Prueba Giant Trance X 29er 1

Estable, rápida, ágil, polivalente, divertida... ¿se puede pedir más? desde luego, y en los tiempos que corren, si lo que estás buscando es una bici que no te deje en la estacada ante ninguna situación y con la que afrontar cualquier reto imaginable, esta Giant podría ser tu media naranja...
M. Pérez. Fotos: C. Lloreda -
Prueba Giant Trance X 29er 1
Prueba Giant Trance X 29er 1

Giant hace "crecer" su galardonada familia Trance X con la llegada de este nuevo modelo de 29". Aprovechando toda la experiencia acumulada en el diseño y desarrollo de sus exitosos modelos Trance X de 26" y Anthem X de 29", la firma taiwanesa incurre, y de qué manera, en el sector de las All Mountain o Trail de 29". Sobre el papel, la nueva Trance X 29er podría parecer una Anthem X 29er con 20 mm extra de recorrido, pero si prestamos un poco de atención... nada más lejos de la realidad. Giant ha "afeitado" casi 10 mm la longitud de las vainas de este nuevo modelo de 29", consiguiendo una trasera más compacta que confiere a esta nueva Giant una gran maniobrabilidad a pesar de sus 20 mm extra de recorrido, y consiguiendo que la distancia entre ejes de la misma se vea incrementada en tan sólo 15 mm con respecto a su hermana pequeña de 26". Una vez posicionada esta nueva montura dentro de la amplia gama de Giant comencemos a desglosar, punto por punto, las virtudes que hacen de la nueva Trance X 29er una auténtica todo terreno.

El sistema Maestro sigue plenamente vigente

Su cuadro, elaborado con el aluminio AluXX, propio de la marca, es todo un trabajo de ingeniería, tanto por sus hidroformados como por las soluciones tecnológicas que incorpora, todas ellas en pos de lograr un cuadro ligero, rígido y extremadamente manejable, a pesar de sus "ruedas grandes"; Empezando por su dirección Overdrive 2, que utiliza el concepto tapered, tan en boga en las 29", pero dándole una vuelta de tuerca más, ya que, además de incorporar el ya clásico rodamiento inferior de 1.5", hace crecer el diámetro del superior hasta 1-1/4" en detrimento del standard de 1-1/8". Esto se traduce, automáticamente, en una dirección que más bien parece un tiralíneas, ayudándonos a meter la bici con facilidad en cualquier curva. Contribuye también a la elevada rigidez estructural del conjunto su tubo diagonal MegaDrive, de unas dimensiones masivas y que acaba en un eje de pedalier, también sobredimensionado, Powercore de 86 mm PressFit, que incrementa, aún más, la excelente rigidez torsional de este cuadro. Prácticamente el cableado de la bici, incluyendo el de su tija telécopica, es interno, lo que contribuye a la limpieza de líneas del mismo. El cable del freno trasero es el único que recorre el cuadro por el exterior, atornillado mediante unos remaches pásticos, si bien es cierto que la bici viene preparada para hacerlo también internamente... incluso a lo largo de la vaina izquierda.

MASTER CLASS

Giant sigue confiando en su probado sistema Maestro de suspensión, obteniendo un recorrido de 120 mm. Con el objetivo de conseguir la reactividad y maniobrabilidad de una 26", Giant ha desarrollado un singular basculante trasero, de poco mas de 450 mm de longitud en el que vaina y tirante sólo se unen entre ellos en el lado izquierdo de la bici, lo que deja espacio de sobra en el lado de las bielas para que la rueda trasera se meta, literalmente, bajo el rider. La drástica apariencia de la curva que describe su tubo de sillín es tan sólo una ilusión óptica, ya que su grado efectivo es de 73 grados, lo que contribuye también a centrar nuestro peso sobre la bici, consiguiendo así una posición muy neutra de pilotaje que se traduce, de nuevo, en una excelente maniobrabilidad tratándose de una 29" de All Mountain.

El sistema Maestro sigue plenamente vigente

La tija telescópica ofrece 100 mm de recorrido

En el tren delantero, sus 69 grados de dirección aportan una mezcla perfecta de agilidad para escalar, estabilidad y control a la hora de afrontar descensos. Otro punto fuerte de esta Giant son sus suspensiones Fox, ya que tanto la horquilla como el amortiguador cuentan con el CTD de la marca del zorro; C de climb, T de trail y D de descend (algo así como subir, pistear y descender). Estas tres posiciones modifican la compresión de las amortiguaciones ofreciéndonos un amplio abanico de posibilidades a la hora de enfrentarnos a cualquier terreno. Analizaremos sus virtudes en la prueba dinámica que hemos hecho sobre el terreno en esta Giant.

