Entrevista David Valero “Aún me considero como un novato”

A pocas fechas de comenzar el grueso de las carreras de Copa del Mundo en Europa, entrevistamos en Baza a la gran sorpresa internacional de 2017, un hombre amable y bueno que el pasado año puso contra las cuerdas a Nino Schurter
Héctor Ruiz. Fotos: Alejando Cubino/MMR -
Entrevista David Valero “Aún me considero como un novato”
Entrevista David Valero “Aún me considero como un novato”

Quizás no sea necesario hacer una extensa presentación de David Valero, uno de los mejores corredores de Cross Country del panorama internacional y nacional. El corredor granadino, natural de Baza, es uno de los pocos corredores que en la pasada temporada 2017 puso contra las cuerdas  Nino Schurter, destacando entre otros resultados su 2º puesto en Nove Mesto, además de poder presumir de una progresión año tras año imparable, logrando ser el 4º clasificado en la general de Copa del Mundo del año pasado.

El inicio de 2018 ha sido sin embargo accidentado, con la fractura de clavícula sufrida en la Costa Blanca Bike Race que no le permitió estar al 100% para el inicio de temporada en Stellenbosch, perdiéndose la cita. Completamente recuperado, estamos deseando ver cómo se defiende el bastetano en las carreras de Copa del Mundo que están a punto de llegar.

¿Cómo era el David Valero que corría Rallys en la provincia de Granada en comparación al David Valero de hoy?

Llevo montando en bici y corriendo desde chico, cuando tuve la posibilidad de desplazarme por mí solo. A partir de los 18 años, empecé a correr carreras a nivel Andaluz, por Murcia también, al final corría todas las carreras. Conforme pasaban los años los resultados iban acompañando  y corrí mi primer Cto. de España en Montjuic con la Federación andaluza de Ciclismo en 2010, en categoría sub 23, totalmente como novato. Desde entonces he cambiado mucho, sobre todo en tomármelo como una profesión, sé que ahora mismo es mi método de vida pero salgo a montar en bicicleta porque me encanta, me gusta y no me cuesta nada salir a entrenar todos los días; Hay días en que el cuerpo me pide descansar y digo “me voy a ir a montar un poco con la bici de Enduro, a distraerme y desconectar un poco” (risas). Hay días que tienes que entrenar muy fuerte y acabas cansado, pero nunca piensas “estoy harto de bicicleta” porque te gusta y te sientes privilegiado de poder vivir esta pasión.

Y tu vida también ha cambiado…

Mi vida ha cambiado bastante desde que vivía trabajando a media jornada como mecánico por la mañana y entrenando por la tarde. Podía vivir más o menos de la bici, pero tampoco quería dejarlo todo por la bici. Siempre he corrido en bici y conforme han pasado los años y los equipos me han ido apoyando cada vez más he dado más pasos, sin querer jugármela a una carta, más sabiendo lo difícil que es ganarse la vida como corredor profesional de Mountain Bike.

¿Y cómo llegó el momento de dedicarte a competir de forma profesional al 100%?

El año que fiche por Olympia me dieron esa oportunidad, y la verdad que después de comentarlo con mi familia pensamos en probar, si salía todo bien pues a continuar. Yo me casé con 24 años y la verdad que he estado siempre trabajando, pensando en crear mi familia y mi casa, es lo que siempre me ha ayudado a luchar el día a día a no parar de trabajar, por eso nunca lo he dejado de lado por dedicarme a la bicicleta. Con el tiempo y los resultados empiezas a pensar mucho en la dedicación, en hacerlo lo mejor posible, buscar el máximo rendimiento y finalmente acabas enfocando tu vida a eso. Al final llega un momento en  que te vuelves tan perfeccionista y quieres hacer las cosas tan bien que estás 24 horas pensando en la bicicleta y en hacerlo bien. La alimentación, lo que descanso… me gusta llevar las cosas de forma muy detallada.

¿Y esto implica muchos sacrificios?

En plena temporada sí renuncias a muchas cosas, especialmente en verano que es cuando apetece hacer más vida en la calle y hacer cosas con la pareja, pero coincide con los momentos fuertes de la temporada, las citas importantes.  En cambio en pretemporada la verdad es que disfruto mucho de los amigos y la familia, podemos salir a cenar o tomar algo, no hay ningún problema, aunque la verdad que siempre vas cuadrando para ver cómo enfocas el día siguiente.

