Cómo hay que colocar correctamente las calas en las zapatillas

Si no terminas de aclararte cómo colocar las calas en la zapatilla y según las colocas para un lado o para el otro te duelen las rodillas o incluso los gemelos, sigue estos consejos.
Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com -
Cómo hay que colocar correctamente las calas en las zapatillas
Cómo hay que colocar correctamente las calas en las zapatillas

El ajuste de las calas es muy importante a la hora de conseguir un buen apoyo del pie sobre del pedal. Cuando esto sucede, las molestias sobre la bici suelen disminuir. Es el primer ajuste que se debe hacer.

1.Para el ajuste antero-posterior (adelante-atrás), debemos localizarnos, con la zapatilla puesta, la posición de la cabeza del primer metatarso así como la del quinto. Este hueso prominente se conoce vulgarmente como juanete.

2.Una vez lo hayamos localizado, tendremos que buscar el hueso equivalente pero del dedo meñique, que estará situado más retrasado, ya que la articulación va en sentido oblícuo.

3.Marcaremos estos dos puntos con una pegatina o con un rotulador.

4.Colocando la biela en la posición correspondiente a 90 grados (las 3 en punto si fuera un reloj) y el pie plano, la cala estará correctamente colocada cuando el eje del pedal se sitúe justo entre las dos marcas que hemos hecho sobre la zapatilla.

Esta forma de colocar la cala es ligeramente más retrasada que la que se ha utilizado tradicionalmente, cuando el objetivo era hacer coincidir el juanete con el eje del pedal. Se ha demostrado que es mejor retrasar ligeramente la cala respecto a esta posición, de forma que el eje del pedal esté situado en el centro de la articulación metatarso falángica.

5.Una vez hayamos hecho este ajuste, tendremos que determinar la rotación de la misma. Este ajuste se debe hacer por sensaciones, permitiendo que el pie se coloque con la angulación que sea más natural para el ciclista. Hay ciclistas que se encuentran más cómodos con el talón muy cerca de la biela y otros que prefieren separarlo más… No es ni mejor ni peor, tan sólo debemos notar que el pedaleo es cómodo y nunca forzado, es decir, que las calas no nos obligan a situar el talón más hacia dentro o más hacia fuera de lo que nuestras rodillas nos pidan.

Normalmente, la angulación de los pies al pedalear se asemeja a la de nuestros pies cuando estamos caminando, por lo que es recomendable observarlo y comparar.

Texto: Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

 

Te recomendamos

Oxígeno y Costa Rica te invitan a un nuevo evento en la sierra de Guadarrama...

¿Sabías que este gran aliado de Nino Schurter en los circuitos se encuentra en muchas...

Control, durabilidad y eficiencia se combinan en la gama de MTB con la que la firma g...

Historia, gastronomía y muchos caminos rodeados de fértiles bosques donde poner a pru...