¿Son útiles los seguros para bicicleta?

Como vehículo nuestra bicicleta tiene una serie de peligros potenciales que podemos cubrir con una póliza. En España no tiene carácter obligatorio así que la elección es opcional, en este artículo vamos a arrojar luz sobre el siempre complicado mundo de las aseguradoras. ¿Merece la pena asegurar una bicicleta?
Jorge López -
¿Son útiles los seguros para bicicleta?
¿Son útiles los seguros para bicicleta?

Lo primero que debemos tener en cuenta es el valor de la bici y la asiduidad con la que la que la utilizamos. Para un perfil de deportista que pedalea poco (2 o 3 veces al mes) no es tan útil esta opción ya que las probabilidades de incidente son escasas. Pero si eres de los que les gusta hacer girar la rueda (más de 6 o 7 salidas al mes) el tema cambia, las probabilidades de percance aumentan ya que a lo largo del año podemos realizar hasta 130 salidas, que no son pocas. El precio de nuestra amiga rodadora también es algo a tener en cuenta. El valor de aquello que aseguramos debe seguir una lógica coherente, para bicis básicas que no superen los 250 o 300€ no merece la pena. A partir de unos 500€ es cuando, desde nuestro punto de vista, la cuestión de asegurarla comienza a ganar peso. Y a partir de 1000€ es muy recomendable, sobre todo teniendo en cuenta que estos seguros suelen tener un precio contenido.  

 


QUÉ CUBRE UN SEGURO ESPECÍFICO DE BICICLETA

Dentro del espectro de empresas que ofrecen este servicio hemos encontrado amplias diferencias a la hora de gestionar la póliza. Algunas ofrecen unas condiciones incluidas dentro del producto y otras venden como extras algunos servicios. Las ofertas del “todo incluido” suelen tener un precio más elevado que las del paquete básico ampliable, pero esos “extras” a posteriori resultan ser más caros. Todo depende del grado de seguridad que quieras. Estas son algunas de las condiciones que generalmente podemos encontrar.

 

Básicas:

Responsabilidad civil: Básicamente cubre los daños materiales ocasionados a terceras personas o vehículos que se vieran involucrados en un percance. Y por supuesto nuestra propia integridad en caso de necesitar asistencia médica. Podemos encontrar seguros de este tipo desde 25€ al año.

Asistencia en viaje: Si realizamos rutas largas o desplazamientos como cicloturistas nos cubren los daños materiales y se encargan de reparar la bicicleta. También del desplazamiento en caso de que nuestra bicicleta quede inutilizada. Este caso es altamente recomendable para momentos puntuales, hay seguros de viaje que se pueden contratar por un corto periodo de tiempo.

Robo o daños por accidente: Probablemente una de las partes más prácticas de estos seguros y la que más nos preocupa. Como siempre debemos repasar la letra pequeña, pero por lo general se encargan de indemnizarnos si sufrimos un robo o un accidente. En estos casos la presencia del candado se hace obligatoria, algunas incluso especifican modelos de candados no aceptados.


Opcionales:

Asistencia personal: En caso de accidente físico si no podemos realizar las tareas del día a día con normalidad la empresa se encarga de proporcionarnos los medios necesarios para seguir adelante con nuestra actividad.

Cirugía plástica y reparadora: Si por desgracia en un percance se ve afectada de manera severa nuestra superficie corporal, la aseguradora se hace cargo (normalmente con un límite de coste) de las operaciones derivadas para mitigar los efectos que esto produzca. 

Defensa y protección jurídica: En caso de conflicto judicial con terceros derivado de nuestra actividad como ciclistas tenemos una garantía de cobertura jurídica profesional por parte de nuestra aseguradora.

Gastos por hospitalización: Si tenemos la mala suerte de tener que quedarnos hospitalizados por un accidente grave la empresa cubre el coste y nos indemniza con una cantidad por cada día de hospitalización. 

Muerte por accidente: En la consecuencia más terrible de un accidente el beneficiario del seguro percibe una cantidad previamente acordada a causa de la defunción del asegurado.

Invalidez temporal: Si se produce una merma de nuestra capacidad física por un período de tiempo concreto, el seguro nos indemniza durante el tiempo que dure esta circunstancia.


DUDAS ETERNAS

En el proceso de documentación para este artículo nos hemos encontrado con cuestiones habituales tanto en internet como en nuestro entorno, incluso por aquellos que ya disponen de una póliza específica. Vamos a tratar de disipar cualquier duda al respecto.

 

¿En el seguro de casa no entra la cobertura de mi bici? Si tenemos contratado un seguro del hogar la bicicleta sí entra en la lista de objetos susceptibles de ser cubiertos por la póliza, pero ojo, sólo en casa. Debemos informarnos bien sobre la política de nuestra compañía sobre la sustracción de bicicletas en garajes y trasteros ya que la mayoría no consideran estas zonas como continente del hogar y por lo tanto no tenemos nada que hacer si nos la birlan. Otra parte negativa es que de puertas hacia afuera no tenemos cubierta la responsabilidad civil ni por supuesto el robo en la vía pública. Casi todas las opciones que hemos contrastado ofrecen una ampliación del seguro de hogar específico para el público ciclista que sí reúne las condiciones antes mencionadas. También debemos conocer si llegado el caso nos cubriría el total del valor o un porcentaje. En estos casos se hace indispensable informar al seguro de la existencia de la bici para contemplarla como objeto de valor especial.

¿Y qué pasa si viajo al extranjero? En el supuesto de que salgamos de la frontera nuestro seguro pierde su efectividad a no ser que la empresa especifique lo contrario (casi ninguna). Para estos casos es recomendable contratar un seguro aparte por el tiempo determinado que estemos fuera. Hay empresas específicas que brindan este servicio pero tiene un coste elevado. Algunos ejemplos para Europa son; World Nomads, Europ Assitance o Trailfinders. De todos modos aunque sea un poco tedioso siempre es importante informarse acerca de las condiciones concretas del país al que vamos a viajar.

¿Las bicis eléctricas necesitan un seguro especial? La respuesta es no. Para una aseguradora es una bicicleta como otra cualquiera y lo único que tienen en cuenta es el valor de la misma. Al ser bastante elevado nosotros sí que vemos útil un seguro en estos casos. Con la gran oferta actual de bicis con pedaleo asistido también han surgido empresas que promocionan “seguros para bicicletas eléctricas” pero esto se trata de una estrategia de marketing ya que las condiciones son idénticas.

¿Si pertenezco a un club me sirve con el seguro de la federación? Esta respuesta es algo más complicada ya que en gran medida depende de los detalles puntuales del seguro que tenga tu club o federación. Debemos tener muy en cuenta la letra pequeña en estos casos ya que suelen cubrirnos si la actividad la realizamos entorno al grupo pero conocemos casos de clara desprotección en ámbito particular. Por ejemplo es muy raro que este tipo de seguros cubra el robo de la bicicleta, suelen ofrecer responsabilidad civil y asistencia en viaje. Claro que si no solemos aparcar la bici en la calle el seguro de club o federación es buen complemento a nuestro seguro del hogar. 

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Euskadi te espera. Pero, ¿cuál, de entre sus diferentes caras, es tu favorita? No es ...

El DS 7 Crossback es el primer coche desarrollado desde cero por la marca premium fra...

El fin de semana del 3 y 4 de noviembre Málaga será la ciudad sede de los E-Bike DAY...

Si ya caíste en la tentación de las bicis eléctricas, seguro que te seduce el Outland...

¿Quieres una buena dosis de adrenalina? ¿Te atreves a darle un giro a tus salidas hab...