Si tienes una asimetría en una pierna, ¿qué hay que hacer para montar en bici?

La solución de las plantillas personalizadas no corrige las sobrecargas en los isquiotibiales y molestias en la planta del pie, para andar o correr está bien, pero para la bici no funciona...
Yago Alcalde -
Si tienes una asimetría en una pierna, ¿qué hay que hacer para montar en bici?
Si tienes una asimetría en una pierna, ¿qué hay que hacer para montar en bici?

Puede que esas plantillas sean muy útiles para caminar o para correr, pero es probable que no sean efectivas en la bici, ya que el punto de contacto entre la pierna y el suelo o el pedal es muy distinto. Cuando caminas, el apoyo lo haces con el talón, mientras que en la bicicleta el apoyo sobre el pedal se hace con el antepié, es decir, con la parte delantera. Por lo tanto, esa compensación de 5 mm no está realizando su función principal. Poner los 5 mm de compensación en la plantilla pero a nivel del antepié tampoco mejoraría, ya que haría que la zapatilla te quedase muy apretada.

La forma de compensar este tipo de problemas en la bici es mediante el uso de alzas. Las alzas son unos taquitos de plástico que se colocan entre la cala y la zapatilla. Su uso en zapatillas de montaña entraña un pequeño problema, ya que la cala sobresale mucho de la zapatilla, lo cual hace que caminar sea un poco incómodo y a la vez algo peligroso, puesto que la superficie metálica de la cala puede hacernos resbalar con facilidad. Lo que se suele hacer en estos casos es encargar unas zapatillas a medida que lleven el alza incluida en la suela. De esta forma, podremos colocar la cala en su lugar.

Hay algunos fabricantes que ya ofrecen esta posibilidad a la hora de comprar las zapatillas. Además del uso de estos suplementos, es fundamental colocar la cala en la posición correcta, ya que su colocación influye sobre la actividad del gemelo. La cala se debe situar de tal forma que, colocando la biela en la posición equivalente a las tres en punto en un reloj, el eje del pedal se sitúe justo en el centro de la articulación metatarso-falángica. Esto se consigue identificando la cabeza del primer metatarsiano (el juanete), que debe quedar entre 4 y 8 mm por delante del eje del pedal.

Casi más importante que todo lo anterior es dar con una altura del sillín adecuada. Una buen aopción en estos casos es asesorarse por un biomecánico que pueda valorar todas estas circunstancias.

También te puede interesar


Mejora tu pedaleo

 

Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...