Publicidad

¿Quién estaba en los posters de tu habitación cuando eras más joven?

Hermida siempre ha sido un referente, para mí y creo que para todos, por eso siempre lo tienes en mente, siempre me acuerdo de cuando llevaba la bici pintada con llamas verdes. Jose al final ha sido el mejor biker nacional y uno de los mejores del mundo. Las últimas tres temporadas he podido convivir con él y aprender mucho, sobre el mundo de las carreras, de la vida profesional, de la presión que tienes antes de las carreras, te ayuda a sobrellevarla y no tenerla, a estar mucho más relajado y he aprendido muchísimo. Soy una persona a la que le gusta mucho fijarse en los detalles de los compañeros, todo el día a día, y más de alguien con tanta experiencia.

¿Y si te digo que ahora tu eres el que está en los posters de algunos chavales?

La verdad que esa parte no la llego a asimilar… aún me considero como un novato. La verdad es que ahora la afición te va conociendo cada vez más, la gente que corre y que va a ver las carreras te va teniendo más en cuenta. Por ejemplo, en el último Cto. de España de Cofrentes la verdad que la afición estaba muy volcada, aparte de que el equipo hace mucho con toda la estructura que monta. Es lo bueno que tiene MMR, que todo es como si fuera una familia, todos nos llevamos bien y al final todo eso influye mucho haciendo que el trabajo sea más fácil y salga más fluido y ameno.

Estamos en Granada ¿Dónde estaba un “granaíno” como tú en los Mundiales de Sierra Nevada 2000?

Entonces yo tenía 12 años… ¡y estaría por aquí pegando saltos! Con esa edad me compré mi primera bicicleta de montaña de verdad con suspensión, una Otero. De ahí pasé a la BH Sierra Nevada con frenos de disco y todo. El Descenso siempre me ha llamado mucho la atención y me gustaba ver los vídeos del New World Disorder, el Rampage… y me compré una Kona Stinky para salir con un amigo que tenía una Deluxe. También me gustaba el motocross y Supercross, aún sigo a un montón de pilotos, y me compré una moto de campo, aunque me duró poco, la vendí para comprarme otra bici de montaña, con la que volví a engancharme de nuevo. Aún tengo el gusanillo de la moto, para disfrutar está muy bien… ¡hasta que un día me arranque y me echen de casa!

Respecto a las bicis con las que empezaste y el material, ¿cómo las has visto cambiar?

Impresionante el cambio. Mi primera bici de carbono era de 26”. Imagínate a mí con lo grande que soy (1,89 m) con una 26”… parecía que iba con una 24”, con la bici de mi sobrino. El cambio a las 29” fue impresionante, cuando me compré una de las primeras 29 que salieron, una Cube, estaba encantado con el cambio. A partir de ahí han mejorado muchísimo y te adaptas cada vez más a la bicicleta y puedes sacarle más rendimiento. Están en un punto en el que te preguntas qué más van a hacer, si van a innovar algo más… y seguro que sacan algo.

Y tú ahora llevas tija telescópica…

Para nosotros, tal cual se están haciendo los circuitos, la bici doble y la tija telescópica se están convirtiendo en fundamentales... cada vez nos quieren complicar más la cosa. Para mí unos 4 cm de recorrido en la tija son suficientes, te permiten bajar mucho más seguro. La Ritchey que usamos en el equipo tiene 90 mm y una posición intermedia de 40 mm, que es la que más uso.

Y sobre los circuitos, ¿cómo ves que se introduzcan nuevas sedes en Copa del Mundo en lugar de repetir siempre las mismas?

Eso estaría bien, al final abriría más el abanico de posibilidades. Al final correr siempre los mismos circuitos hace que te dosifiques más, sabes muchos datos a la hora de entrenar, la distancia de cada subida, cómo es cada Rock Garden… aunque es verdad que cada año aparecen cosas nuevas en cada carrera. Por ejemplo este año en el Mundial de Cairns (Australia), respecto a cuándo corrimos en ese circuito el año pasado con el terreno compacto y húmedo, todo era diferente en seco, se fue toda la tierra que había y salieron las piedras de punta  que había debajo, trazadas nuevas… iba con una idea y unas cubiertas en mente, pero tuve que cambiar todo porque se hacía imposible controlar la bici cuesta abajo.

