo goza de unas cualidades adaptadas a la estrecha línea que separa la rapidez del Rally y la capacidad del All Mountain, frontera que en Cannondale han bautizado como Cross Mountain.

TRES TRSITES TRIGGER

La saga Trigger se compone únicamente de 3 modelos con cuadro de fibra de carbono, con precios al alcance de pocos: la Trigger Carbon 2 cuesta 4.299€, la Carbon 1 que probamos 5.999€ y la Carbon Ultimate alcanza los 8.999€. ¿Por qué solo cuadros de carbono y precios prohibitivos? Eso sólo Cannondale lo sabe, pero una de las posibles explicaciones es que es la única forma de conseguir el objetivo de una doble potente, rápida y ligera. El hecho es que esta decisión deja fuera de juego a quienes no contamos con tal poder adquisitivo: el “grueso” de los bikers.

NUEVA CONOCIDA

Realmente la Trigger es una vieja conocida. A grandes rasgos es una Jekyll con menos recorrido, así que más o menos todo el mundo está más o menos relacionado con su cuadro y tecnología. El cuadro es de fibra de carbono de alto módulo, con fibras Ballistec, unas famosas fibras japonesas utilizadas en chalecos antibalas. Éstas se colocan en los puntos más expuestos del cuadro, en previsión de posibles impactos por caídas o rocas que “saltan” del suelo. Partiendo de esta base, llegan las claves tecnológicas que definen a la Trigger: el amortiguador Fox Dyad RT2 y todo en torno a él. Gracias a este amortiguador de doble cámara, que es accionado en extensión en lugar de en compresión, se consiguen dos comportamientos de suspensión y geometrías: Flow Mode, con 120 mm de recorrido atrás, más sag (prehundimiento del amortiguador), bajada del pedalier y relajamiento de ángulos para un comportamiento más absorbente y estable; y Elevate Mode, con 70 mm de recorrido, aumento de la progresividad de la suspensión (mejor pedaleo, sólo actúa una de las dos cámaras), subida de pedalier y aumento de ángulos de dirección y sillín, logrando una posición más adelantada adecuada para subidas o pedaleo rápido. Ambas posiciones se seleccionan desde el mando derecho. El Fox Dyad RT2 carece de bloqueo, pero realmente, el 70 mm apenas se mueve la suspensión: el efecto antisquat es eficaz, y la tensión de la cadena neutraliza el hundimiento de la parte trasera.

Otra característica que marca su compotamiento en su configuración global de pivotes y rodamientos o ECS-TC (Enhanced Center-Stiffness, Torsion Control). Bajo esta compleja denominación se encuentra la intención de aportar al cuadro de una tremenda rigidez torsional, colocando pivotes de 15 mm de diámetro en la pletina principal, con los anclajes separados al máximo, y dotando a la articulación entre vainas y tirantes de doble rodamiento, para que la capacidad de flexión sea mínima. El resultado, como hemos comprobado en repetidas ocasiones, es un cuadro muy robusto, que ofrece una precisión bajando sensacional, una respuesta directa y percepción de mayor recorrido que el real.


LA AFORTUNADA

¿Qué mejor suspensión para una doble en la que se busca capacidad, solidez y ligereza? Sólo las Lefty gozan de la mejor relación de estas tres características del mercado. El modelo XLR Carbon de la Trigger tiene un recorrido de 130 mm y un peso anunciado de unos 1.315 g. La botella es de fibra de carbono, las pletina de aluminio, al igual que la barra y el eje, que son producidos en una pieza. Como novedad 2013 tienen el nuevo sistema de rodamientos Hybrid Needle. Las clásicas hileras de agujas se han reducido, añadiendo un casquillo de fricción en la parte inferior. Funciona por aire y aceite, con ajuste de rebote y mando remoto RockShox SLoc, con funcionamiento hidráulico.

VALE PARA CASI TODO

El comportamiento de la Trigger nos ha sorprendido. Partiendo de un cuadro largo de tubo horizontal, con una potencia larga también (100 mm) que nos coloca en una posición muy maratoniana. El manillar, tal cual viene de serie, resulta demasiado alto, con lo que la recomendación es retirar dos o tres anillas para bajarlo en torno a 1-1,5 cm para extraer todas las prestaciones, ya que ganaremos tanto subiendo como bajando. Pedaleando rápido y en llano en posición Elevate Mode (70 mm) las posición queda más adelantada, con peso extra en la rueda delantera en los repechos más acentuados o curvas de 180º. Para bajar, ganaremos también al colocar más peso (y más adherencia) en el neumático delantero. Y bajando.. la Trigger baja muy bien. Todo el peso está concentrado en la zona del pedalier, lo que sumado a su longitud entre ejes, la confiere un gran aplomo. La rigidez del cuadro, las robustas ruedas y la suavidad de sus 120 mm de recorrido dan para mucho. La hubiéramos montado una potencia de 80 mm el lugar de la que nos vino en nuestra unidad.

¡PÓNME UNO MÁS!

¿Por qué no lleva una tija telescópica la Trigger? Entre otras cosas, el verdadero motivo debe ser porque ya no hay hueco en el manillar para un tercer mando, sin embargo… ¡la necesita! Amigos de Cannondale, estos son vuestros deberes para 2014. La Trigger tiene un cuadro muy robusto, unas ruedas Reynols sensacionales con unas sólidas llantas de carbono de nada más y nada menos que 30 mm, que “abren” el neumático mejorando el agarre y el aplomo, al padecer menos flaneos entre la cubierta y la llanta. Con estos dos simples hechos, que te ofrecen una gran capacidad para bajar, una tija telescópica está más que justificada, permitiéndote explorar terrenos que van más allá que el puro All Mountain.

Galería relacionada

Cannondale Trigger Carbon 1

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...