VISTIENDO A LA BESTIA

A la hora de equipar esta bici Giant tira de armario y, salvando la parte mecánica, el resto de componentes llevan la firma de la casa taiwanesa: potencia, manillar, sillín, ruedas e incluso la tija telescópica. El puesto de mandos está muy bien resuelto y su manillar, de doble altura y 730 mm de anchura resulta muy cómodo y eficiente a la hora de "domar" una 29 pulgadas de estas características. Las ruedas merecen también una mención especial; se trata de unas Giant P-XC2, equipadas también con bujes de la casa, que gozan de una excelente rigidez, contribuyendo de este modo, a la agilidad y obediencia de la bici ante cualquier cambio de dirección. La delantera está equipada con un eje pasante QR15, algo "obligatorio" en una 29" de estas características, mientras que la trasera monta un eje standard de 9 mm, una posible mejora en futuras versiones dadas las posibilidades de esta bici. Para rematar las ruedas Giant recurre a unas Schwalbe Nobby NYC con un balón de 2,25" TubelessReady, con excelente agarre y un buen compromiso de capacidad de rodadura. La tija telescópica de la firma tiene un recorrido de 100 mm y cumple con su cometido, si bien la palanca que la acciona desde el manillar no es la más ergonómica del mercado.

En el apartado frenos monta unos Avid Elixir 3, con disco de 160 mm en el tren trasero y una curiosa medida de 170 mm en el delantero; suficiente para detener a la Giant ante cualquier situación. Bielas SRAM de dos platos con una combinación de 38 y 24 -que podría ser 36/22dientes- tratándose de una 29" y casete, también SRAM con dentado 11-36. En el apartado de transmisión manetas y desviador SRAM X7 y cambio trasero X9, una combinación efectiva y que ayuda a no disparar el precio de la bici. Dentro de la gama Trance X 29er Giant ofrece otros tres modelos: X 29er 00 (5.129€), X 29er 0 (3.999€), ambos modelos por encima del modelo que probamos y finalmente la Trance X 29er 2, primer precio de la gama (1.849€).

A JUGAR...

Polivalente, ágil y divertida; estas tres palabras definen, a groso modo, el comportamiento de esta bici. La primera sensación que transmite al subirte a ella es muy neutra, que el peso del ciclista va muy centrado sobre la bici, lo que nos da se traduce en una gran control y comodidad. Es una bici versátil como pocas, se defiende a las mil maravillas en cualquier terreno, tanto por lo acertado de sus geometrías, sus suspensiones Fox CTD y la enorme rigidez del conjunto global. Bien es cierto que en zonas lentas y técnicas no se defiende de la misma manera que lo haría una 26", pero no nos transmite la sensación que ofrecen otras 29" de ir conduciendo un camión. Llaneando es una delicia y, una vez lograda cierta velocidad de crucero es un auténtico misil.

La tija telescópica ofrece 100 mm de recorrido

Polivalente, ágil y divertida

Bajando... ¿Qué decir?... bajamos su tija telescópica, accionamos el modo descend de sus suspensiones y a disfrutar. Es muy estable y noble y, gracias en parte a sus ruedas de 29", nos permite volar sobre raíces, piedras y escalones. Subiendo podemos exprimirnos hasta donde estemos dispuestos, ayudada por el concepto Maestro de su suspensión trasera, que apenas contamina nuestro pedaleo, y accionando el modo Climb del CTD de Fox. La verdad es que llevando las suspensiones en el modo Trail del CTD se nos olvidaba hacer uso del resto de opciones, ya que así la bici se comporta a las mil maravillas en cualquier terreno. No será casualida que el piloto del Giant Off Road Racing estrenara esta bici, aún en fase de proto, en la Copa Americana de MTB esta misma primavera con excelentes resultados... y alguna que otra victoria. De verdad, una bici equilibrada, súper-polivalente y muy, muy divertida que no nos dejará colgados ante ninguna sitiación que podamos encontrarnos en nuestras rutas.

 

Polivalente, ágil y divertida

Galería relacionada

Prueba Giant Trance X 29er 1

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...