Los mejores trucos para no desfallecer

Para evitar pájaras, calambres y no ser visitado por el "hombre del mazo" atento a estos consejos...
MOUNTAINBIKE.ES -
Los mejores trucos para no desfallecer
Los mejores trucos para no desfallecer
 
Cualquier biker que se precie alguna vez ha tenido el placer de ser visitado por el "hombre del mazo". Este simpático señor suele aparecer en el momento más inoportuno: justo cuando quedan 3 ó 4 km para acabar la última e interminable subida del día. Su presencia a tu lado tiene un efecto indeseable: las piernas, como por arte de magia, de repente pierden toda su fuerza, y el piñón grande, nos parece mucho más pequeño... Además, el individuo en cuestión muchas veces no viene solo, se trae a sus primos "los calambres". Veamos cómo podemos evitar la visita de estos personajes:
 
Piano, piano: Esto es quizá lo más difícil de hacer. En las dos o tres primeras horas, nunca debes ir a tope. Aunque te de la sensación de que estás yendo demasiado despacio y de que vas a llegar el último hay que mantener la cabeza fría y pensar que nos quedan 3, 4 ó 5 horas de pedaleo por delante. Y que ya habrá tiempo de apretar y sufrir, pero mejor más adelante. Si conocemos las pulsaciones en las que está nuestro umbral, un buen consejo es ir siempre entre 10 y 15 pulsaciones por debajo del mismo. Y con los desarrollos, ante la duda, siempre la corona más grande. 
 
El día antes: Es muy importante que el día anterior a la gran paliza descanses. O si sales con la bici, que sea un mero paseo. Y sobre todo, será el día de llenar los músculos de gasolina. Tanto en la comida como en la cena debes incluir los hidratos de carbono: patatas, arroz, pasta, pan y frutas variadas. Y por supuesto, beber entre 1,5 y 2 litros de agua. 
 
Último repostaje: El desayuno del día D también tiene su importancia. Al menos 2 horas antes, asegúrate de tomar dos tazones de cereales o 3 ó 4 tostadas de pan. Algún zumo o algo de fruta también es buena idea. 
 
Provisiones para el camino: Una vez en marcha, debes tratar de comer algo cada 45 ó 60 minutos. Productos preparados válidos: barritas y geles. Opciones caseras válidas: un plátano, dulce de membrillo, 4-6 galletas maría con mermelada, sándwich de pan blanco con mermelada o membrillo, orejones, dátiles, chocolatinas. 
 
El camello: Además de sólidos, también es muy importante no deshidratarnos. Pero además de agua, en el bidón o en la mochila podemos echar 2 cosas más que nos serán muy útiles retrasar la fatiga. La primera son hidratos de carbono, es decir, azúcares. Esto lo llevan todas las bebidas deportivas. Y la segunda, son sales minerales, especialmente sodio, potasio y magnesio. Reponer estos minerales puede influir en la aparición de calambres. Un objetivo realizable de hidratación es conseguir beber al menos dos bidones cada 3 horas, es decir, medio litro por hora. Y si hace calor, mucho más.
 
Los calambres: Esta es la molestia más generalizada entre la mayoría de los bikers. La mejor forma de evitarlos es entrenar más y regular mejor, ya que la razón principal de su aparición es muy sencilla: fatiga muscular extrema, es decir, forzar demasiado.
 
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...