Entrenar en ayunas: 8 claves para entender esta práctica

Entrenar en ayunas es practicado por ciclistas, corredores y aficionados al fitness en general con la idea de quemar más grasa y así afinar más. Consiste en hacer ejercicio nada más levantarse por la mañana antes de desayunar nada. Veamos en que consiste y si merece la pena hacerlo.
Yago Alcalde -
Entrenar en ayunas: 8 claves para entender esta práctica
Entrenar en ayunas: 8 claves para entender esta práctica

 

1 La gente que practica este tipo de entrenamiento piensan que estando en ayunas van a consumir más grasa y de este modo van a adelgazar más. Esto no es cierto, ya que en todos los estudios realizados al respecto no se ha observado que el grupo que entrenaba en ayunas adelgazaba más que el que lo hacía después de desayunar.

2 Si el objetivo es perder peso, más que el substrato energético utilizado, lo más importante es que se produzca un déficit calórico, es decir, que gastemos más calorías de las que ingerimos. Y para esto, da igual si hacemos el ejercicio en ayunas o no. Es más, si desayunamos, nuestros entrenamientos podrán ser más intensos, y por lo tanto quemaremos más calorías. De esta forma, perderemos más peso.

3 Otra justificación de este tipo de entrenamiento es que enseñamos al cuerpo a funcionar quemando más grasa. Si esto sucede, ¿cómo nos puede ayudar en nuestras salidas en bici?

4 Sabemos que cuando pedaleamos nuestros músculos van consumiendo de forma combinada grasas y azúcares en diferentes proporciones. A medida que aumentamos la intensidad en el pedaleo aumenta el gasto de azúcares y disminuye el gasto de grasas.

5 La energía que podemos obtener quemando grasa es prácticamente inagotable por su elevada capacidad calórica y la gran cantidad de somos capaces de almacenar. Sin embargo, los azúcares (glucógeno muscular y hepático) se agotan en un par de horas sin problema si pedaleamos de forma intensa. Cuando esto sucede, aparece la fatiga, el cansancio, la sensación de pérdida de fuerza.

6 Por este motivo, uno de los objetivos del entrenamiento de resistencia es conseguir que nuestros músculos sean capaces de usar al máximo la grasa como combustible con la idea de retrasar el agotamiento del glucógeno. Y es lo que se busca con el entrenamiento en ayunas.

7 Hay unos cuantos estudios publicados en los que se ha valorado esta cuestión. Básicamente han consistido en hacer dos grupos de deportistas que hacían el mismo entrenamiento, unos en ayunas y otros no. En ningún estudio se ha conseguido confirmar que después de varias semanas entrenando en ayunas se consiga un mayor consumo de grasas.

8 En resumen: podemos afirmar que a día de hoy el entrenamiento en ayunas no aporta mayores beneficios que el que se practica en estado normal. 

Te recomendamos

La Strike eRIDE es la última incorporación al catálogo de Scott, una bici que retoma ...

Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

BH fue absoluta pionera en la llegada de las bicis eléctricas, y eso le sigue dando v...

La alianza entre un cuadro compacto y unas ruedas de 29” da como resultado una Trail ...

Repasamos con la gama de Scott eRIDE las dudas más frecuentes acerca de las bicis elé...

Que tu ruta o carrera sea un éxito o un fracaso tiene mucho que ver con lo que comemo...