Dolor de pies en bici: causas probables

Dolor, adormecimiento… llevas una hora en bici y los pies empiezan a ser una tortura. Has probado a aflojar las zapatillas pero nada, ¿a qué puede deberse?
Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com -
Dolor de pies en bici: causas probables
Dolor de pies en bici: causas probables

Esta molestia es una de las más habituales en MTB, ya que la función del pie pedaleando es muy diferente a la suya natural.

Seguramente, el origen de esta molestia es que en algún punto del pie hay un exceso de presión que provoca el adormecimiento. Puede ser presión de un nervio o incluso presión vascular, es decir, sobre alguna arteria, que cuando es presionada impide un correcto flujo sanguíneo. Esta reducción de flujo limita el aporte de oxígeno a los músculos. En estos casos, el objetivo es detectar el punto de presión y tratar de eliminarlo.

Los primeros causantes de estas molestias pueden ser las zapatillas. Puede ser que sean demasiado cortas o demasiado estrechas. O quizá la horma (forma) de la zapatilla no se ajusta bien a nuestro pie. Estas deberían ser las primeras comprobaciones. Por este motivo, a la hora de comprar zapatillas nuevas es muy importante probarse varios modelos en la tienda hasta dar con el que mejor se nos amolde a nuestro pie. Comprar las zapatillas online nunca es recomendable por este motivo.

El segundo factor que puede influir puede ser la presión del pedal sobre la zona metatarsal, es decir, en la zona de apoyo del pie sobre el mismo. En ocasiones, una zapatilla no demasiado rígida podría hacer que la presión se concentre en la zona de apoyo. En estos casos, probar con una zapatilla con suela más rígida podría ser la solución.

La posición de la cala también es un factor de mucha importancia, puesto que una cala demasiado adelantada en la zapatilla puede generar mucha presión justo en la zona metatarsal. En estos casos, los síntomas mejoran cuando se retrasa la cala. Al hacer esto es importante tener en cuenta que estamos influyendo sobre la altura del sillín puesto que al retrasar la cala estaremos estirando más la rodilla. Deberíamos bajar el sillín si hemos retrasado mucho la misma. Un buen consejo cuando este problema es importante es poner la cala lo más atrás que nos permita la zapatilla.

Además de estas medidas, siempre es aconsejable usar una plantilla específica para ciclismo que ayude a repartir mejor la presión sobre la suela y que soporte el arco plantar. Pueden ser plantillas estándar o mejor todavía si son hechas a medida del pie de cada uno. 

Si después de todas estas indicaciones el problema persiste es el momento de consultar con un podólogo deportivo para que analice en profundidad el origen del problema y diseñe unas plantillas para su corrección.

Texto: Yago Alcalde. www.ciclismoyrendimiento.com

LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

La aventura de cruzar los Pirineos Trail2Challenge, impulsada por la marca española T...

Para jóvenes y no tan jóvenes, para los que se desplazan al trabajo, para padres ocup...

El renting es una realidad en nuestras vidas. De ser algo reservado a empresas, ha pa...

La carretera, pista y ciclocross están tras la historia de Ridley. Si conoces nombres...

Muchos la conocen en invierno, cuando la nieve es la protagonista, pero el verano tam...

La bici es una aliada perfecta para descubrir nuevos paisajes en Lleida, un paraíso n...