Publicidad

Llegas a la carpa. Montones de camiones de equipos, megafonía, gente aplaudiendo, saber que estás entre los favoritos, que las cámaras de TV te sigan y el locutor habla de ti… ¿impone tanto como parece desde fuera o tú ya te has acostumbrado?

En ese aspecto no soy una persona que se ponga nerviosa, soy más tranquilo. Muchas veces en la parrilla de salida estás acelerado, nervioso, con ganas de salir, pero no estoy atacado con presión, lo llevo como una carrera más. Al fin y al cabo somos casi siempre los mismos y nos conocemos todos. Puede haber presión por el público, la gente apoyándote… pero todo eso al final te da mucha motivación. Estás muy lejos de casa, son muchos días fuera, y los ánimos de la gente que te conoce al final te ayudan a motivarte.

¿Y estar codo con codo con Nino Schurter, Kulhavy, Fumic… impone?

Las primeras veces que salía en primera línea el año pasado, le tenía mucho respeto a la hora de meter cuerpo y adelantar, me daba más cosa. En pretemporada lo estuve trabajando mucho, sobre todo mentalmente, si quería hacerme un hueco tenía que hacerme también de respetar y salir pensando que ninguno es más que yo. Les tengo respeto por ser quienes son, pero tengo que intentar hacer mi carrera e intentar dar el máximo y no pensar que Nino es el Campeón del Mundo o Absalón dos veces campeón olímpico, creo que si no lo haces así siempre vas a estar un poco a la sombra de ellos.

¿Y después de haber estado tan cerca de Nino el pasado año en Nove Mesto, será posible verle por detrás de ti en 2018?

Al final el pasado año acabamos muy contentos, fue una temporada muy buena y positiva,  aunque hay algunos títulos que se han escapado, es cuestión de seguir trabajando, tengo ganas. Este año en mayo empieza el periodo para conseguir plaza olímpica para Tokio 2020, faltan tres años, pero no te puedes despistar porque se ha escuchado que se quieren reducir plazas a cada país, en lugar de 3 plazas para los 4 primeros países, solamente 2.  Y ahora los jóvenes vienen muy fuerte.

Jofre Cullell, Josep Durán, Rocío del Alba, Natalia Fischer... la nueva generación de bikers españoles es muy prometedora…

Creo que ahora mismo España tiene un nivel muy interesante en Mountain Bike. Si hay apoyo podemos seguir creciendo porque en el país hay un buen potencial. Las carreras además están mejorando mucho, con muchos puntos UCI y con gran nivel.

Pablo Rodríguez y tú parecéis un dúo de compañeros muy unido. Si Pablo no estuviera en tu equipo, ¿quién sería tu compañero ideal?

Con Pablo me llevo muy bien y congeniamos perfectamente, tanto para entrenos como para convivir el día a día, nos entendemos muy bien. Somos muy similares, tanto para trabajar como para cuidarnos con la comida, como para otras muchas cosas. Buscar un compañero del nivel de Pablo es complicado… ¿Como referente? Me gustaría trabajar por ejemplo con Julien Absalon, para ver “el toque que tiene”, lo que ha conseguido un corredor así no lo consigue cualquier otro, tiene que tener una forma de ser especial para ser el mejor. Veo la evolución que ha experimentado en su cuerpo y la capacidad que ha tenido para amoldarse bien y  trabajar los aspectos adecuados para seguir estando ahí arriba. Sería un gran maestro.

Si el David Valero de hoy se montara en el Delorean de Regreso al Futuro y se encontrara con el David Valero de hace unos 10 años, ¿qué le diría?

No mucho, de mi pasado no me gustaría cambiar nada, estoy contento con cómo he hecho mi vida. He pasado una juventud en la que he vivido todos los momentos, con los amigos, salir de fiesta y montar en bici. Ahora mismo estoy en una etapa en la que estoy disfrutando mucho del ciclismo, de la competición, disfrutando los viajes, viviendo el máximo nivel del Mountain Bike entre los mejores. A veces echo de menos no haber competido en categoría inferiores, sobre todo por tener más experiencia y haber conocido más a la gente… Aunque estoy contento con cómo están saliendo las cosas y espero dar mucha continuidad y alegrías al deporte nacional.

Publicidad
Te recomendamos

En noviembre queremos que cuides de ti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...