Así fue la Trans-Nomad en el Pirineo Aragonés

EL Pirineo Aragonés presento durante 4 días del 15 al 18 de septiembre la mejor de sus galas: 4 etapas, 12 tramos cronometrados, 200km de recorrido, 6000m de desnivel positivo, 8.000 negativo…
MOUNTAINBIKE.ES. Fotos: Juanjo Otazu -
Así fue la Trans-Nomad en el Pirineo Aragonés
Así fue la Trans-Nomad en el Pirineo Aragonés

 

Del 15 al 18 de septiembre el Pirineo Aragonés acogió la primera aventura de enduro que se realizaba en España, la Trans-Nomad. Los Valles de Benasque, Chistaú y Bielsa, recibieron a los más de 40 corredores llegados de distintas partes del planeta, Francia, Alemania, Suecia, Sudáfrica, Portugal y por supuesto España para afrontar una aventura difícil de olvidar.

El primer día amaneció en el Valle de Benasque con frío y niebla. los corredores iniciaban esta aventura desde la estación de Aramón Cerler y ascendían a más de 2.350m de altitud tras un remonte hasta la misma estación. Un día en el que se hicieron 3 tramos cronometrados y en que el tramo conocido como “Magic Line” fue el más espectacular para los corredores, uno de los senderos estrella del centro btt Puro Pirineo. Una primera experiencia que ya ponía a todos los bikers en alerta, pues este no sería un reto sencillo.

El viernes 16 la expedición Trans-Nomad abandonaba Sesué para dirigirse a Saravillo, del Valle de Benasque al Ball de Chistaú.  Por el camino se encontrarían con una maravilla de la naturaleza, el Ibón Basa Mora, un lago de origen glaciar y rodeado de altas cumbres, a más de 2.000m de altitud, un lugar que permanecerá mucho tiempo en la mente de los corredores. Después, un ascenso hasta el Collado de Sahún, Collado de la Cruz y Colladeta del ibón. Este día se realizó el porteo más duro de Trans-Nomad, un porteo de más de 2h pero que tendría su mayor recompensa llegado al ya mencionado Ibón Basa Mora, uno de los dominios más emblemáticos del ciclomontañismo del centro btt Zona Zero de Ainsa.

Para el sábado les esperaba Bielsa por el mítico camino de montaña de la Cruz de Guardia. Un día marcado por vertiginosos descensos y que tras el duro día de ascensiones de los días anteriores, agradecieron los corredores.

El último día de esta aventura, se convertiría también en el más épico, se iniciaba con un remonte hasta Urdiceto, a más de 2.500m de altitud y donde la nieve estaba esperando a los corredores, con una temperatura de -4 grados y una sensación térmica que rozaba los 10 grados bajo cero dejaba una estampa épica y de gran dureza para los aventureros.

La Trans-Nomad, más que una competición, ha demostrado ser una experiencia, una aventura de 4 días por el Pirineo Aragonés, donde todo el entorno y dureza del terreno marcan el camino. Los corredores que realizaron los mejores tiempos fueron el gallego Rubén Rodriguez, el vasco Markel Uriarte y el francés François Dola.

Toda la información en http://trans-nomad.com.

 

Te recomendamos

El nuevo Peugeot 508 apuesta por cambiar tu concepto de berlina...

En noviembre queremos que cuides de ti...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...